Marketing digital, redes sociales e investigación: herramientas de la National Mango Board en tiempos de la Covid–19

La crisis sanitaria de la Covid–19 ha afectado, sin duda alguna, al sector agroalimentario en su conjunto, y también a la industria del mango en los Estados Unidos, pero la National Mango Board se ha “reinventado” para buscar herramientas eficaces para continuar incentivando su consumo en ese país. Actualmente, esta organización tiene puestas sus miras en el marketing digital, con estrategias enfocadas a redes sociales, webinars y videos divulgativos en su página web. Así, para el 2021 están preparando un plan de trabajo específico en este campo, dada la importancia que tiene actualmente.

El director ejecutivo de la National Mango Board, Manuel Michel, señala que “la Covid–19 ha afectado a nuestra industria. El pasado marzo, el mango se incluyó en las compras de ‘pánico’, pero en abril vimos una disminución en el volumen, y por lo tanto en su demanda de cerca del 50%. Uno de los motivos es que los minoristas vieron que era necesario priorizar ciertos productos en las tiendas debido a la demanda y la logística de moverlos. Sin embargo, en un par de semanas se volvió a controlar el tema logístico, y con los esfuerzos de los importadores de mango y nuestra organización volvimos a entrar de nuevo en la mayoría de supermercados, y la demanda ha seguido más fuerte que el año pasado durante mayo, junio y ahora julio”.

Además, comenta que “en lo que respecta al suministro de mango, sabemos que los envasados han tenido que ajustarse debido a las circunstancias de distanciamiento. Al mismo tiempo, se ha llevado a cabo mayor distancia entre empleados en todos los sentidos, desde el momento que se suben en transportes, y en las cuadrillas de cosecha y de envasado”.

Retos y desafíos
En el capítulo de retos y desafíos, el ejecutivo reconoce que “nos enfrentamos a varios logros como el de conseguir posicionar el mango en lugares donde tenga más espacio. En este sentido, sabemos que cuando se coloca junto a cítricos y frutas de huesos, aumentan los precios y las ventas. De hecho, disponemos de un estudio realizado en 2016 en el que se refleja que situando los mangos junto a las frutas indicadas anteriormente, se aumentaron las ventas de mango un 42% y de las dos frutas un 8%.

Asimismo, añade que “nos preocupa mucho la temperatura en la cadena de suministro; por eso estamos educando a la industria para que mantenga los mangos amarillos a 12ºC y los redondos se pueden bajar a 10ºC, pero no más para que lleguen en excelentes condiciones de calidad a los consumidores.

Sobre Estados Unidos, Manuel Michel destaca que “estamos trabajando con las 100 cadenas más grandes”. En este mercado hay 82 millones de cajas (4 kg), es decir 328.000 toneladas métricas de mangos mexicanos, lo que representa entre un 65 a 69% del volumen total que se recibe en este país. Desde el punto de vista económico, “podemos decir que su facturación es superior a $400 millones de dólares a nivel FOB. El consumo de mango en los Estados Unidos ha ido aumentando ente un 3% y 4% anualmente.
 

Madurez óptima de la fruta
Dentro del mismo contexto, Michel reconoce que “tenemos que afrontar otros retos tan importantes como la madurez de la fruta en el momento adecuado de la cosecha, es decir que la fruta esté madura. Estamos atentos a que se distribuya con la maduración óptima en la cadena de suministro. Si no tiene la calidad correcta, la demanda baja mucho. Hay quienes  quieren adelantarse y eso es un problema, sobre todo a principios de temporada.
 

Catálogo de variedades de mangos con gran potencial
Sin duda alguna, la investigación es otra de las líneas de trabajo en las que se encuentra trabajando actualmente la National Mango Board. En este sentido, su director ejecutivo explica que “aunque debido a la crisis de la Covid-19 hemos tenido que detener varios proyectos de investigación, es importante destacar que estamos trabajando en la creación de un catálogo de variedades de mangos con un gran potencial, que tengan un excelente sabor. Nuestros investigadores tienen unas veinte variedades preferenciales, pero nuestro objetivo es llegar a cinco, que sean muy atractivas para los consumidores.

Por otro lado, Michel también desvela que “estamos trabajando en encontrar embalajes para vender mangos en paquetes. El mango se vende, uno a uno, y queremos encontrar una solución, una alternativa que podría ser en bolsas, cajas pequeñas de cartón, clamshells, o en contenedores. Un nuevo envase nos ayudaría mucho, pero debe ser especial, ya que queremos que sea sostenible y no haga daño al medio ambiente. Se van a hacer pruebas para ver que formato es el más idóneo”. 
Francisco Seva Rivadulla.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura