El Gobierno británico defiende apostar por la edición genética tras el Brexit

El Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido (DEFRA) tiene previsto realizar una consulta sobre edición genética que podría desbloquear la edición genética en agricultura en este país tras el Brexit, según ha publicado la Fundación Antama. Así lo ha anunciado el secretario de Medio Ambiente británico, George Eustice, en el discurso que ha pronunciado en la Conferencia de Agricultura virtual de Oxford, en el que ha resaltado el valor de usar una tecnología con beneficios directos para la naturaleza, el medio ambiente y los agricultores, ofreciéndoles cultivos resistentes a plantas, enfermedades o climas extremos, permitiéndoles producir alimentos en mayor cantidad y más saludables.

Eustice ha dicho que técnicas como la edición de genes son en realidad una evolución natural de los enfoques convencionales del fitomejoramiento. La edición de genes, ha afirmado, «nos da el poder de desarrollar variedades de plantas con rasgos particulares mucho más rápido de lo que nunca fue posible con el mejoramiento convencional y esto abre enormes oportunidades para cambiar nuestro enfoque y adoptar la agricultura sostenible».

El secretario de Medio Ambiente también ha comentado que el Reino Unido no tenía más remedio que «adoptar servilmente» la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de que la edición de genes debería tratarse de la misma forma que la modificación genética, «por irracional y defectuosa que pudiera ser». «Ahora que hemos dejado la Unión Europea somos libres de tomar decisiones políticas coherentes basadas en la ciencia y la evidencia, y comienza hoy con una nueva consulta sobre los cambios propuestos a la ley inglesa que permitirán que se lleve a cabo la edición de genes, de modo que podamos lograr un marco regulatorio más simple y científicamente creíble para gobernar nuevas tecnologías importantes», ha agregado George Eustice.

En comunicados de prensa separados, Rothamsted Research y la Sociedad Británica de Criadores de Plantas (BSPB) han dado la bienvenida a la nueva consulta de DEFRA sobre edición genética. La directora de Rothamsted, la profesora Angela Karp, ha señalado que la consulta significa que los avances recientes en las tecnologías de edición genética pronto contribuirán a un sector agrícola más sostenible y productivo. Por su parte, la directora ejecutiva de BSPB, Samantha Brooke, ha manifestado que el cambio en la regulación para las tecnologías de edición genética también promoverá la inversión en investigación y nuevas oportunidades para la colaboración internacional en I+D, ya que esto muestra que el Reino Unido está abierto a los negocios y dispuesto a apoyar más políticas basadas en la innovación.

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura