Unión de Uniones espera que la UE refuerce la vigilancia contra plagas en sus fronteras

Tras la sesión del 22 de marzo del Consejo de ministros de agricultura de la Unión Europea (UE), centrada en parte en la protección de cultivos, Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos considera que la UE «debe ser coherente con sus discursos y endurecer los mecanismos para evitar la entrada de plagas y enfermedades».

La presidencia portuguesa ha planteado durante esta sesión a los ministros, respecto a las medidas fitosanitarias, cómo puede mejorarse la preparación para proteger a la UE contra las plagas y crear sinergias en el marco del Pacto Verde y la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’.

Unión de Uniones difiere del criterio del ministro de Agricultura español, Luis Planas, respecto a la excelencia de la herramienta de la ley de Sanidad Vegetal y el Reglamento 2016/2031, y recuerda que la Unió de Llauradors «viene alertando de un incremento importante en los rechazos de importaciones de cítricos por presencia de plagas, en ocasiones prioritarias, por lo que el riesgo de entrada no hace más que aumentar». La organización agraria cree que este aumento de la presión de entrada supone «una grave amenaza para los sectores productivos europeos y las consecuencias de la entrada de enfermedades prioritarias sería devastadora».

En este sentido, Unión de Uniones considera que algo está fallando y exige unos mayores recursos para los puestos de inspección fronteriza, mecanismos disuasorios para que los importadores no intenten introducir partidas contaminadas, así como disposiciones estrictas en este sentido en los acuerdos de libre comercio. Para subrayar que la reducción de uso de fitosanitarios sin alternativas «impactaría en la competitividad y en la productividad».

Por lo que respecta a la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’, que cuenta entre sus objetivos la reducción del uso de fitosanitarios en un 50%, la organización agraria ha alertado que «si el ritmo actual de no renovación de sustancias activas permitidas en la UE se acelera por conseguir dicho objetivo, sin desarrollar alternativas lo suficientemente efectivas y de coste similar, la agricultura europea podría sufrir una importante pérdida de competitividad».

Por todo ello, Unión de Uniones insiste en que, para preservar la sanidad vegetal, y por tanto la productividad y el sector agrario europeo, se apoye el desarrollo de alternativas «realmente viables» para sustituir a los fitosanitarios. En este sentido, considera positivo la disposición del Consejo hacia una legislación específica relacionada con los agentes de control biológico que permita una normativa armonizada e impulse su desarrollo.

Publicidad

 
 

 
  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura