Las manzanas importadas generan emisiones de CO2 de 10 millones de kilos anuales

La sostenibilidad es una asignatura pendiente en muchos sectores y el consumo de frutas no es una excepción. Y es que los datos hablan por sí solos. Actualmente, España importa más de 200.000 toneladas de manzana anuales, procedentes de Francia, Italia, Portugal o Polonia. Para poder traerlas a nuestro país, se necesitan aproximadamente 10.000 camiones que generan unos 10 millones de kilos de CO2. En cambio, según datos facilitados por Afrucat (Asociación de Empresas de la Fruta de Cataluña), la producción y consumo de manzanas nacionales emite casi la misma cifra de gases de efecto invernadero que los que captan los mismos árboles, por lo que la huella de carbono es prácticamente nula.

Al respecto, el director general de Afrucat, Manel Simon, ha señalado en rueda de prensa que «hay por delante una oportunidad única de cambiar los hábitos y priorizar lo local. En España, disponemos de zonas geográficas con excelentes condicionas climáticas que producen las manzanas y peras más dulces del mercado, lo que permite dar respuesta a las demandas de consumidor. Actualmente, el 70% de la población se decanta por este tipo de frutas».

Afrucat ha indicado que, además de las consecuencias medioambientales que supone la importación de manzanas, comprar las producidas fuera de España tiene un precio superior a consumir las nacionales. Por ejemplo, en el caso de las ‘Golden’, las importadas cuestan aproximadamente 3 €/kg, mientras que las españolas 1,5 €/kg. En el resto de las variedades sucede lo mismo. Las ‘Gala’ o ‘Fuji’ también tienen una diferencia de precio significativa, 2 €/kg frente a 1,5 €/kg y 2,5 €/kg frente a los 2 €/kg, respectivamente.

Se trata de unas cifras alarmantes y que, según Joan Serentill, presidente del Comité de Pera y Manzana de Fepex (Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas) «es posible cambiar esta situación y fomentar nuevos hábitos de consumo centrados en el producto local. Hoy en día, en España producimos 500.000 toneladas de manzana, por lo que, el consumidor tiene la posibilidad de priorizar el consumo nacional de esta fruta en lugar de la importación».

Asimismo, Serentill ha apuntado que «en los próximos años este paradigma va a cambiar, gracias a la apuesta de los productores locales en incrementar el número de plantaciones y calidades con las variedades más nuevas del mercado. Un esfuerzo importante que, con el apoyo del consumidor y su preferencia por lo local, permitiría luchar contra la despoblación de las zonas rurales, dando oportunidades a nuestros jóvenes y asegurando el relevo en campo».

Por todo ello, se ha comentado que «no es de extrañar que casi la mitad de la población española está dispuesta a comprar productos locales». Un dato que se refleja en el informe sobre las tendencias de los consumidores post-Covid–19 en sostenibilidad ambiental y ética realizada por la multinacional de servicios profesionales Ernst & Young. 

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

 
   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura