El aforo de cítricos estimado para la campaña 2020/21 es de 6,93 millones de toneladas

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha comunicado al sector citrícola que se espera una cosecha de 6,93 millones de toneladas, según el aforo realizado con información suministrada por las comunidades autónomas. La directora general de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana, ha presidido la reunión convocada por el MAPA y mantenida por videoconferencia en la que se ha facilitado este dato, cifra que está un 12% por encima de la cosecha pasada, que fue muy corta, y un 5% superior a la media. Respecto a la media de los últimos años, se esperan descensos del 1% para la naranja y del 3% para el pomelo y ascensos del 12% para pequeños cítricos y del 8% para el limón.

La difusión entre el sector de un aforo homogeneizado en los primeros compases de cada campaña es uno de los compromisos que el ministerio adquirió dentro del plan de medidas para el sector citrícola adoptado en abril de 2019. Asimismo, el MAPA ha informado al sector del desarrollo de otros compromisos en materia de transparencia y mejora de la información de mercado entre los que destacan los trabajos para la caracterización atendiendo a las variedades y el desarrollo de un modelo predictivo de producción. Una vez concluidos, estos trabajos constituirán valiosos instrumentos para la toma de decisiones.

Además, en la reunión se ha hecho balance de la campaña 2019/20 recién concluida, para la que las últimas estimaciones han situado finalmente la producción en 6,2 millones de toneladas, un 18% por debajo de la 2018/19 (que fue récord) y un 9% por debajo de la media de las cinco precedentes.

El MAPA ha indicado que «el comercio ha mostrado un gran dinamismo, sobre todo a partir del inicio de la pandemia, al ser los cítricos una fruta de fácil conservación y durabilidad, además de aportar cualidades muy saludables. Así, el consumo doméstico, con datos hasta mayo, ha registrado un incremento acumulado en volumen para todos los cítricos del 5,1%, que se eleva al 17% en valor. Significativo ha sido el aumento del consumo de limón, el cual ha crecido un 11,2% en el acumulado anual».

Por lo que se refiere a las exportaciones españolas en el primer tramo de la campaña (septiembre/marzo), estas se han mantenido en niveles ligeramente inferiores al de la anterior (–3,4%) y al de los años medios (–3,7), habiéndose incrementado en valor en un 19% respecto a la pasada debido al aumento de los importes unitarios.

A pesar del descenso productivo, del notable crecimiento del consumo nacional y de las dificultades logísticas derivadas de los requisitos sanitarios impuestos por la Covid–19, España ha suministrado cantidades muy importantes de cítricos a la Unión Europea (UE), como lo demuestra el casi medio millón de toneladas exportado en el mes de marzo, que constituye un récord  para dicho mes. A pesar de ello, las exportaciones a países terceros se han reducido notablemente ante la creciente demanda experimentada por el principal mercado, la UE.

En este contexto de mercado, los precios percibidos por los agricultores han sido superiores a los de campañas anteriores, habiéndose producido incrementos significativos sobre todo en las primeras semanas de la pandemia. En el caso de la naranja, por ejemplo, el precio medio de campaña en campo se ha más que doblado respecto a 2018/19, situándose un 40% por encima del medio de las cinco campañas precedentes. Durante el mes de mayo las cotizaciones triplicaron el valor de ejercicios anteriores. Asimismo, la cotización media registrada a salida de central de acondicionamiento ha tenido un comportamiento similar.

 

Publicidad

  
  
 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 
 
 


 

 

Jornadas Fruticultura