Cereza

La mosca de la cereza, Rhagoletis cerasi, es un díptero de la familia de los tefrítidos que ataca al cerezo y que tiene una generación al año. El daño de esta plaga está originado por la presencia de las larvas en el fruto, ya que la cereza afectada se acaba pudriendo debido a su alimentación, cayendo con facilidad al suelo en muchos casos. En los frutos afectados puede observarse igualmente una necrosis en la zona de la puesta del huevo y el orificio de salida de las larvas. El momento de incidencia de la plaga «es distinto según la zona de la península en la que nos encontremos y según la variedad del cerezo».

Biogard® recomienda el uso de Naturalis® para el control de la mosca de la cereza. Se trata de un insecticida-acaricida a base de las esporas del hongo entomopatógeno Beauveria bassiana cepa ATCC 74040, activo contra la mosca del cerezo, del olivo y de la fruta, y sobre diferentes plagas de los grupos de las moscas blancas, trips, ácaros y coleópteros.

Su formulación, en forma de dispersión oleosa (OD), está desarrollada para garantizar una larga conservación de las esporas y su correcta germinación en campo, haciendo de Naturalis® un producto eficaz para distintas especies de plagas tanto en cultivos hortícolas como leñosos, en invernadero o al aire libre.

Naturalis® posee dos modos de acción sobre las plagas:

–Efecto inhibitorio sobre la puesta de huevos (oviposición) de las hembras de la mosca de la cereza en frutos tratados: cuando se realiza la aplicación de Naturalis®, los frutos tratados son percibidos por las hembras de Rhagoletis cerasi como no receptivos para poner huevos y, como consecuencia, se reduce el desarrollo de la plaga en el cultivo.

–Efecto directo sobre los insectos o ácaros plaga mediante el desarrollo de las esporas de Beauveria bassiana cepa ATCC 74040 en su interior.

https://biogard.es/

Leer más

El nuevo software de calidad de cereza del Grupo Maf Roda para Cherryscan G7 busca facilitar el día a día de los operarios. Cuenta con una interfaz «mucho más simplificada, intuitiva y con nuevas funcionalidades que le ofrecen al operario una interacción con la máquina mucho más amigable sin mermar un ápice la precisión del sistema».

La compañía ha lanzado este software «teniendo muy presente el contexto de trabajo concreto de los productores de cerezas para así adaptarse completamente a su modelo de producción con campañas muy cortas y una alta rotación de la fuerza laboral». La nueva interfaz «democratiza aún más el manejo de los sistemas de calidad al simplificar en gran medida la forma en la que el operario interactúa con la máquina».

Según ha indicado Maf Roda una de sus grandes ventajas es la de poder realizar todos los ajustes desde una única pantalla. De esta forma, «visualizar todos los parámetros y funcionalidades de manera visual de un solo vistazo, ahorra tiempo al operario que rápidamente puede identificar el estado de la producción y los resultados que está obteniendo por cada uno de los defectos».

Además, otra de las nuevas funcionalidades es la posibilidad de un ajuste sencillo haciendo clic en un más o un menos para aumentar o disminuir la sensibilidad en la detección de cada uno de los defectos. Así, el software se adapta a los distintos niveles de conocimiento del operario.

Para dar aún más seguridad y autonomía al operario, en la misma única pantalla «el operario antes de aceptar los cambios de ajustes de parámetros puede ver las estimaciones del impacto que esos cambios tendrán sobre los resultados de la máquina». Esta previsualización del impacto «le permite jugar con diferentes opciones antes de implementarlas definitivamente en la producción, corrigiendo y precisando al máximo los ajustes a implementar».

Desde Maf Roda han señalado que «tenemos un sistema patentado que rota la cereza de manera transversal permitiéndonos poder analizar toda su superficie al 100%, incluida la zona apical. Si esto lo combinamos con el sistema de calidad y el nuevo software intuitivo y fácil de usar, disponemos de una solución muy potente en el mercado que creemos supone un salto cualitativo nunca antes visto».

www.maf-roda.com

Leer más

Investigadores del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX) han participado en una jornada informativa, en el Centro de Agricultura Ecológica y de Montaña en Plasencia, a la que han asistido más de un centenar de productores de cereza, técnicos de cooperativas y representantes de comunidades de regantes del norte de Cáceres. El objetivo era dar a conocer los resultados obtenidos, hasta la fecha, en el Proyecto REFEX, fruto de una colaboración con el Servicio de Regadíos de la Junta de Extremadura para la aplicación de buenas prácticas en zonas de regadío de esta comunidad autónoma.

Los investigadores han destacado la importancia del uso eficiente del agua y la digitalización para garantizar la sostenibilidad del cultivo de la cereza en el Valle del Jerte.

Según ha señalado la investigadora Elena Nieto, los ensayos se han realizado en parcelas de agricultores colaboradores de El Torno, Navaconcejo, Tornavacas, Casas del Castañar y Jerte. Asimismo, ha explicado que los trabajos se han centrado «en las necesidades hídricas del cerezo y la evolución de la humedad en el suelo para establecer programaciones de riego en función de las características de la parcela: cuánto y cómo regar; así como estrategias de riego cuando la disposición de agua para riego pueda ser limitada e irregular».

Otros condicionantes que se han tenido en cuenta son la variabilidad climática, la orografía del terreno, el cultivo en bancales, en su mayoría en explotaciones minifundistas. Este trabajo ha permitido, entre otras conclusiones, elaborar recomendaciones de riego en función de la altitud del cultivo, dirigidas a las comunidades de regantes de zonas de montaña.

 

Transformación digital

Por su parte, el investigador Carlos Campillo ha resaltado que la digitalización permite mejorar la eficiencia y reducir pérdidas en el suministro de agua, debido a que «es una herramienta para la obtención de datos de diagnóstico, conocer qué está pasando en el suelo y en la planta, y de datos predictivos, que ayudan a identificar cuáles puede ser las decisiones más idóneas en tiempo real». Como ejemplo, se ha referido a que la casuística en una misma parcela puede ser muy variada, variabilidad del suelo, distinta altitud o incluso diferencias en el estado hídrico de los árboles. El uso de herramientas digitales permite detectar esa variabilidad y hacer un manejo específico para cada zona. También puede facilitar una programación más eficiente para redistribuir el agua de riego en la parcela ante una situación de sequía. Para este investigador el uso de nuevas tecnologías «es un recurso que puede adaptarse cada productor pues existen diferentes sistemas de obtención de datos, de fácil uso y otros más complejos».

 

Ciclo de vida del cerezo

En esta jornada también se han avanzado los datos obtenidos sobre el análisis del ciclo de vida del cerezo en el Valle del Jerte en un estudio novedoso realizado por el investigador Fernando Blanco Cipollone. El trabajo realiza un análisis del sistema productivo de la cereza en la región, calculando los impactos ambientales que genera (huella de carbono o la huella hídrica, pero también otros como el potencial de acidificación de las tierras, el impacto sobre organismos acuáticos y terrestres o el uso de la tierra) y proponiendo actuaciones para reducirlos.

El objetivo planteado fue el cálculo de las emisiones que supone producir 1 kg de cereza hasta su depósito en almacén de distribución. El estudio incluye datos del consumo de agua desde su toma de origen, las infraestructuras del sistema de riego (tuberías, depósitos de agua…, etc.), los insumos (fertilizantes y pesticidas desde su compra en almacén), la producción obtenida de cerezas hasta su llegada a la cooperativa, los tratamientos de poda o la aplicación de insumos.

Para la obtención de datos, se han evaluado los sistemas productivos de más de 111 productores distribuidos en 11 municipios del Valle del Jerte logrando una elevada representatividad del cálculo. Además, se han analizado las recomendaciones de los técnicos de la zona, los valores proporcionados por el Ministerio o las fichas técnicas de los productos.

El análisis realizado por Blanco Cipollone «supone un punto de partida en la mejora de las condiciones de cultivo de esta fruta y enlaza con las propuestas ambientales planteadas por la nueva PAC 23–27, el Pacto Verde Europeo o la Agenda 2030».

Por otra parte, la responsable del área de Cultivos Hortícolas y Leñosos de CICYTEX, Henar Prieto, ha apuntado que el proyecto REFEX incluye siete actuaciones, entre las cuales, regadíos en zonas de montaña del Norte de Cáceres, regadíos en las Vegas del Guadiana, apoyo y asesoramiento en las futuras zonas regables de Monterrubio y Tierra de Barros, la puesta en marcha de una herramienta para calcular el ciclo de vida de explotaciones de regadío o la elaboración de un informe de actuaciones en situaciones extraordinarias de sequía.
http://cicytex.juntaex.es/es/

Leer más

Unión de Uniones ha rechazado las propuestas que planteará Agroseguro S.A. para el seguro de cereza este jueves 26 de octubre en el Grupo de Normativa porque, de salir adelante, «expulsará de la línea a los profesionales y a los agricultores que más lo necesitan».

Este día se reúne el Grupo de Normativa de la Comisión General de ENESA que debatirá la propuesta de Agroseguro para el seguro de cereza del Plan 2024.

Las medidas propuestas «pasan por eliminar el riego de helada en el módulo P, que solo se garantizaría junto el mal cuajado en los módulos 1 y 2, y restringir la posibilidad de contratar el riesgo de lluvia sólo por explotación, en lugar de por parcela como hasta ahora». Además, «se recortarían las opciones de contratación a los asegurados que tengan un historial de malos resultados, tanto en lluvia como en helada y resto de adversidades». A los primeros se les aplicaría un límite máximo de daños en parcela del 50% o 60%, con una franquicia del 30%; mientras que a los segundos se limitaría la contratación al garantizado del 50% o directamente no se les permitiría contratar el riesgo de helada y resto de adversidades climáticas.

Estas propuestas, que «afectarían a más de un tercio de los actuales suscriptores del seguro de cereza, representarían que en caso de siniestro grave no cobrarían ninguna indemnización y si el daño llegara al 100% no se les compensaría más de un 20%». Por este motivo desde Unión de Uniones avisan que «en esas condiciones, y con un seguro que, además, es caro, no va a asegurar nadie y será otra línea que se van a cargar justo cuando el cambio climático provoca cada vez más siniestros en nuestras explotaciones».

 

Caída importante de asegurados

La organización agraria ha indicado que el seguro de la cereza llegó a contar a mediados de los años 90 con una bolsa de entre 6.000 y 7.000 suscriptores y en la actualidad apenas sobrepasan los 1.000 que no llegan ni a cubrir la cuarta parte de la superficie plantada de cerezos en España. Buena parte de la caída en la contratación «se ha producido en Cáceres, donde se contratan unas 300 pólizas, muchas de las cuales saldrán del seguro de adoptarse las propuestas que plantea Agroseguro».

Unión de Uniones ya expresó su rechazo a estas medidas en el Grupo de Trabajo de ENESA del pasado 18 de octubre. «Agroseguro S.A. quiere expulsar del seguro agrario a quienes más lo necesitan y los principales perjudicados de estas medias son los profesionales del campo que viven fundamentalmente del trabajo en su explotación», han criticado desde la organización.

Lo preocupante es que esta tendencia «se produce también en otras líneas, lo que está despojando al seguro agrario del papel protector de las rentas agrarias con el que nació». La situación quedó confirmada –según Unión de Uniones– en el Congreso internacional de ENESA celebrado en Jerez a principios de este mes, donde se plasmó que los planes del actual ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, pasan «por dejar al margen del seguro agrario episodios extraordinarios vinculados al cambio climático, que deberían ser cubiertos por otros mecanismos de gestión de riesgos, aunque sin dejar claro cuales habrían de ser».

«Nos quieren llevar un sistema de seguros agrarios encanijado, que requiera poco dinero de las administraciones y sea un negocio para Agroseguro S.A. y el pool de aseguradora», ha apuntado Unión de Uniones, que, como reacción, a esta situación ha elaborado un documento de propuestas para rescatar el seguro agrario para los agricultores y ganaderos, y en el que «propone, entre otras cuestiones, que se incrementen las subvenciones a la contratación y que haya por parte de ENESA una labor real de fiscalización sobre la gestión de Agroseguro».

Leer más

El Grupo Maf Roda, centrado en la tecnología postcosecha para la fruta y la verdura, ha anunciado que estará presente un año más en Fruit Attraction presentando sus últimas novedades en el stand 10D21 del pabellón 10. Las novedades que presentará se centran en dos grandes líneas de desarrollo por las que lleva años apostando: los sistemas de calidad y los robots de encajado automático. Sus sistemas de análisis de calidad son conocidos «por su precisión y eficiencia». En los últimos años Maf Roda ha estado trabajando en hacer la tarea lo más sencilla posible a los usuarios de sus instalaciones, y con la última generación de sus softwares de calidad ha ido un paso más allá en este propósito.

La compañía ha indicado que el nuevo y revolucionario sistema de análisis de calidad externo de última generación para cítricos se puede ajustar con solo un clic. De esta forma, el cliente se olvidará «de tener que trabajar con cientos de parámetros para ajustar la línea, con tan solo dos podrá manejar su línea con la mayor precisión. Esto facilita su manejo y le permite al cliente una mayor autonomía manteniendo la eficiencia de detección del Globalscan 7».

Además, este software que ahora se lanza para cítricos es totalmente compatible con la campana del Globalscan 7, por lo que solo se deberá adquirir el software sin necesidad de cambiar las cámaras o la campana.

La otra gran novedad que la empresa presentará en Fruit Attraction 2023 es el Line Pack Citrus, una nueva máquina de encajado de cítricos capaz de orientar la fruta para carearla según las necesidades del cliente. Con este nuevo robot de confección «se automatiza totalmente el proceso de encajado ya que no solo dibuja un mosaico personalizado con naranjas o mandarinas como ya hacía su robot SpeedPacker V8, sino que además orienta el pedúnculo sustituyendo así por completo a las tradicionales mesas de confección».

Con el lanzamiento de estos dos nuevos productos para cítricos, Maf Roda «completa una solución global totalmente automatizada que ya cuenta con volcadores automáticos, sistemas de tratamiento, trazabilidad o gestión de trasiego de mercancías con AGVs». Las líneas automatizadas de la compañía «se pueden gestionar prácticamente de forma autónoma».

Nuevos sistemas de arándano y cereza que aprenderás a manejar en pocas horas

Siguiendo el objetivo de hacer el trabajo lo más fácil posible para los clientes, «la interfaz del sistema de calidad tanto de arándano como de cereza se ha simplificado para hacerla más intuitiva y fácil de manejar». El nuevo formato mucho más visual «permite un ajuste de los niveles de calidad y del nivel de detección de una forma mucho más directa y rápida».

En frutos donde las campañas están concentradas en el tiempo, la rotación de los equipos de trabajadores es muy alta. Conscientes de esta dificultad a la que se enfrenta el cliente, los nuevos softwares de Maf Roda «permiten formar a los operarios en pocas horas. De esta forma, éste estará capacitado para operar la línea de manera autónoma y sin dificultad».

www.maf-roda.com

Leer más

Para descargar la Revista de Fruticultura, pulsa el enlace.

Suscríbete a nuestra newsletter, recibirás un aviso cuando estén disponibles los siguientes números.

Leer más

Entrevista a José Antonio Tierno, presidente de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte

‘El temporal ha destrozado el 80% de la cereza de Cáceres, es un desastre’

José Antonio Tierno preside desde marzo de este año el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, en el norte de Cáceres. Las lluvias de finales de mayo han trastocado las buenas previsiones de cosecha.

 

¿Qué previsión de cosecha tiene la denominación de origen este año?

Pues este año estimábamos una cosecha de 5.000 toneladas de picotas y entre 400 y 500 de ‘Navalinda’, la variedad con rabo amparada también en la denominación. Pero la situación ha cambiado. A fecha de hoy (1 de junio), hemos recolectado el 90% de ‘Navalinda’, el 10% de las picotas están rajadas y tenemos que ver cómo evoluciona la ‘Ambrunés’. El temporal ha destrozado el 80% de la cereza de Cáceres, ha echado a perder entre 18 y 20 millones de kilos con unas pérdidas aproximadas de 70 millones de euros.

¿Cuántas empresas están dentro de la denominación de origen y qué porcentaje de la producción de la zona representan?

La denominación de origen acoge cuatro variedades picotas ‘Pico Limón Negro’, ‘Ambrunés’, ‘Pico Negro’ y ‘Pico Colorado’ y una con pedúnculo, la ‘Navalinda’, más o menos un 35% de la cereza de la zona. Hay otras variedades que no están amparadas. Empresas somos seis.

No riegan.

No, es secano. Aquí en el valle hay una pluviometría bastante alta. Estamos hablando de entre 800 y 1.200 mililitros anuales. Y claro, es que este año llevamos un déficit del 40%. Toda la lluvia es de diciembre y primeros de enero, la primavera ha sido excesivamente seca, como yo no recuerdo, y creo que muy poca gente puede recordar aquí.

¿Qué calibres están saliendo ahora?

En las cerezas que se están recolectando, la ‘Navalinda’, se nota que es más bajo de lo habitual. Nuestras variedades no se diferencian por el calibre con respecto a otras zonas. En secano, siempre tenemos variedades de menor calibre y con más grados Brix, pero este año se nota.

¿Cómo se pueden distinguir las picotas?

Esa es la gran pregunta. Hay gente que cree que una cereza sin rabo y oscura es picota y no todas lo son. Se sabe que la picota normalmente desprende de forma natural el rabo. Cuando la vas a recolectar, una gran mayoría se quedan sin pedúnculo. Esperamos a que estén maduras para que desprendan el rabo al recogerlas. En la picota la incisión del pedúnculo queda sellada, queda blanquecina, mientras que en las variedades que se recolectan sin rabo, para de alguna manera emular la picota, sí que se nota una cierta hendidura. Las nuestras tienen una vida útil más larga. Para distinguirlas, está claro que lo más fácil es buscar el sello de la denominación de origen.

¿Han detectado fraude?

Hay empresas que intentan de alguna manera buscar nombres y similitudes con el Jerte, por lo que lo más claro es buscar la etiqueta. Lo que sí detectamos es la confusión que tiene el consumidor. Nosotros luchamos para que la picota vaya etiquetada como picota, del Jerte o no, que desprende el rabo de forma natural, y luego si se comercializa otra cereza sin rabo que se precise la variedad.

¿Qué precios han alcanzado las primeras partidas?

Los precios respecto al año pasado son similares. Este año hay menor calibre, con lo cual la rentabilidad de las explotaciones va a ser incluso menor que la del año pasado porque, además, los costes han seguido subiendo. Seguimos partiendo de unos costes de producción muy altos.

¿Dónde venden sus picotas?

Básicamente, en España, Unión Europea y el Reino Unido.

¿Han exportado a Asia?

A Asia no hemos ido todavía. Siempre es interesante el mercado asiático, pero también es verdad que nosotros producimos la misma temporada que ellos. No tenemos nada que ver con los chilenos, que trabajan en contra estación. Los chinos producen muchísima cereza.

No hay protocolo de exportación de cereza entre España y China.

Nos preocupa la falta de protocolo. Llevamos intentándolo desde la mesa de la cereza a nivel nacional. Es un trámite lento. Se ha aprobado el del caqui y la almendra y el siguiente será el de la cereza. Antes de 2025 no estará abierto.

¿Qué retos tiene el sector?

Coincide con los que tiene en general el sector primario. Aumento de costes y relevo generacional de las explotaciones. Estamos hablando de frutales de explotaciones de minifundio en las que la rentabilidad es complicada. Tenemos también el problema del cambio climático. Los cerezos florecieron, diez días después del año pasado y la cosecha la llevamos con diez días de antelación. Y seguimos teniendo el reto de la competencia con productos de países terceros que no están sometidos a la fuerte regulación de la Unión Europea. 

Rosa Matas.

Publicado en Revista de Fruticultura nº93

Leer más

 

 

 

 

 

 

 

La recién constituida Asociación para la Promoción de la Cereza de Milagro ha presentado la nueva marca colectivaCereza de Milagro’ que es susceptible de pertenecer a partir del año próximo a Reyno Gourmet, marca que protege los productos agroalimentarios de calidad diferenciada de Navarra. Durante su intervención, el presidente de la asociación, Íñigo Lorente, ha subrayado la vinculación existente entre este producto y su zona productora. «Se adscribe a 11 municipios de gran tradición en su cultivo y de condiciones agroclimáticas similares e idóneas para su producción. Todos los municipios están ubicados en las vegas del Río Ebro y sus afluentes lo que le confiere unas características que hacen tan especial y valorada a la ‘Cereza de Milagro’», ha indicado Lorente.

Por su parte, la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Itziar Gómez, ha destacado la importancia de este paso para este producto tradicional. Así, ha señalado que «la presentación de la marca colectiva es un hito para este producto con total vinculación con Navarra y su futura incorporación a Reyno Gourmet supondrá un reconocimiento estratégico para la ‘Cereza de Milagro’, que se convertirá en figura de calidad». Además, la consejera ha insistido en la importancia de consumir producto local, por lo que anima a los consumidores a que «compren ‘Cereza de Milagro’, porque así apoyan al producto local y de temporada de Navarra por todo lo que supone, pervivencia de nuestras zonas rurales, vertebración del territorio y apoyo a la economía local».

Por último, Natalia Bellostas, directora gerente de la sociedad pública INTIA, ha explicado que «además de adquirir un papel tractor en la creación de esta asociación, nuestra entidad se ha encargado de la tramitación para el registro de la marca ‘Cereza de Milagro’. Estamos estableciendo contactos con personas productoras de los otros diez municipios para que puedan hacer uso de la marca bajo un mismo procedimiento de control y certificación».

 

La Marca Colectiva ‘Cereza de Milagro’

Su proceso de creación comenzó en el año 2020 cuando el INTIA realizó diversos estudios sobre producciones singulares de Navarra y fue en 2021, con la colaboración del Ayuntamiento de Milagro, cuando se realizaron reuniones con las personas interesadas de esta localidad y el Departamento de Desarrollo Rural e INTIA. En ellas se gestaron, en primer lugar, la constitución de a la Asociación titular de la marca, y después se consensuo un reglamento de uso que establecía los requisitos a cumplir por el producto amparado. 

El ámbito de producción de la ‘Cereza de Milagro’, tal y como establece su reglamento, abarca once municipios: Milagro, Cárcar, Andosilla, San Adrián, Azagra, Funes, Cadreita, Valtierra, Castejón, Corella y Fitero. La cereza puede provenir de las todas las variedades cultivadas en regadío en la zona descrita para su consumo en fresco, debe ser recolectada con cuidado, de manera manual para proteger el producto y en el punto óptimo de madurez.

La ‘Cereza de Milagro’ ya está oficialmente inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas desde mayo de este año y ahora se encuentra en el proceso de implementación y difusión. Para ello es necesario conseguir el mayor número de personas productoras asociadas para su comercialización bajo este distintivo. El potencial de la marca podría alcanzar a una superficie de unas 200 hectáreas, que podrían obtener 1 millón de kilogramos de estas cerezas. 

Leer más

La Picota del Jerte con Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) es un producto «por el que hay que apostar y debe ser valorado y cuidado». Esta es la principal conclusión de las XII Jornadas Técnicas organizadas por el Consejo Regulador de la D.O.P. Cereza del Jerte, que se han celebrado el 1 de marzo en Cáceres. La presidenta de esta D.O.P., Clara Prieto, ha destacado que este evento se ha cerrado de manera «muy satisfactoria», tanto por el debate entre los expertos como por la afluencia de público, que ha superado las 170 personas.

Entre los principales puntos debatidos se encuentran los retos a los que el sector tiene que hacer frente. Uno de ellos es «conseguir que el consumidor final sepa que la Picota no está disponible toda la temporada, sino que solo crece durante un tiempo determinado». Además, se desarrolla en el terreno acotado por la demarcación geográfica, «por lo que la producción es limitada y no se puede ampliar». Estos factores, según Prieto, «aportan un valor añadido al producto, que cuenta con una calidad superior y un sabor distinto».

Otro de los principales retos a los que se enfrenta la D.O.P Cereza del Jerte es el relevo generacional, que «no está garantizado». Para hacerle frente, tal y como ha concluido la presidenta, «hace falta que los jóvenes se den cuenta de que la Cereza del Jerte es un producto del que se puede vivir, pero para ello hace falta trabajarlo y cuidarlo a largo plazo».

Como conclusión de las XII Jornadas Técnicas se extrae que las Picotas del Jerte son un producto «especial y limitado». Por este motivo, la D.O.P. centra sus esfuerzos en que este valor añadido sea conocido por el consumidor final. https://cerezadeljerte.org/

Leer más

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Cereza del Jerte ha comenzado a certificar las primeras cerezas de la variedad ‘Navalinda’, la única que tiene pedúnculo certificada en el Valle del Jerte.

La presidenta del Consejo Regulador, Clara Prieto, ha manifestado que «esta campaña tiene muy buena calidad debido a que las lluvias caídas en la zona no han afectado a la cereza y por el contrario, ha hecho que aumente su calibre». Y ha subrayado que este año se prevé que «se certificarán de 300.000 a 350.000 kilos de ‘Navalinda’».

En relación a la situación generada por la pandemia del Covid-19 en el campo, la responsable de la D.O. ha indicado que, «la recogida de cereza está muy controlada y vigilada, con protocolos de seguridad que se siguen de manera exhausta y se aplican a todos los temporeros que llegan a la zona».

Cabe recordar que el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, «lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc».

Existen muchos tipos diferentes de cereza, la variedad principal en la zona del Jerte es la cereza sin rabito llamada picota que llegan a partir de la primera quincena de junio y que, «con la máxima calidad garantizada por la contraetiqueta que siempre les acompaña, estarán en los mercados hasta la primera semana de agosto». www.cerezadeljerte.org

Leer más

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

Jornadas Fruticultura