Las Comunidades Autónomas podrán dar de baja las máquinas agrícolas en desuso

El último Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se establece la normativa para caracterizar la maquinaria agrícola y regular las condiciones básicas para su inscripción en el Registro Oficial de Maquinaria Agrícola (ROMA), fomentando de esta manera la seguridad, el respeto medioambiental y la transparencia.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha recordado que en el ROMA se inscriben determinadas máquinas dedicadas a la actividad agraria, con la finalidad de conocer el censo y sus características. Para que los datos reflejen con mayor precisión el parque vivo de maquinaria agrícola, la nueva norma establece el procedimiento para que las comunidades autónomas, previa notificación al interesado, den de baja las máquinas que no estén en uso, ya que muchos titulares informan de esta situación aun cuando estas ya son chatarra.

Además, se prohíbe el cambio de titularidad (excepto por herencia) de los tractores de más de 40 años sin estructura de protección homologada, medida destinada a reducir los accidentes que se producen en la agricultura. Con el mismo objetivo, y para evitar la incorporación a la agricultura española de maquinaria que produzca altos niveles de contaminación, se prohíbe la inscripción en el ROMA de tractores y máquinas automotrices procedentes de otros países, que no tengan estructura de protección homologada, o cuya fecha de puesta en servicio en el país de origen sea anterior a la fecha de entrada en vigor de la normativa europea de emisiones de gases y partículas contaminantes (Fase I de emisiones).

 

Marca de calidad voluntaria
En la nueva normativa también se introducen las bases para crear una marca de calidad voluntaria, basada en distintos ensayos, que caracterizará a las máquinas agrícolas en función de sus prestaciones, eficiencia agronómica y protección ambiental.

Según el MAPA, “el objetivo de esta marca de calidad es potenciar la publicidad y el uso de las máquinas que sean más eficientes desde un punto de vista agronómico y energético”. Al mismo tiempo, tiene como finalidad fomentar la introducción en la agricultura española de equipos que permitan un uso más racional de los medios de producción, beneficiando al medio ambiente y ahorrando costes a los agricultores, que podrán tomar decisiones basadas en los resultados de ensayos comparativos, avalados por el propio ministerio.

Publicidad

  
  
 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 
 
 


 

 

Jornadas Fruticultura