Giropoma reconoce la trayectoria de Josep Maria Pareta

La empresa productora de manzanas Giropoma Costa Brava, de Ullà (Baix Empordà), ha reconocido la figura de Josep Maria Pareta, quien hace más de medio siglo fue clave en la implantación de la fruticultura en la provincia de Girona. En 1962, con 24 años y con la titulación de Perito Agrícola, fundó la Cooperativa Costa Brava junto a su cuñado, Jordi Rubau, y Juli Parella, Josep Maria Camps, Josep Romaguera y otros agricultores.

La compañía ha bautizado la nueva sala de actos polivalente de su sede con el nombre de Pareta, de 83 años, que también fue presidente, director-gerente y secretario de Giropoma. Asimismo, cofundó Poma de Girona; se involucró en la creación del Comité Económico de Productores de Fruta Dulce de Cataluña y en la elaboradora de concentrados y de zumos Cofrugi Fruits. También coimpulsó el Centro Experimental Mas Badia (IRTA, actualmente).

Durante la inauguración de la nueva sala se descubrió una placa conmemorativa, en un acto sorpresa organizado por la Junta Rectora de Giropoma. «No me lo esperaba, sólo me habían dicho que inaugurábamos una sala. Estoy muy contento de haber podido aglutinar a muchos fructicultores que no eran socios inicialmente y que hicieron que esta empresa hoy sea mayor. Estoy satisfecho de los viajes que pudimos hacer con los socios por todo el mundo para conocer la fruticultura, fuimos a lugares como Nueva Zelanda, Sudáfrica, Italia, Argentina o Brasil», ha señalado Pareta, que ha añadido que «es un orgullo para mí poder hablar de la cooperativa y felicito a los que hoy llevan la empresa, porque funciona muy bien».

Venanci Grau, presidente de Giropoma, ha agradecido la labor y el tiempo dedicado por Pareta a la empresa. «Josep Maria ha sido un buen empresario, creativo, proactivo, innovador, optimista y generoso», ha indicado. Además, «siempre ha sido un gran defensor del modelo cooperativo y un inquieto por la manzana. Antes de iniciar Giropoma, se marchó a Francia para aprender el mundo de la fruticultura y después lo implantó aquí, reuniendo a diferentes productores de la zona para crear la cooperativa», ha subrayado Grau.

La cooperativa Costa Brava Fructicultors –en la actualidad, Giropoma– fue la primera cooperativa frutícola de Girona. Joan Maria Pareta, hijo del homenajeado y secretario de Poma de Girona ha destacado que el bautizo de esta nueva sala «es un reconocimiento muy merecido a una persona clave para el crecimiento de Giropoma y para los inicios de la implantación de la fruticultura en la provincia».

www.giropoma.com

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

 
 
   
 
  
 
    

Jornadas Fruticultura