Menos kilo y menor precio al inicio de la campaña de fruta de hueso

Tras consultar los datos oficiales que marcan una disminución de la campaña de hueso este año, Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos confía en que se puedan mejorar los precios en origen, ahora que empieza el grueso de esta. Según la organización agraria, los diferentes datos oficiales indican una caída de la oferta de fruta de hueso, a nivel europeo, de entre el 30 y el 40% respecto la media de los últimos cinco años y de entre un 15 y un 20% respecto a la del 2020, que ya fue corta, fruto de diferentes adversidades climáticas.

Unión de Uniones cree que se puede dar una rápida recuperación de la demanda con el aumento de la temperatura. Además, hay demanda, pero también escasez de oferta, por lo que defiende que «el agricultor perciba un precio de acuerdo a esta situación que no tendría por qué tener impacto en los precios al consumo, ya que tampoco pasa a la inversa».

La organización agraria recalca que hasta el momento, en las zonas productoras más tempranas de fruta de hueso, como la Comunitat Valenciana, donde la campaña está muy avanzada o a punto de finalizar en albaricoque, melocotón y nectarina, «los precios en origen no han compensado la pérdida de producción que han padecido». Esto se ha debido principalmente a adversidades climáticas como las heladas, que «han provocado pérdidas de alrededor del 50% de la media de producción de la zona». No obstante, el precio en origen no ha compensado la disminución de la producción, situándose por debajo del de la campaña pasada, afectando directamente a la viabilidad económica de los productores con explotaciones enfocadas principalmente al cultivo de esta fruta más temprana. Por delante de la escasez de la oferta, ha sorprendido la excepcional escasez de la demanda, una distorsión del mercado que ha afectado a los precios en origen, en este inicio de campaña.

 

La ciruela se mantiene y la cereza mejora
Por lo que concierne a la ciruela y la cereza, localizadas fundamentalmente en Extremadura, la primera se mantiene y la segunda mejora sus producciones respecto el año pasado, pero aún no se equipararía a los kilos obtenidos en un año normal, fruto de las lluvias primaverales y de las heladas acaecidas. En melocotón y albaricoque también cae la producción respecto el año pasado, que ya fue corto en comparación a la media de los últimos cinco años.

En Cataluña, las heladas han afectado a principales zonas productoras como Lleida, donde se espera una caída de la producción de un 40% respecto a un año normal en albaricoque y melocotón y nectarina. La zona del Segrià, principal comarca productora de albaricoque de Lleida, la más afectada con pérdidas del 70% aproximadamente de la producción en este cultivo. En cereza, la afectación que tuvieron las lluvias primaverales ha dañado sobretodo las variedades más tempranas, pero el cultivo también lo fue por las heladas, aunque en menor grado, provocando entre un 20 y un 30% de pérdidas de producción.

Unión de Uniones considera que la pérdida de kilos en los árboles «implicará una mejora de su calidad e insta a las personas consumidoras a aprovechar la excelente calidad de la fruta, apostando por un consumo de proximidad y temporada y como actitud para apoyar a los fruticultores españoles y luchar contra la España vaciada».

La organización pide que las empresas del sector en España defiendan unos precios acordes con la situación de la oferta y que permitan compensar la pérdida de producción que ha padecido el productor a causa de los daños climatológicos de esta campaña.

Asimismo, insta a las CC. AA. a realizar un seguimiento meticuloso de las pérdidas padecidas con el objetivo de contribuir a «una fiscalidad justa» y que tenga presente las pérdidas padecidas de cara a la tributación del IRPF 2021, para los agricultores que tributan por el sistema de módulos del IRPF.

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura