La Comisión Europea estudiará el impacto de las importaciones citrícolas de Sudáfrica

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) se ha reunido con la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea (CE) para presentarle un estudio sobre el impacto que las importaciones de cítricos de Sudáfrica tienen en el mercado europeo y que «suponen un grave peligro para el presente y el futuro de la citricultura europea». La reunión ha sido organizada por la eurodiputada del PSPV-PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, quien ha valorado la importancia del encuentro porque el próximo octubre arranca la evaluación del acuerdo entre la UE y Sudáfrica tras cumplirse en 2021 los cinco primeros años desde su firma.

AVA-ASAJA ha indicado que la Comisión Europea se ha comprometido a analizar los datos aportados por la organización y a realizar un estudio específico sobre los cítricos para llevarlo a la negociación con la contraparte sudafricana. Además, se ha abierto una ventana de colaboración entre la CE y los citricultores valencianos para compartir información y datos de cara a la inminente evaluación del acuerdo, así como la búsqueda conjunta de soluciones.

Inmaculada Rodríguez-Piñero ha agradecido a la Dirección General de Comercio «su transparencia e interés en colaborar en la manera de lo posible en mitigar los impactos negativos de las importaciones de cítricos sudafricanos en las naranjas y mandarinas europeas». «Este es el momento oportuno para trasladar las demandas y los problemas de nuestros citricultores porque se pondrán encima de la mesa en la evaluación del acuerdo comercial entre la UE y Sudáfrica», ha explicado la eurodiputada del PSPV-PSOE.

AVA-ASAJA ha constatado que Sudáfrica exportó en 2020 un total de 968.000 toneladas a la UE, un 33% más que la media de los últimos cinco años. En naranjas, la cantidad alcanzó las 521.000 t (+20,4%) mientras que en mandarinas el montante fue de 180.000 t (+51,5%), concentradas en su mayoría en el periodo de septiembre a noviembre. A partir de los datos facilitados hasta 2017 por la Asociación de Productores de Cítricos de Sudáfrica, el país sudafricano plantó en cinco años 10 millones de plantas de mandarinas tardías y 4 millones de plantas de naranjas tardías, por lo que AVA-ASAJA prevé que Sudáfrica «amenaza con exportar a la UE 1,5 millones de toneladas más en los próximos años, 1 millón de ellas de mandarinas y 0,5 de naranjas».

Por su parte, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, ha advertido que «las importaciones de naranjas y mandarinas originarias de Sudáfrica están creciendo de una manera alarmante justo cuando empieza nuestra campaña citrícola. Mientras este país tercero sube su cuota de mercado europeo, los citricultores valencianos y españoles están reduciendo la superficie de variedades precoces porque se ven sustituidas por esta creciente competencia solapada y cada vez más apuestan por variedades tardías». Por este motivo, «si la Comisión Europea no revisa el acuerdo comercial tanto en naranjas como en mandarinas, va a acabar con nuestra primera mitad de la campaña y va a provocar una grave acumulación productiva en la segunda parte»Además, ha alertado de que «Sudáfrica ha sido y seguirá siendo una fuente de llegada de plagas y enfermedades que podrían suponer la puntilla para la citricultura europea. Tenemos el caso del 'Delottococcus aberiae' o Cotonet de Sudáfrica, pero también estamos amenazados por la introducción de la mancha negra o la falsa polilla».

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura