Prueba piloto para cultivar kiwi en Cataluña

La consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Catalunya, Teresa Jordà, ha anunciado que, para diversificar los cultivos de las Tierras del Ebro, se pondrá en marcha una prueba piloto de plantación de kiwi que permitirá continuar la diversificación de cultivos iniciada en la zona. Esta una de las propuestas del plan de diversificación de cultivos que promueve el Departamento de Agricultura para hacer frente al virus de la sharka, que ha originado daños muy graves a los frutales de hueso.

Esta prueba piloto permitirá identificar una serie de parcelas con diferentes tipologías de suelos y características climáticas diversas situadas en la Ribera de Ebro. Estos campos experimentales deberán servir para valorar si realmente es viable el cultivo del kiwi en la comarca, con qué variedades y qué problemas se observan. La Consellera ha comentado que será un banco de pruebas abierto a la visita y consulta de los agricultores que estén interesados. Según algunos expertos, la climatología y el tipo de suelo serían muy favorables, pero se quiere realizar una fase de prueba antes de poder generalizar el cultivo.

Un estudio de análisis de mercado de alternativas productivas para la diversificación de cultivos del sector de la fruta dulce en la Ribera de Ebro concluye que cereza, kiwi y almendra serían tres de los cultivos con más posibilidades de éxito comercial. El Departamento de Agricultura se encarga de apoyar la implantación y dar asesoramiento del cultivo, teniendo en cuenta que el kiwi es un mercado de alto crecimiento durante los últimos años y Cataluña es una gran consumidora.

Cabe señalar que entre el 2018 y el 2020 se han plantado 90 hectáreas con nuevos cultivos alternativos al melocotonero y el nectarino, desde el olivo hasta la alcachofa.
 

Combatir el virus de la sharka
El Departamento de Agricultura ha dedicado muchos esfuerzos en la prevención y lucha contra el virus de la sharka, a pesar de que la erradicación no ha sido posible en la Ribera de Ebro, porque se propaga con mucha facilidad. La conselleria ha indemnizado a los agricultores por la destrucción obligatoria de plantaciones con un importe total de 7,6 millones de euros.

Además de estas, desde el año 2018 otorga ayudas por valor de 135.000 euros a la diversificación de cultivos en las parcelas donde se ha obligado a arrancar y destruir plantaciones de melocotoneros y nectarinos afectados por sharka.

Teresa Jordà ha manifestado que «el virus de la sharka, no lo combatiremos arrancando y compensando, lo combatiremos diversificando cultivos y cambiando el melocotón, la nectarina o el resto de la fruta de hueso por cultivos resilientes, que no se vean afectados por el virus».

El Plan de diversificación de cultivos se enmarca en los 10 proyectos transformadores que tiene en marcha el Departamento de Agricultura incluidos en el Plan de reactivación económica y protección social en el ámbito de la Comisión para la Elaboración del Plan para la reactivación Económica y Protección Social como consecuencia de la crisis de la Covid–19.

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 
 
 


 

 

Jornadas Fruticultura