La fruta dulce, afectada por fuertes episodios tormentosos de lluvia y pedrisco

El ciruelo, el albaricoquero, el nectarino y el peral son los cultivos más afectados

 

Pocos días después de que la primavera entrara oficialmente en el calendario, parece que el invierno ha vuelto a hacer acto de presencia, acompañado de una gran inestabilidad climática. Haca unos diez días, una borrasca cargada de aire húmedo entró desde el Atlántico y dejó precipitaciones abundantes, que provocaron inundaciones especialmente en puntos del suroeste. A esto se une un desplome de las temperaturas en prácticamente todo el país, aunque más acusado en el norte y en el centro peninsular.

Agroseguro ha informado que los diferentes episodios tormentosos con lluvia y pedrisco están afectando sobre todo a la producción de fruta dulce, aunque con mayor o menor afectación en función de la zona y del estado de desarrollo de los cultivos. Los que pueden estar más dañados son la ciruela, el albaricoque, la nectarina y la pera. Además, en algunas zonas productoras también se han registrado siniestros en uva de vino, cereza o almendro, entre otros. Son varias las comunidades autónomas que han tenido fuertes tormentas, destacando Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía, Región de Murcia y Cataluña.

Agroseguro ha indicado que desde que se decretó el Estado de Alarma, “continúa trabajando por procedimientos telemáticos y conserva intacta su capacidad para la atención a los clientes, tanto en la gestión de la contratación como en la tramitación de los siniestros y el pago de las indemnizaciones, habiéndose pagado en estas tres semanas 36 millones de euros”. Por ello, de cara a la planificación de las tasaciones, “es importante que los agricultores remitan los partes de siniestros tan pronto como constaten los daños en sus parcelas”.

 

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura