Se amplían hasta los 70 millones las ayudas a los productores europeos de fruta afectados por el veto ruso

Las nuevas medidas han sido diseñadas específicamente para los cultivos permanentes

 

Desde el 1 de julio, y hasta finales de junio de 2018, se han ampliado las medidas excepcionales vigentes para ayudar a los productores de fruta perecedera afectados por la prohibición de importar este producto a Rusia impuesta por las autoridades de este país. Estas medidas fueron introducidas por primera vez por la Comisión Europea a raíz del veto ruso de agosto de 2014.

Así, se amplían hasta los 70 millones de euros las ayudas destinadas a los productores europeos de fruta, unas ayudas que constituyen una red de seguridad para aquellos productores que, a raíz de la prohibición rusa, no consiguen encontrar ningún mercado para sus productos. Estas ayudas compensan a los agricultores europeos que, por ejemplo, eligen distribuir sus productos excedentarios a organizaciones benéficas, escuelas, etc. o los destinan a otros fines, como el compostaje, el pienso o el procesamiento.

«La Comisión ha hecho todo lo posible para ayudar a los productores europeos afectados por la prohibición rusa. Esta prórroga de las ayudas es una muestra de que siempre apoyaremos a nuestros agricultores. Estas medidas de apoyo, sin embargo, deben ir acompañadas de una modernización y simplificación de la PAC que beneficie a los agricultores y la sociedad europea en general», ha declarado el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan.

 

Reorientación a mercados alternativos
La prórroga de las ayudas se suma al conjunto de medidas excepcionales de apoyo al mercado agrícola relacionadas con la prohibición rusa. La mayoría de la producción afectada por la prohibición rusa ha sido reorientada hacia mercados alternativos y se han estabilizado los precios de mercado. Aun así, como que los cultivos permanentes (árboles frutales) son menos capaces de adaptarse a situaciones inestables, las nuevas medidas han sido diseñadas específicamente para este sector.

Gracias a estas medidas excepcionales los agricultores reciben un 100% de financiación europea para distribuir gratuitamente sus productos a organizaciones caritativas evitando así el desperdicio de alimentos. En este sentido, vale la pena recordar que la fruta que se retira del mercado sin ser consumida y, por ejemplo, se utiliza para hacer compost, que se cosecha antes de ser madura o que directamente no se cosecha recibe unas ayudas inferiores.

También se incluyen ayudas para un máximo de 165.835 de toneladas de fruta de cuatro tipos de árboles: manzanas y peras, ciruelas, cítricos, y melocotones y nectarinas. Los beneficiarios de estas medidas son agricultores de doce Estados miembros. Además, también se ha previsto retirar del mercado varios volúmenes de producción para garantizar que la ayuda financiera llegue a los productores que más lo necesitan.

Además de poder acogerse a la prórroga de estas medidas excepcionales, los productores de frutas y hortalizas se siguen beneficiando de otras medidas de la política agrícola común, como los pagos directos, la financiación del desarrollo rural o las ayudas destinadas a las organizaciones de productores; todo ello asciende a unos 700 millones de euros al año.
ec.europa.eu/agriculture

 

 

Cantidades máximas de fruta por estado miembro

(toneladas)

Manzanas y peras

Ciruelas

Naranjas,

clementinas,

mandarinas,

limones

Melocotones,

nectarinas

Bélgica

21.845

 

 

 

Alemania

1.615

 

 

 

Grecia

680

4.165

2.040

5.355

España

1.955

1.275

14.110

9.775

Francia

3.060

 

 

 

Croacia

510

 

850

 

Italia

4.505

3.910

850

2.380

Chipre

 

 

3.060

 

Países Bajos

5.865

 

 

 

Austria

510

 

 

 

Polonia

75.565

425

 

510

Portugal

935

 

 

 

 

Publicidad

 
  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura