La cosecha de melocotones y nectarinas de Cataluña cae un 18,6% y alcanza cifras de 2018

Una floración escasa e irregular y un cuajado limitado han hecho caer la cosecha de melocotones y nectarinas en Cataluña un 18,6% según las previsiones de la Asociación Empresarial de Fruta de Cataluña (Afrucat) y la Conselleria de Agricultura, que sitúan la cosecha en 413.050 toneladas, ligeramente por encima de la de 2018.

Por grupos, el melocotón redondo bajará un 22% (95.490 toneladas), el melocotón plano disminuirá un 15% (113.630 toneladas), la nectarina bajará un 20% (181.500 t) y la pavía bajaría un 9% (22.430 t). Destaca la tendencia, iniciada a posteriori del veto ruso, de la ralentización en el crecimiento de hectáreas plantadas que, básicamente, consisten en renovación de plantaciones. Se arrancan todos los grupos, pero especialmente el melocotón redondo y la nectarina amarilla.

El importante descenso en las previsiones de cosecha catalanas, en un contexto generalizado de importante caída en los países productores europeos, hace que Cataluña afronte con optimismo la campaña en la que se prevé buen calibre y elevados grados Brix.

«Creemos que este es un año en que el sector productivo catalán podrá defender los precios teniendo en cuenta el buen inicio de la campaña de hueso en el sur» ha explicado el director general de Afrucat, Manel Simon, este miércoles en una rueda de prensa telemática en la que ha apuntado que la fruta de hueso se ha visto en algunos lineales a entre 5 y 6 euros.

«Una corta producción nos ha de ayudar a defender nuestro producto», ha explicado Simon. En su intervención ha insistido en que esta campaña se caracteriza por el incremento de costes. Se ha referido así al aumento del 6% del salario de los trabajadores en centrales fijado por el nuevo convenio y a las medidas para prevenir el coronavirus, como las EPIS o el encarecimiento del transporte. Ha precisado que en algunos países no se ha permitido el regreso de camiones con producto.

El director general de Alimentación, Calidad e Industrias Alimentarias de la Conselleria de Agricultura, Carmel Mòdol, ha mostrado su confianza en que este año los precios sean «buenos» y ha señalado que la pandemia del Covid–19 «ha dejado unos mercados muy receptivos a los productos de proximidad, con la población muy sensibilizada sobre todo en el consumo de frutas y verduras» y que puede ser un buen momento que el sector debería aprovechar.

Por su parte Sisco Palau, presidente del Comité de Fruta de Hueso de Afrucat, ha asegurado que «si no aprovechamos una campaña que se prevé perfecta como esta con baja producción en toda Europa, excelente calidad de la fruta, sensibilidad del consumidor por las frutas y verduras ya no sé qué más podemos pedir y quizás el problema sea otro».

 

Trabajadores de Rumanía
Manel Simon ha insistido en las dificultades de las empresas frutícolas en encontrar mano de obra por las restricciones de la pandemia ya que muchos trabajadores fijos discontinuos estaban en Rumanía cuando se declaró el estado de alarma.

«Estamos hablando de personal con antigüedad y experiencia, encargados o responsables de mantenimiento que visitaban la familia o estaban de vacaciones y la pandemia no les ha dejado volver», ha afirmado Simón.

Según ha explicado, Afrucat ha pedido a la Generalitat de Catalunya que transmita al Ministerio de Sanidad su petición de convalidar la cuarentena de 15 días fijada por el Estado a los ciudadanos que entren en España procedentes del extranjero, para prevenir el coronavirus, por test de Covid–19 en el caso de los trabajadores de la fruta que se desplacen a España desde otro país.
Rosa Matas.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura