La cosecha de almendra aumentará un 43,2 % en Cataluña

 

 

 

 

 

 

La Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC) ha indicado que se prevé un incremento del 43,2% en la producción de almendra esta campaña, que se situaría en las 6.532 toneladas en grano frente las 4.563 del ejercicio anterior. Según la FCAC, este incremento se debe a la entrada en producción de las nuevas plantaciones de almendro en regadío, que en su mayoría comenzarán a alcanzar el máximo rendimiento a partir de la próxima campaña.

Por demarcaciones territoriales, en Lleida está previsto un aumento de la cosecha del 55,4% que representa pasar de las 2.763 a las 4.293 toneladas en grano. En las comarcas de Tarragona, el incremento se situaría en un 24,4% y la cosecha pasaría de las 1.800 toneladas en grano del año pasado a 2.239 este.

Las cooperativas agrarias catalanas han señalado que «a pesar del crecimiento global fruto del regadío y de las nuevas técnicas de cultivo, hay que tener en cuenta que en las zonas de secano se ha producido un ligero descenso de la producción provocado por la falta de precipitaciones durante el invierno y temperaturas anormalmente elevadas».

Roger Palau, responsable de frutos secos de la FCAC, ha comentado que «ya se notan los primeros efectos sobre la producción de las nuevas plantaciones de almendro en regadío, que están entrando progresivamente en producción. Especialmente a partir de 2020, la oferta podría aumentar sensiblemente y esto podría poner en peligro la continuidad de las explotaciones tradicionales de secano, que actualmente ocupan la mayor parte de la superficie y que son garantes del equilibrio territorial en zonas donde ningún otro cultivo es viable».

En este sentido, este año se ha producido un ligero abandono de superficie de secano en las comarcas de Tarragona, donde las hectáreas de producción se han reducido de 16.022 a 14.827 (un 7,5% menos). Por el contrario, en Lleida la superficie de cultivo ha aumentado un 3%, pasando de 16.724 a 17.223 hectáreas.

Contrariamente a las previsiones de la almendra, en algarroba está previsto un descenso del 29,7%, pasando de las 18.500 a las 13.000 toneladas de este año. Este descenso se produce a raíz de una climatología adversa, con altas temperaturas y sequía en verano seguidas de intensas lluvias en otoño, que perjudicaron la cosecha.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura