Las parcelas demostrativas de caqui en Murcia muestran su viabilidad

Las parcelas demostrativas de cultivo de caqui establecidas en 2014 por la Oficina Comarcal Agraria Huerta de Murcia para comprobar su adaptación a las condiciones agronómicas de la zona, han mostrado la viabilidad de este cultivo tanto en convencional como ecológico, según se desprende de los últimos datos obtenidos. Durante los años del proyecto se han adaptado la fertilización, el manejo y el uso de técnicas para adelantar o retrasar la recolección.

La variedad de caqui plantada fue ‘Rojo Brillante’. Las plantaciones se hicieron sobre el patrón Diospyros lotus y los árboles se formaron en vaso. Una de las parcelas cuenta con riego tradicional y otra con riego localizado.

Tras varias campañas se observó que el citado patrón mostraba ciertos problemas de adaptación a los suelos y aguas de la zona, por su elevada sensibilidad al contenido de cloro en ellos, que produce a finales de verano quemaduras en las hojas y falta de desarrollo en algunos individuos. Por este motivo, se repusieron las faltas que se iban produciendo en las parcelas con árboles de la misma variedad pero sobre patrón Diospyros virginiana, que demostró ser más lento en entrar en producción y retrasar la recolección de la fruta, pero a cambio mostró una elevada tolerancia a cloruros y un gran vigor una vez superada su etapa juvenil. También se plantaron árboles de otras variedades no astringentes como ‘Fuyu’, ‘Jiro’ y ‘Hana Fuyu’.

A partir del segundo año los árboles se transformaron de la formación en vaso a la formación con la denominada poda Mataix, que incluye podas en verano y en invierno. Este sistema de formación se ha mostrado superior a la formación en vaso, con buenas producciones y frutos de mayor calibre y peso.

Por su parte, la parcela en cultivo ecológico ha mostrado un buen desarrollo durante estos años, con producciones y calidades comparables a la de cultivo convencional. Las plagas y enfermedades se han controlado adecuadamente con los productos autorizados en esta modalidad de cultivo, siendo la mosca de la fruta (Ceratitis capitata) la de mayor incidencia en otoño, aunque esta ha variado mucho de un año a otro. La escasa superficie de esta especie en la Región de Murcia hace que plagas y enfermedades no sean un problema, cosa que sí ocurre en las principales zonas productoras de España.

Este proyecto ha sido cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, a través de la medida 1 del Programa de Desarrollo Rural de la Región de Murcia, y ha sido gestionada por el Servicio de Formación y Transferencia Tecnológica. 

Publicidad

 
 

 
  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura