Joan Serentill Rubio, presidente del Comité de Pera y Manzana de FEPEX

Entrevista a Joan Serentill Rubio, presidente del Comité de Pera y Manzana de FEPEX

‘La importación de manzana es cara, económica y medioambientalmente, y no beneficia al territorio’

‘Lo siento, lo nuestro se ha terminado, me he equivocado y no es por ti manzana de los Alpes, es por mí, por mis amigos, mi trabajo, mi tierra, por mi futuro y el de los míos’. Es el mensaje de la campaña de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas (Fepex) través de la Asociación Empresarial de Fruta de Cataluña, (Afrucat), con la que la producción quiere frenar la importación. El presidente del Comité de Pera y Manzana de FEPEX, Joan Serentill, está convencido de que el mensaje de la campaña, que incide en que la importación es cara económicamente y medioambientalmente, calará en el consumidor.

 

La campaña coincide con las promociones de la manzana de importación.

Sí, lo más interesante para nosotros era empezar a lanzar esta campaña a finales de enero y febrero haciéndola coincidir con el máximo punto de promoción de las manzanas de importación. El pico de la campaña de Melinda o Marlene siempre es para finales de enero y queríamos coincidir con ellas.

¿En qué va a consistir el refuerzo?

En reforzar la presencia en redes y en la televisión catalana y poder contrarrestar su publicidad.

¿Qué efecto tendrá fuera de Cataluña?

Estamos trabajando sobre todo con las federaciones de Aragón. Es, además de Cataluña, donde hay más interés en manzana. Yo creo que más allá de esta campaña de promoción, Aragón y Cataluña, el Valle del Ebro, tienen que trabajar conjuntamente no solo con peras y manzanas sino con todas las frutas. Tenemos exactamente los mismos problemas, acudimos exactamente a los mismos países y no tenemos que ser competencia, hemos de ser complementarios.

¿Por qué han basado la campaña, además de en el precio, en la huella de carbono?

Porque además de ser lógico y ser un tema actual, todas nuestras empresas tienen que empezar a trabajar con sus huellas, la hídrica y la de carbono. Nos pareció interesante empezar a analizar la globalidad. Las empresas tendremos que tener estos estudios hechos con sus certificaciones, pero es interesante tener una imagen global. La importación de manzana es cara económica y medioambientalmente y no beneficia al territorio.

Rentabilizar los datos.

Exacto. Hablamos de naturaleza. Uno de los fijadores de carbono es la masa forestal ya sea la perenne o la de producción. Es interesante tener en cuenta que necesitamos esta masa forestal para fijar carbono y, a la vez, para nuestras producciones. Es que es verdad que nuestras producciones prácticamente son neutras. Lo que fijamos en carbono es lo que expedimos en la producción.

¿Cuánto es más cara la manzana de importación?

En el caso de las ‘Golden’, las importadas cuestan aproximadamente 3 euros por kilo, mientras que las españolas 1,5 y en otras variedades ocurre algo parecido. En las ‘Gala’ o’ Fuji’, 2 euros frente a 1,5 y 2,5 frente a los 2, respectivamente. Hay que tener en cuenta variaciones dependiendo de la época y del supermercado. Los importadores se han posicionado en el sector premium.

Sorprenden las cifras de Portugal.

La gran preocupación de Portugal para nosotros es que es un país que de ser cliente ha pasado a ser proveedor. Se nota en Lleida la influencia de los importadores portugueses. Se esperaban esas compras que ahora no existen. Los portugueses compran para complementar producciones o para llenar huecos temporales en los que les falta producción. Portugal ha aumentado muchísimo su producción, sigue aumentando año tras año, sobre todo en manzanas bicolores.

Usted sostiene que es posible cambiar la tendencia de la elevada importación.

Lo digo desde el convencimiento de que las empresas están haciendo un buen trabajo. Se están posicionando ya con sus marcas y están evolucionando cada una de ellas con sellos que las distinguen. Ejemplos clarísimos son Poma de Girona, que está haciendo un gran trabajo o empresas particulares como Nufri o Frutaria que tiene una línea de manzanas con una marca propia. Creo que la tendencia de las grandes productoras de este país va a ser esta, complementar sus producciones con peras y manzanas de calidad con una marca que pueda distinguirla de las commodities.

Las manzanas Club están ganando terreno.

Correcto. El gran empuje de ‘Envy’ o el asentamiento de ‘Ambrosia’ son dos ejemplos.

O ‘Pink Lady’.

No hablo tanto de ‘Pink Lady’ porque es la mía, pero sí. Yo creo que no tenemos más cuota de mercado porque no tenemos más producción. Hay muchísima producción de calidad. Quiero ser humilde en ese sentido porque pienso que tanto las que entran como las que estamos, tenemos que hacer un ejercicio anual de superación.

‘Algunos camiones que salen de España cargados de manzana regresan con Marlene, Melinda o Val Venosta’

¿De qué vienen cargados los camiones que salen de España cargados de manzana? ¿Los exportadores importan, también?

Sí. Ahora que está muy verticalizado el sector, un comercializador, aunque sea productor, tiene que hacer negocio. Las empresas para subsistir tienen que ganar dinero y oportunidades. Para muchos comercializadores era una posibilidad de generar valor con importaciones de manzana, básicamente Marlene, Melinda o Val Venosta en los mercas, en los grandes asentadores de mercados, algunos de ellos también productores. Si esta parte de valor que consiguen con las manzanas de importación la consiguen con sus producciones, evidentemente que irán a promocionar las suyas propias.

¿Qué solución tiene?

Una solución a corto plazo no existe y menos en agricultura. No vamos a mejorar las cosas para esta campaña. Pretendemos avanzar. Es cuestión de mentalización del consumidor. El discurso le convence, lo tiene interiorizado, encontrará el estándar de calidad en manzanas nacionales, nuestra responsabilidad es ofrecerla y la función de Afrucat y del comité de pera y manzana de Fepex tiene que ser favorecer esto.

¿Cómo se ha visto la campaña fuera de Cataluña?

Bien, con cierta preocupación porque queríamos ser provocadores y provocativos con el mensaje. Decir ‘Lo siento, lo nuestro se ha terminado, me he equivocado y no es por ti manzana de los Alpes, es por mí’ es recurrir a una frase muy utilizada en las relaciones personales para magnificar el mensaje.

Rosa Matas, Lleida.

Publicado en Revista de Fruticultura nº85

 

Publicidad

  
  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

 
   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura