Poma de Girona inicia la cosecha con más calidad que cantidad

Los productores de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Poma de Girona han iniciado la cosecha este agosto, que durará hasta octubre, en una temporada marcada por los temporales, pero con una fruta de mejor calidad.

La cosecha de manzana de esta temporada se prevé un 14% inferior a la del año pasado en la provincia de Girona, cosechando un total de 74.760 toneladas, debido al temporal Gloria y a las inundaciones en los campos de manzanos. Un invierno y una primavera más lluviosa que la media, con dos inundaciones, una de ellas en pleno ciclo vegetativo, ha afectado la floración resultando una producción menor y ha aumentado el riesgo de enfermedades como el moteado. Joan Bonany, director del IRTA–Mas Badia, ha explicado que «a pesar de esta presión alta por las enfermedades, desde las centrales se ha intervenido adecuadamente y se podrá ofrecer una manzana sana y de alta calidad. Las condiciones suaves durante la primavera y la primera parte de verano han ayudado a lograr unos buenos calibres y una coloración de las variedades bicolores mejores que en años anteriores». Lo ha hecho en el acto simbólico de la cosecha de la primera manzana que tuvo lugar el pasado 11 de agosto en el IRTA–Mas Badia, en Canet de la Tallada (Baix Empordà/Girona), y que contó con las intervenciones de Llorenç Frigola, presidente de Poma de Girona; Joan Bonany, director del IRTA–Mas Badia; y Elisabet Sánchez, directora de los Servicios Territoriales de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) en Girona; además de las de Sergi Güell y Ariadna Trias, presidente y corredora del Massi–Tactic UCI Women's Team, único equipo femenino catalán en la máxima categoría internacional, para vincular «manzana, salud y deporte».

La disminución de la producción se produce en todas las variedades, pero es más acusada en ‘Granny Smith’ (26%), ‘Cripps Pink’ (20%) y las rojas (19%). En cambio, la disminución es más moderada en ‘Golden’ (10%) y ‘Gala’ (5%), según los datos recogidos por la Asociación Empresarial de Fruta de Cataluña (Afrucat). Los datos muestran una vez más que la reestructuración varietal sigue su curso, con una proporción cada vez más importante de la variedad Gala, que va camino de ser la variedad más cultivada. También se destaca la creciente importancia de las variedades ‘Granny Smith’ y ‘Fuji’ ante las rojas.

Elisabet Sánchez, directora de los Servicios Territoriales de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) en Girona, ha apuntado que en el ámbito catalán la cosecha se prevé un 16% inferior. «La superficie del cultivo de la manzana es estable, con 1.800 hectáreas. Girona cuenta con un tercio de la producción de Cataluña, no es una cantidad menor y lo tenemos que reivindicar».

 

«Girona trabaja todo el año casi con el mismo equipo y la mayoría de los temporeros son de la provincia»

 

Menos temporeros
El descenso de producción también conllevará que haya menos temporeros. A partir de este agosto llegan, de manera escalonada, cerca de 1.000 temporeros para iniciar la cosecha de la manzana, que se alargará hasta finales de octubre. Se trata de una cantidad menor respecto a años anteriores, ya que como máximo había 2.500. Poma de Girona, formada por las empresas Girona Fruits, Giropoma Costa Brava y Fructícola Empordà, ha remarcado que «nosotros somos 80 familias productoras y tenemos el mismo equipo de trabajadores casi todo el año». Los temporeros que incorporan –originarios de países subsaharianos como Senegal y Gambia, Rumanía y Colombia, principalmente– «la mayoría ya son de la provincia de Girona». Llorenç Frigola, el presidente, admite que «los trabajadores pasan, en sus puestos de trabajo, todas las medidas de control para la prevención de la COVID–19».

En Poma de Girona tienen los mismos equipos de trabajadores todo el año, unos 1.500, que hacen la poda, abren y cierran mallas, el aclareo, cosecha, y velan por las plantaciones nuevas y viejas. En el momento de la cosecha sí necesitan refuerzos: «La mayoría de temporeros que vienen ya están establecidos dentro de la provincia. De fuera de la provincia, no vienen muchos», ha dicho Frigola. Poma de Girona está tomando «medidas estrictas en las tres centrales. Podemos llegar a tener 2.500 trabajadores cuando se incorporen los temporeros con los que tenemos fijos». El presidente de Poma de Girona ha subrayado que las empresas de Girona intentan contar con los mismos trabajadores todo el año porque «así conocen las fincas, las herramientas y los modos de trabajar».

Entre las medidas que han tomado para la prevención, además de limpiar las manos con gel hidroalcóholico y llevar la mascarilla, se toma la temperatura a diario, trabajan con la distancia reglamentaria y evitan que los camioneros que recogen el producto bajen del vehículo. También se han creado grupos de trabajo teniendo en cuenta la forma de desplazamiento de los temporeros, la convivencia y con los contactos que tienen fuera de los puestos de trabajo. Desde Poma de Girona se reúnen periódicamente y se coordinan con la DARP y el Departamento de Salud y el de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias. Se ha establecido una formación para concienciar al personal y un protocolo por si se detectan casos, como la creación de áreas de refugio o de aislamiento preventivo. Además, consideran que, como se realiza en países como Polonia, Estados Unidos, Nueva Zelanda o Brasil, los temporeros deberían poder vivir en viviendas de las mismas fincas y poder estar integrados en el entorno productivo.

 

La manzana como antioxidante
El invitado de este año en la presentación de la primera Poma de Girona ha sido el Massi–Tactic UCI Women’s Team, conjunto que forma parte del Club Ciclista Baix Ter, entidad de Torroella de Montgrí (Girona) con 30 años de vida y que el 2019 creó por primera vez un equipo femenino en categoría profesional. El presidente es Sergi Güell y una de las corredoras del equipo es Ariadna Trias, especialista en nutrición. La ciclista ha recalcado que «uno de los potenciales que tiene la manzana es que es antioxidante, para recuperarte después del entrenamiento o la competición es muy interesante porque tiene agua y fibra soluble que ayuda a rehidratar y minerales como potasio y fósforo». Trias también ha destacado «la importancia de tener una alimentación equilibrada, rica en frutas y verduras, por las vitaminas y los minerales que aportan», y que evitan, en el caso de los deportistas, «tener que tomar un suplemento».

Publicidad

  
  
 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura