Unió de Pagesos apunta una reducción de cosecha y precios en la mayoría de sectores

El balance de este último año agrario ha estado marcado por los efectos de la pandemia causada por la Covid-19, con una campaña compleja, y las consecuencias que ha implicado para el campo el cierre de los mercados al aire libre y del canal HORECA durante el estado de alarma, según ha explicado Unió de Pagesos (UP) en rueda de prensa en Lleida.

Ante la complejidad que ha supuesto la gestión de la campaña por los condicionantes de la pandemia, UP hizo un llamamiento el 11 de julio a apoyar a los fruticultores, que además, han tenido que garantizar las mejores condiciones para evitar contagios. Así, pidió el consumo de fruta de Lleida como compromiso con el sector, tras alertar que el foco de la pandemia podría ser utilizado por los compradores para forzar precios a la baja.

Desde el inicio de la campaña, el sindicato agrario ha defendido la contratación socialmente responsable y de proximidad. En este sentido, el 84% de los contratos han sido de proximidad. Además, ha exigido a las administraciones un protocolo claro de funcionamiento y garantías sobre la movilidad para acceder a los campos y en los lugares de trabajo.

UP ha indicado que la campaña de fruta dulce ha estado marcada por un fuerte descenso de producción en melocotón y nectarina, por las granizadas del 3 de junio. Según datos del Departamento de Agricultura de la Generalitat de Catalunya, la producción caerá un 42% en melocotón y un 48% en nectarina, con lo que esta quedará muy por debajo de las previsiones iniciales. En manzana y pera, que ya se están terminando de cosechar porque la campaña ha ido avanzada respecto a la pasada, la caída de producción prevista es de un 16% y de un 7%, respectivamente. El impacto de la proliferación de enfermedades, especialmente el ‘agrietado’, causadas por una primavera lluviosa, puede aumentar aún más este descenso.

En cuanto a los precios, los indicadores apuntan una mejora respecto a pasadas campañas pero los costes de producción se han incrementado debido a la pandemia y el incremento del salario mínimo profesional, entre otras cuestiones. Sin embargo, el aumento de precio de este año no compensará la bajada de kilos entrados en la central, imposibilitando así la recuperación económica del campesinado después de siete años de crisis generalizada. Unió de Pagesos continúa defendiendo un Plan de reestructuración estatal del sector. En fruta de pepita hay que renovar plantaciones para mejorar la competitividad respecto a otras zonas productoras de Europa. También reclama una adecuación fiscal para evitar el abuso que ha sufrido el sector que tributa por el sistema de módulos en términos fiscales, ya que estima que un productor de 500 toneladas pagó entre 4.000 y 6.000 euros de más en la declaración de la renta 2019. Asimismo, pide unas ayudas directas a las explotaciones de manzana y pera más afectadas por las enfermedades, fruto de una primavera lluviosa.

Por lo que se refiere a la cosecha de aceituna, la previsión del sindicato es que se reduzca una media del 40% debido a las lluvias durante la floración en algunas zonas. Los precios del aceite de oliva virgen extra en Cataluña aumentaron ligeramente, un 3,9% las primeras semanas de septiembre respecto a las anteriores, pero bajaron un 3,8% respecto a la campaña anterior. Los precios del virgen en Cataluña, durante el mismo periodo, disminuyeron un 9,6% en relación al año anterior. En las cinco últimas campañas, se sitúan por debajo de los registrados para todas las categorías. El virgen extra ha experimentado de media una caída del 31% respecto a la campaña 2016, del 40% del aceite virgen y del 43% el llamativo.

Recuperación del censo oleícola
El sindicato agrario pide recuperar el censo oleícola catalán para analizar la realidad del sector, más inspecciones en los lineales de los establecimientos tras detectar que no todo el aceite que se etiqueta como virgen o virgen extra lo es, sobre todo en el caso de ofertas extraordinariamente bajas, para evitar el presunto fraude al consumo. También solicita la modificación de la ley de etiquetado del aceite de oliva para obligar a indicar el origen de todos (ahora sólo existe en el de calidad virgen y extra virgen).

Según un estudio del Ministerio, la gran distribución domina más del 80% del mercado del aceite de oliva. UP también insiste en pedir explicaciones por el hecho de que en un momento de grave crisis de precios, entre noviembre de 2019 y mayo de 2020 se financió la retirada de 196.000 toneladas de aceite español como mecanismo para regular los precios pero sin imponer tipo de restricción a la importación. Este hecho no tuvo ningún efecto en los precios y el Gobierno estatal autorizó la compra de 200.000 toneladas de aceite turco a precios altos durante el periodo de retirada.

En cuanto a la almendra, el precio en origen ha sufrido un descenso que ahora la sitúa en 3,20 €/kg grano. El sindicato sigue reclamando que los precios publicados por la Lonja de Reus sean más reales. Con este precio, las plantaciones tradicionales de secano no son viables y hay que articular salidas o líneas de apoyo específicas. Las dificultades de comercialización a raíz de la pandemia y la cosecha récord en Estados Unidos han provocado un descenso de más del 30% del precio pagado al agricultor desde enero de 2020, aunque se ha producido una ligera recuperación en las últimas semanas.

Finalmente, el sector vitivinícola sufrirá un descenso de la producción entre el 50% y el 60% como consecuencia del mildiu en toda Cataluña. Por otra parte, UP ha denunciado que, con la poca disponibilidad de cosecha, las bodegas compradores de uva y vino están pagando a poco más de 0,30 euros el kilo de uva, por debajo de costes de producción. La campaña también ha estado marcada por el freno comercial por la crisis generada por la Covid-19, la habilitación de medidas extraordinarias como el almacenamiento privado, destilación de crisis y la vendimia en verde.

Publicidad

  
  
 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 
 
 


 

 

Jornadas Fruticultura