UP urge al Gobierno a corregir ‘la desorbitada fiscalidad’ de la fruta dulce

Unió de Pagesos (UP) urge a los Ministerios de Agricultura y de Hacienda a publicar una nueva corrección de errores de la Orden HAC/329/2020, de 6 de abril, por la que se reducen para el período impositivo de 2019 los índices de rendimiento neto aplicables en el método de estimación objetiva del IRPF para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por diversas circunstancias excepcionales. El sindicato agrario ha manifestado que si no se corrige con urgencia, en el caso de la fruta dulce “comportará, para las explotaciones que tributan por módulos, una carga fiscal injusta e ilegal en el IRPF, que será entre 4.000 y 6.000 euros más para una explotación que produce 500.000 kilos de melocotones y nectarinas.

UP ya había denunciado el pasado 9 de abril que la adecuación que hacía Hacienda solo suponía una reducción del 18,91% de los módulos del IRPF en fruta dulce, que pasaba del 0,37 al 0,30. Por lo tanto, “no recogía adecuadamente el hecho de que los agricultores de la fruta está inmersa en una grave crisis de precios desde el 2014, y muy especialmente, los productores de melocotón y nectarina, ya que de las últimas seis campañas solo pudieron cubrir costes de producción en la de 2016 y la del 2018”. Además, obviaba que en la campaña 2019 “la caída de ingresos sufrida por el sector fue del 66% en fruta de hueso y del 40% en pepita respecto al cálculo de los módulos tenidos en cuenta en la situación anterior a la crisis de precios desde el veto ruso”.

El sindicato ha subrayado que Hacienda tampoco recogía en la orden el incremento de costes laborales del 14,11%, el aumento del coste de la mano de obra del 13,59% a raíz del incremento del Salario Mínimo Interprofesional del 2018 al 2019, el incremento del coste de la Seguridad Social del 17,34%, y tampoco el aumento del coste de la energía, de más del 15%.

Unió de Pagesos consideraba que la orden que regula la fiscalidad de los agricultores que tributaban en módulos en la declaración del IRPF del 2019 “era una burla al sector de la fruta dulce, y recordaba que tanto los fuertes calores del verano pasado como la crisis de precios de los melocotones y nectarinas y de la manzana provocaron precios bajos en origen, así como una disminución de los frutos en el campo y en las centrales de confección.

Por todo ello, UP ha exigido a los dos ministerios “una rápida e inmediata actuación” para corregir este “tratamiento injusto del sector” en la Orden HAC/329/2020. Al mismo tiempo, considera necesario que se incrementen hasta el 10% los gastos de difícil justificación para los agricultores que tributan en la estimación directa agraria.

Publicidad

  
  
 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura