Sistema anti-heladas de SAT Garden

El sistema SIS (Sumidero Invertido Selectivo) anti-heladas, de SAT Garden, es especialmente útil para agricultores que buscan proteger sus cultivos de manera eficiente y sostenible. Su enfoque proactivo y adaptativo no solo reduce los daños causados por las heladas, sino que también minimiza el uso de recursos, contribuyendo a una agricultura más sostenible.

Las heladas de radiación ocurren durante noches claras y despejadas, con gran pérdida de energía del suelo. Se desarrolla entonces una inversión térmica con el aire más frío y denso en las capas más bajas. Teniendo en cuenta este principio físico, «una de las soluciones es retirar ese aire estratificado de las capas más bajas, donde es letal para los cultivos».

El sistema SIS «está basado en el concepto de extracción selectiva de un fluido estratificado, como lo es la atmósfera en condiciones de helada». Los equipos SIS «drenan forzadamente el aire más frío, impulsándolo hacia arriba en forma de chorro vía fuerza mecánica, hasta una altura mayor a 80m, fuera de la zona de riesgo del cultivo. Allí se mezcla con capas más calientes y encuentra su punto de equilibrio».

Según ha explicado la compañía, se trata de «un concepto muy sencillo, pero requiere de un estudio científico para detectar el sitio exacto donde instalar el sistema y cuantos aparatos se necesitan». A diferencia de otros sistemas que mueven aire, como por ejemplo las wind machine, «el SIS requiere de mucha menos energía». Hay miles de SIS operando en todo el mundo desde hace más de 30 años. En Europa, incluyendo España, «los hay protegiendo viñedos, aguacates, almendras, melocotones y muchos más cultivos».

Eficiencia y Sostenibilidad

Uno de los aspectos más atractivos del SIS anti helada «es su eficiencia, lo que minimiza el desperdicio de recursos». Esto no solo es beneficioso desde una perspectiva económica, sino que «también alinea el sistema con los objetivos de sostenibilidad».

Reducción del Impacto Ambiental

La agricultura ha estado históricamente vinculada con un gran uso de recursos y la liberación de gases de efecto invernadero. Un sistema como el SIS anti-heladas, que minimiza el uso de agua y energía, «puede jugar un papel vital en la reducción del impacto ambiental de las prácticas agrícolas. Su operación es muy silenciosa, sin impacto sonoro».

Integración con otras tecnologías

El SIS anti-heladas también tiene el potencial de integrarse con otras tecnologías agrícolas inteligentes, como sistemas de riego por aspersión, e incluso hay muchos casos de compatibilidad con torres de viento. Tal sinergia «podría crear un ecosistema agrícola verdaderamente inteligente y sostenible». En el terreno apropiado, con un estudio científico previo, es sin duda «el sistema anti-heladas más económico, eficiente, silencioso y seguro».

https://satgarden.com/

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

Jornadas Fruticultura