Las previsiones de cosecha de melocotón y nectarina en Cataluña en 2016 indican un descenso del 12%

Una campaña sin solapamientos, con menos fruta y de mucha calidad

 

Las previsiones de cosecha de fruta de hueso catalanas de este año serán un 12% inferiores a las del año pasado y con 373.950 toneladas (t) situarán esta previsión en una de las más bajas de los últimos años. Estos son los datos que han presentado esta mañana la directora general de Agricultura y Ganadería del Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació (DARP) de la Generalitat de Catalunya, Teresa Masjuan, acompañada del director de los Servicios Territoriales del DARP en Lleida, Ferran de Noguera, junto con el director general de la Associació empresarial de la fruita de Catalunya (Afrucat), Manel Simon, y el presidente del Comité de Hueso de esta asociación, Francesc Palau, en la sede del Departamento en Lleida.

Por especies, la pavía, con un –29%, es el grupo que más cae, debido sobre todo a los arranques sistemáticos que está sufriendo. El melocotón plano, por su parte, supera por primera vez en la historia en número de hectáreas plantadas al melocotón redondo. Así, mientras el plano ya pasa de las 5.500 ha, el redondo baja de las 5.000 ha.

Analizando los datos por demarcaciones, el descenso se mantiene en todas: Lleida baja un 13% y llegará a las 330.800 t, Tarragona baja un 3% con 35.000 t, Girona baja un 13% con 1.900 t y Barcelona baja un 9% hasta a las 1.920 t.

Esta previsión nos deja lejos del potencial productivo catalán en fruta de hueso y es especialmente relevante dado que este año entraban más de 1.500 hectáreas nuevas (de tercer año) en producción de fruta de hueso.

 

La climatología, la causa
Nos encontramos con un año atípico climatológicamente hablando con un invierno cálido y fuertemente variable que se ha traducido en una floración larga y desigual, con cuajados deficientes y árboles que se han aclarado por sí solos. Todo ello ha hecho difícil prever la fruta que quedaría en los árboles. Las últimas lluvias y el granizo también se añadirán a la bajada productiva prevista.

También la climatología ha afectado a España en su conjunto avanzando mucho y mermando la cosecha en el sur, lo que ha provocado un vacío de producto en el mercado que está a la espera de la entrada de las producciones catalana y aragonesa. Por otra parte, el frío de esta primavera ha frenado a los árboles e incluso retrasado, unos 4–7 días, la salida al mercado de la producción catalana.

A pesar de las inclemencias y gracias a no encontrarse en una zona de fruta precoz, la fruta catalana ha tenido tiempo de recuperarse y se prevé que se obtendrán grandes cualidades.

En estos momentos la situación podría resumirse en un no solapamiento de cosechas, una menor disponibilidad de producto y una muy buena calidad en la fruta, con buenos calibres y un azúcar elevado.

Sisco Palau, presidente del Comité de fruta de hueso de Afrucat, ha afirmado que, pese a todo, desde la asociación se exige a las administraciones poder disponer de las medidas extraordinarias de gestión de crisis desde el principio de campaña. «Ya llevamos dos años malos, un tercer año sería nefasto para el tejido productivo». «Tenemos una calidad muy alta y no queremos empezar con los precios a la baja», ha añadido.

 

Previsiones europeas
La previsión global europea también presenta un descenso, en este caso del 5% con 3.390.735 toneladas. Cabe destacar el descenso del 11% de Italia y el 3% de España.

También hay que remarcar el intercambio de posiciones en el ranking productor en el que España por primera vez se sitúa por delante de Italia y pasa a ser el primer productor y exportador de fruta de hueso.

Cataluña continúa por tercer año consecutivo con unas exportaciones que superan las italianas.

Publicidad

 
 

 
  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura