Tomra Neon, una nueva solución que facilita la recolección mecánica de arándanos

La recolección mecánica de arándanos está planteando nuevos retos, y aunque las máquinas recolectoras son más rápidas y aseguran un menor coste que la recolección manual, durante el proceso recolectan residuos e infrutescencias que causan trastornos en las plantas de envasado. Las máquinas «también recolectan arándanos rojos y verdes indeseados que de forma innecesaria reducen el producto final de las líneas de clasificación».

En este contexto, la nueva Tomra Neon, lanzada al mercado en octubre de este año, permite procesar de forma automática los arándanos recolectados mecánicamente y correctamente para cada mercado. Así, los preclasifica antes de transferirlos a la clasificadora óptica KATO260 de Tomra. Esta «detecta racimos de frutas mediante el empleo de un modelo de inteligencia artificial, con gran precisión. Como es compacta y fácil de limpiar, es idónea para cualquier línea de procesamiento y envasado».

La recolección manual de arándanos es muy laboriosa y exige pasarse muchas horas en el campo, «un tipo de trabajo repetitivo y físicamente extenuante que las personas ya no quieren realizar». En consecuencia, cada vez es más difícil contratar temporeros y conservarlos, circunstancia que ha acelerado la adopción de la recolección automatizada.

Otra razón para cosechar mecánicamente «es asegurar una mayor celeridad del proceso. Las máquinas trabajan mucho más rápidas que las personas, si bien no pueden ver ni juzgar la condición de los arándanos en las plantas como lo hace el ojo humano».

Gracias a una estrecha colaboración con los agricultores y las plantas de envase de arándanos, Tomra Food «detectó la necesidad de ayudar a los clientes a dar el paso definitivo hacia una recolección mecánica que permite reducir la dependencia de mano de obra y asegurar un producto de la mayor calidad para el cliente final».

Resultados excelentes

Tomra Neon fue probada y validada durante dos años y medio en distintas condiciones de recolección mecánica tanto en Norteamérica como Nueva Zelanda. Estas pruebas culminaron con una pequeña producción anticipada y controlada de unidades. Se vendieron 10 equipos que han estado trabajando durante la temporada de 2023 en diversas instalaciones de clientes de la compañía. Empleando la información recabada de millones de kilos de arándanos recolectados mecánicamente en condiciones reales, «se ha podido optimizar el software, los algoritmos de IA y la configuración mecánica de la Tomra Neon».

La validación de estas pruebas ha demostrado que la nueva máquina «optimiza la eficiencia de la clasificadora óptica mediante la eliminación de más del 95 % de los racimos de frutas y más del 90 % de los arándanos rojos y verdes». Además, gracias a su exclusiva válvula de eyección, la Tomra Neon «tiene una capacidad de producción de hasta 500 arándanos por segundo. Aún eliminando hasta el 40% de la fruta que no cumple con los requisitos deseados, puede mantenerse a una velocidad de salida de hasta 280 arándanos por segundo y, de este modo, permitir que la KATO260 funcione a su máxima capacidad».

www.tomra.com

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

Jornadas Fruticultura