Valoración dispar del acuerdo sobre la PAC

El sector agrario español ha valorado de forma dispar el acuerdo alcanzado entre el Consejo y el Parlamento Europeo sobre la Política Agraria Común (PAC) 2023–2027, que ha sido ratificado por el Consejo de ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE).

Así, el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha destacado que este acuerdo «supone poder avanzar hacia una nueva política agraria más justa y sostenible desde el punto de vista social, económico y ambiental. Tiene en cuenta a la agricultura familiar y profesional y aboga por el necesario relevo generacional para asegurar una actividad agraria con futuro, que haga frente a los nuevos desafíos climáticos, al tiempo que asegura la rentabilidad de las explotaciones».

Por su parte, FEPEX ha valorado «positivamente» el resultado de la negociación de la PAC, abriéndose ahora un periodo determinante para el sector hortofrutícola, dada la amplia competencia concedida a los Estados Miembros, en el que debe trasladarse el acuerdo alcanzado a la legislación nacional. En este sentido, para los sectores de frutas y hortalizas y de flores y plantas vivas, son claves, «por un lado, el acceso de la generalidad de los productores a las ayudas directas, lo que les permitirá acceder a los eco-esquemas y, por otro lado, el contenido del Plan Estratégico Nacional, que incluirá las acciones que podrán desarrollarse en el marco de los programas operativos de las organizaciones de producciones».

Al respecto, cabe señalar que las ayudas a los programas operativos constituyen el principal apoyo de la PAC a las frutas y hortalizas, ya que este sector está excluido en España, en su mayoría, de los pagos directos. Por ello, FEPEX considera imprescindible que «haya un acuerdo entre el ministerio de Agricultura y las Comunidades Autónomas para que la generalidad de los productores de frutas y hortalizas accedan a las ayudas directas y a los eco–esquemas».

Cooperativas Agro–alimentarias de España valora el acuerdo alcanzado sobre la futura PAC, que asegura un marco estable hasta 2027. Esta entidad ha indicado que el acuerdo «es muy ambicioso» desde el punto de vista medioambiental y la clave estará en cómo se gestionarán las intervenciones para que el sector productor pueda afrontar el nuevo modelo de sostenibilidad medioambiental, siendo rentable y competitivo. En este sentido, el acuerdo cita expresamente la «necesidad de mejorar la posición de los agricultores en la cadena alimentaria, fomentando las formas de cooperación entre los agricultores», lo que invita a los Estados miembros a reforzar el cooperativismo agroalimentario.

EFOW y CECRV, las organizaciones representativas de las denominaciones de origen de vino a nivel europeo y a nivel nacional, también se muestran satisfechas con el compromiso político alcanzado por las instituciones europeas sobre la reforma de la PAC. Consideran que «se ha logrado reforzar el marco regulador de los vinos con D.O., en concreto, en lo que respecta a la ampliación y mejora del sistema de autorizaciones de plantación, las especificidades de las DD. OO. en el etiquetado de la declaración nutricional y de ingredientes, el refuerzo del concepto denominación de origen también desde el punto de vista de la sostenibilidad y la consolidación de las acciones de promoción y comunicación de las DD. OO. en terceros países».

En cambio, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) considera que la reforma de la PAC «no es justa ni social» y acelerará el «proceso de uberización del campo español y europeo». Para esta organización, el texto aprobado «no responde las verdaderas necesidades del modelo social y profesional agrario, mayoritario en Europa, al abandonar aún más los mecanismos de regulación de mercado». Ello, agravará el impacto de la volatilidad de los precios y la espiral alcista de los costes en las rentas de las pequeñas y medianas explotaciones. «El cierre de explotaciones es un hecho. Un 7% de macro–empresas agrarias acapara ya la mitad del valor productivo, según datos del ministerio de Agricultura del año 2020. Y esta nueva PAC acelerará el inquietante proceso de concentración de la producción. Nos jugamos dejar en manos de un puñado de multinacionales y fondos de inversión la soberanía alimentaria de Europa», ha apuntado el secretario general de COAG, Miguel Blanco.

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura