El incremento del precio en origen no ha compensado la pérdida de kilos producidos en la fruta de hueso

 

 

 

 

 

 

 

Tras conocer las primeras liquidaciones por la fruta de hueso de la campaña de este año, Unió de Pagesos (UP) ha señalado que el incremento del precio en origen no ha compensado la pérdida de kilos que han sufrido los fruticultores en Cataluña como consecuencia de diferentes adversidades climáticas. El sindicato agrario ha indicado al respecto que «si nos fijamos en la evolución del precio del Observatorio de Precios de referencia del Departamento de Agricultura de la Generalitat de Catalunya, en nectarina ha subido un 83% respecto al del 2019, en melocotón un 61% y en melocotón plano un 35%. Si nos fijamos en la producción de 2020 en relación a la del 2019 esta ha caído un 39% en melocotón y un 46% en nectarina; y si nos fijamos en el volumen económico, es decir, en el precio multiplicado por los kilos de fruta, vemos que hay una reducción del 2% este 2020 frente al 2019».

UP ha advertido que este hecho no permitirá que el sector pueda afrontar la situación de descapitalización derivada de la necesidad de hacer frente a las repetidas crisis de precios, especialmente agravadas desde el 2014, con el inicio del veto ruso. Teniendo en cuenta este contexto y previendo que durante la campaña que viene el mercado ruso continuará vetado a los productos europeos, el sindicato ha destacado que el sector necesita medidas urgentes.

En este sentido, el sindicato agrario ha valorado «positivamente» las que se han articulado en Cataluña a través del Plan de actuación de la fruta dulce impulsado por el Departamento de Agricultura; así, ha resaltado las ayudas al arranque de melocotones y nectarinas que, aunque la no se ha alcanzado el objetivo de las 2.000 hectáreas arrancadas, al final, «ha supuesto el arranque de 1.300 hectáreas las que permitirán reducir el potencial productivo de melocotones y nectarinas en Cataluña en 52 millones de kilos». UP ha aprovechado para criticar «la inacción del Ministerio de Agricultura por no haber hecho extensiva esta medida ni en Aragón ni en Murcia ni en Extremadura», como había solicitado el sindicato, para arrancar 10.000 ha que hubieran supuesto la retirada de 400 millones de kilos del mercado.

 

Adopción de medidas estructurales
Aparte de las medidas urgentes, UP también ha defendido la adopción de medidas de carácter más estructural. Así, continúa defendiendo el acceso de los profesionales de la fruta dulce a las ayudas directas de la PAC; de hecho, a principios de año ya pidió al ministerio un plan público para que los agricultores a título principal pudieran acceder este año a la reserva de derechos de ayuda de la PAC y evitar tener que esperar a la nueva.

Con el objetivo de adecuar la oferta a la demanda, el sindicato agrario continúa defendiendo el plan de arranque estatal para el melocotón y la nectarina, indicado anteriormente, y un plan de reconversión para la manzana de unas 2.500 ha que «permita adaptar las variedades a las necesidades del mercado para mejorar la competitividad de los productores de manzana».

Por lo que se refiere a medidas económicas y financieras, UP ha propuesto, para aquellos productores que necesiten liquidez, una ayuda de Estado de hasta 25.000 euros por explotación, y una reducción de la presión fiscal con medidas como la exención de pago de cuotas de la seguridad social y el IBI de rústica, o la adecuación de módulos del IRPF 2020 para la caída de producción, entre otros. Además, sigue defendiendo un gasóleo profesional agrario y la aplicación de un IVA reducido del 10% al conjunto de bienes y servicios utilizados.

Sobre las medidas de mercado, UP ha insistido en que hay una transposición completa de la Directiva Europea de prácticas desleales, en el sentido de que «incluya la prohibición efectiva de la venta a pérdidas, que determine cuotas de mercado en la distribución para conocer cuando una empresa tiene posición de dominio y es susceptible de abusar, que obligue siempre a la formalización de contratos y que se dote de un cuerpo suficiente de inspectores para asegurar su cumplimiento». En este sentido, ha denunciado que la propuesta de reforma de Ley de la cadena alimentaria del Ministerio de Agricultura «no permite asegurar unos precios por encima de los costes de producción; para corregirlo, el sindical del apela a que incorpore las enmiendas que entregó».

Finalmente, UP «considera imprescindible disponer de un sistema de captación de precios en origen válido, transparente y obligatorio que, entre otras funciones, sirva de base para que en caso de situación de crisis de precios en origen el ministerio pueda defender ante la Comisión Europea la necesidad de aplicar las medidas extraordinarias que permite la organización común de mercados para la fruta dulce».

Publicidad

 
 

 
  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura