Existen muchas complicaciones en la apertura de nuevos mercados a la exportación de frutas

El Grupo de Trabajo de Frutas y Hortalizas encargado de la apertura de nuevos mercados a la exportación para estos productos, del que forma parte FEPEX, se ha reunido para analizar el estado de las negociaciones abiertas con terceros países, con más de 65 expedientes con unos 20 países. En el encuentro se ha llegado a la conclusión de que se avanza, pero existen muchas y diversas complicaciones, dependiendo de diferentes factores y circunstancias,

Así, este grupo de trabajo ha constatado que algunos de los países terceros con los que se están negociando expedientes de apertura de su mercado para frutas y hortalizas españoles, trabajan activamente en estas aperturas solo si hay interés por parte de sus importadores. Otros, en cambio, ralentizan los procesos, siguiendo políticas proteccionistas, agilizando expedientes de productos que no hacen competencia a sus producciones nacionales, en algunos casos, y en otros ralentizando la apertura, utilizando argumentos como la falta de personal en sus administraciones para abordar más de un expediente por país a la vez, o aprovechando la actualizaciones de protocolos ya existentes y que ya permiten la exportación, para incluir nuevos requisitos que complican todavía más la exportación.

La disparidad de intereses del sector español también influye, según FEPEX, en la apertura de nuevos mercados, ya que es necesario buscar consensos sobre qué productos se priorizan y que mercados ofrecen más oportunidades para una misma fruta u hortaliza.

Otro de los factores que influye es la complejidad para la tramitación de los expedientes ya que desde que se decide qué producto se quiere exportar a qué país hasta que se materializa la exportación pueden pasar entre 3 y 5. Desde que se inicia la tramitación, los responsables del Ministerio de Agricultura junto con los de la Secretaria de Comercio inician los contactos con los diversos organismos de ese país tercero, se desarrollan protocolos en caso de que el país lo requiera, se consensuan con el sector y se da respuesta a las peticiones del país. También se organizan visitas de inspectores extranjeros a las explotaciones españolas para comprobar ‘in situ’ que se cumple con los requisitos que se demandan, visitas sufragadas por los productores y asociaciones, de manera que supone un desembolso económico.

Por otro lado, la Comisión Europea está liderando las negociaciones de acceso a determinados países como Estados Unidos, lo que modifica la forma de trabajar para elegir los productos prioritarios, que debe ser consensada por todos los Estados miembros. A pesar de ello, FEPEX ha señalado que se trata de una medida positiva, ya que el poder negociador de la Comisión es mayor que el de los Estados miembros de forma individual.

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura