Descenso del consumo y precios de la fresa, mientras frambuesa y arándano se mantienen

 

Las ventas al exterior han crecido un 7,6% en el primer trimestre del año

Cuando a mediados de marzo de este año el gobierno español declaró el estado de alarma, debido a la crisis sanitaria como consecuencia de la pandemia de la Covid–19, se produjo un cambio total en nuestras vidas, tanto a nivel sanitario como laboral, social y económico.

Si ha habido un subsector que dentro del sector agrario ha sufrido los efectos colaterales por el coronavirus este ha sido el de los frutos rojos de Huelva, que estaba a punto de iniciar la campaña de recogida en esas fechas, en la que trabajan entre los campos de cultivo y los almacenes de envasado alrededor de 70.000 personas, la mayoría locales e intracomunitarios, pero también trabajadoras procedentes de Marruecos. Su importancia para la zona es vital ya que supone cerca del 98% de la producción nacional de berries, además de ser el primer exportador de Europa de estos cultivos y uno de los principales productores a nivel mundial.
 

Ligero incremento de la superficie

La superficie de cultivo de frutos rojos en la provincia de Huelva en la campaña 2019/20 ha sido de 11.700 hectáreas, cifra que es un 2% superior a las 11.464 ha plantadas en la anualidad anterior, según ha informado la Asociación de Productores y Exportadores de la Fresa de Huelva (Freshuelva), con los datos aportados por las empresas asociadas a esta entidad. De estas, 6.217 ha son de fresas (+2% respecto a las 6.095 ha de la campaña 2018/19); 3.089 ha de arándanos (+1% frente a las 3.059 ha de la 2018/19); 2.300 ha de frambuesa (+7% en relación a las 2.150 ha de la pasada anualidad en la que se había producido un descenso del –3% respecto a la anterior) y 145 ha de moras, que vuelven a descender, en esta ocasión más de un 9% comparadas con las 160 ha de la 2018/19.

Desde esta entidad se ha puesto de relieve que los datos de plantación «evidencian que se consolida la apuesta por la diversificación de cultivos iniciada en campañas precedentes, garantizándose la presencia de los berries de Huelva en los diferentes mercados durante, prácticamente, nueve meses al año». En esta línea, desde el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible (CAGPDS) de la Junta de Andalucía, se ha resaltado que el arándano ha sido el cultivo de frutos rojos que ha experimentado una mayor expansión, aumentando su superficie en un 250% en los últimos cinco años, mientras que la superficie de frambuesa también ha crecido, un 84% desde la campaña 2011/12 hasta la 2017/18.

El gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, ha manifestado a Revista de Fruticultura que la campaña de la fresa, que ha concluido a finales de mayo, «ha sido bastante compleja a causa de la Covid–19 y del estado de alarma derivado de la misma. Nuestra campaña ha estado marcada por un descenso en los pedidos y el consumo de fresa, primero a nivel nacional, y después a nivel internacional, provocado sobre todo por las limitaciones de movilidad». Y ha subrayado que «este descenso en las ventas ha provocado que muchos productores se hayan visto abocados a abandonar parcelas de cultivo para equilibrar oferta y consumo». Por este motivo, «no hemos tenido grandes problemas con la mano de obra, a pesar que, debido al cierre de fronteras de Marruecos, solo han podido venir a trabajar a la campaña un 35% de las trabajadoras contratadas en origen del total autorizado». En este contexto y por la situación de desempleo generalizado, «el colectivo de trabajadores ha sido muy diverso esta campaña y procedente de otros sectores que se han incorporado al agrario», ha señalado Domínguez.
 

Tres variedades de fresa concentran el 72%

‘Florida Fortuna’, ‘Rociera’ y ‘Victory’ son las tres variedades de fresa que han capitalizado el 72% del total de la producción de esta campaña 2019/20, una dinámica que se está repitiendo en los últimos años. Esta información aparece en el informe técnico realizado por el Grupo de Fresa del IFAPA, en el que se señala que ‘Fortuna’, de la Universidad de Florida, ha continuado siendo la variedad mayoritariamente cultivada en los campos onubenses, con un 36,2%, aunque esta cifra es un 3,2% inferior a la de la campaña anterior (39,4%). En segundo lugar, se encuentra la variedad de Fresas Nuevos Materiales S.A., ‘Rociera’, con un 25,6%, un porcentaje similar a la campaña pasada (26%). Las otras dos variedades de este programa de Fresas Nuevos Materiales, ‘Primoris’ y ‘Rabida’, han presentado una evolución diferente en relación a lo ocurrido en las dos pasadas campañas. ‘Primoris’ tiene una representación del 2,3%, poco más de la mitad de la anterior (4,1%) y, en cambio, ‘Rabida’ ha presentado un 6,1%, valor parecido a los de las dos últimas campañas, 6,3% en 2017/18 y 6,8% en 2018/19.

En cuanto a las variedades de uso exclusivo, cabe destacar las gestionadas por Plant Sciences/Berry Genetics, con ‘Victory’ a la cabeza, que sigue manteniendo un porcentaje de implantación uniforme; este año con un 10%, muy parecido al 10,5% de la anterior campaña. La variedad, ‘Calinda’, del programa de Fresh Forward, ha elevado su presencia del 3,2% de 2018/19 al 4,9% actual. Por último, cabe resaltar el aumento en la representación de la ‘Palmerita’, de Masiá Ciscar S.A., que ha pasado de un 1% la campaña anterior a un 3,4% esta.

Por lo que se refiere a programas de mejora, los de la Universidad de Florida y de Fresas Nuevos Materiales S.A. continúan, una campaña más, destacando por encima del resto según el mismo informe; el primero de ellos se basa únicamente en la variedad ‘Fortuna’ y tiene una presencia del 36,7% (39,4% en 2018/19); y el segundo, un 34,5% (37,2% en 2018/19). Destaca el hecho que estos dos programas han sumado más de un 71% del total de plantas en producción esta campaña en Huelva. A continuación, aparece el programa de Plant Sciences/Berry Genetics, con el 12,5%, cifra similar a la del año pasado (13,2%). Del resto de programas, destacan Masiá Ciscar S.A. con un 5,9%, más del doble que la pasada campaña (2,5%), y Fresh Forward, con el 4,9% frente al 3,2% del año pasado.

Tanto en el caso de la frambuesa como del arándano no se dispone de un informe tan completo, pero desde Freshuelva nos han indicado que, por orden de mayor a menor, las variedades de frambuesa cultivadas son ‘Adelita’, ‘Glen Lyon’,’ Lagorie’ y ‘Maravilla’. En cuanto al arándano, las dos variedades más importantes son ‘Star’ y ‘Ventura’.
 

Comportamiento irregular de las cotizaciones

Los precios de la fresa percibidos por el agricultor han ido disminuyendo desde el inicio de campaña, según el informe realizado por el Observatorio de Precios y Mercados de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía. Así, los 4,86 €/kg de media de la primera semana, la del 2/12/2019 al 8/12/2019, han sido los más altos de esta última campaña. Estos, han ido bajando hasta los 2,51€/kg de la semana del 30/12/2019 al 5/1/2020, para tener un ligero repunte de tres céntimos la semana posterior y luego ir bajando. Este descenso prosiguió en febrero debido a que ese mes la oferta fue excepcionalmente alta para esa época del año, pero desde la semana previa a Semana Santa, con el descenso de la producción comercializada como consecuencia de la disminución del consumo a causa de la crisis sanitaria de la Covid–19, se fue equilibrando el mercado y los precios volvieron a los niveles normales para esa época. Tras los 1,04 €/kg de la semana del 4 al 10 de mayo, la fresa ha cerrado la actual campaña fijando el precio para la semana del 18 al 24 de mayo en 0,97 €/kg, cifra superior a los 0,74 €/kg con el que finalizó la campaña anterior.

Fuentes del sector de los frutos rojos han informado que la producción de fresa no comercializada durante el periodo de confinamiento por el estado de alarma como consecuencia de la pandemia de la Covid–19 hasta había sido de un 17% hasta el 5 de mayo.

Los precios de la frambuesa, que tiene una campaña más larga, han sufrido diversas oscilaciones. Así, en la primera semana, del 2/9/2019 al 8/9/2019, el precio se fijó en 6,78 €/kg de media, para bajar a los 4,69€/kg del 4/11/19 al 10/11/19, y volver a subir a principios del 2020, del 6 al 12 de enero a los 6,50€. La semana del 3/2/2020 al 9/2/2020 llegó a los 7,25 €/kg para situarse del 25/5/2020 al 31/5/2020 en 4,45 €/kg y la del  8/6/2020 al 14/6/2020 bajar hasta los 4,36 €/kg debido a la competencia en los principales mercados a los que se dirige esta fruta. Al contrario que lo que ha ocurrido con la fresa, el mercado de la frambuesa no ha sufrido perturbaciones significativas durante el estado de alarma, sobre todo debido a que va destinado a la gran distribución, tanto a nivel nacional como internacional.

El precio del arándano también ha descendido desde el inicio de la campaña, en que se fijó en los 7,09€ por kg en la semana del 23/12/2019 al 29/12/2019. Del 2 al 8 de marzo se situó en los 5,88 €/kg, para retroceder hasta los 3,42 €/kg y llegar a los 4,80 €/kg en la semana del 8 al 14 de junio, nivel bastante superior al de la misma semana de las dos campañas precedentes. En las últimas semanas de la campaña se ha producido un retroceso del volumen comercializado.

Récord de exportaciones

Andalucía ha alcanzado un nuevo récord en exportaciones de frutos rojos, con un importe de 475 millones de euros vendidos en los tres primeros meses de 2020, su máximo histórico para el primer trimestre de un año desde que existen registros homologables (1995), gracias a un crecimiento de las ventas en el exterior del 7,6% en relación al mismo periodo de 2019.

De esta forma, esta comunidad ha reforzado su liderazgo en las exportaciones de frutos rojos de nuestro país, con el 87% de las ventas nacionales, que encabeza Huelva, con el 78% de las ventas de España y una facturación de 428 millones en el primer trimestre, impulsada por un crecimiento del 4% sobre el mismo periodo de 2019, según los datos ofrecidos por Extenda–Agencia Andaluza de Promoción Exterior, entidad dependiente de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía. A continuación, se ha situado Sevilla, que es la provincia que más ha crecido en los tres primeros meses del año al duplicar sus ventas (+102%) hasta llegar a los 33 millones, lo que representa el 7% del total.

En el primer trimestre de 2020, las fresas han concentrado más de la mitad de las exportaciones andaluzas de berries, con 249 millones facturados (52%) y un crecimiento del 0,5% respecto al mismo periodo del año anterior. Les siguen las frambuesas, con 145 millones de euros, el 31% del total y un leve descenso del 1,6%, mientras que los arándanos rojos y mirtilos, son los que más han crecido con casi el doble de ventas (+94%) hasta alcanzar los 77 millones, el 16,3% del total. Finalmente, las zarzamoras, moras y moras frambuesas han facturado 3,2 millones (0,7%), lo que ha supuesto un incremento del 7,1%.

Entre enero y marzo, han crecido los tres principales mercados exteriores del sector de los frutos rojos, que también ha protagonizado importantes avances en la Europa Oriental. Alemania continúa como primer destino internacional de los frutos rojos andaluces, con una facturación de 144 millones de euros, el 30% del total y una subida del 7,6 respecto al primer trimestre de 2019; seguida de Reino Unido, con 125 millones, el 26,2% y un aumento del 8,7%; y Países Bajos, el segundo mercado que más crece de los diez primeros, un 43% y 56 millones de euros facturados.

A pesar de ello, según los datos ofrecidos por Extenda, los mayores crecimientos en el primer trimestre del año se han producido en destinos del Este de Europa. Así, Polonia, su décimo mercado, ha experimentado el crecimiento más grande de los diez primeros destinos, un 58% hasta los 8,6 millones; República Checa (11º mercado), donde suben un 48% hasta los 5,4 millones; Eslovaquia, con el triple de ventas, hasta los 1,6 millones (+209%); o Rumanía, donde se han multiplicado por diez las exportaciones hasta los 411.000 euros (+937%).

Por su parte, Francia es el cuarto destino mundial del sector, con 41 millones (8,7%) y un descenso del 5,2%; seguida por Italia, con 28,3 millones (6%) y bajada del 11%; Portugal, con 13,6 millones (2,9%) y subida del 4,5%; Suiza, con 13,3 millones (2,8%) y un descenso del 16,8%; y Bélgica, con 12,9 millones (2,7%) y una caída del 11,7%.

Todas estas buenas cifras se han producido en el primer trimestre de este año, justo antes de decretarse el estado de alarma en nuestro país por la Covid–19, por lo que se deberá estar atento a la evolución y las cifras correspondientes al segundo trimestre de 2020.

El gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, ha señalado que, en general, durante el confinamiento las exportaciones con los principales países de destino como Alemania, Francia o Reino Unido se han mantenido «con el único hándicap de una mayor ralentización en el transporte». Asimismo, «deberemos de seguir adaptándonos al mercado y al contexto nacional e internacional en el que deba moverse el sector. Por ello tendremos que ver cómo terminan las negociaciones para cerrar el Brexit y cómo afectarán a las exportaciones de frutos rojos, ya que el Reino Unido es un mercado muy importante para nosotros». En este sentido, ha reiterado que «seguiremos trabajando en la apertura de mercados como China y la India en la medida en que se vayan pudiendo dar pasos al respecto porque la situación internacional así lo permita».
 

Optimización de fondos de los programas de las OPFH

El sector de los frutos rojos de Huelva ha trasladado a la consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, y al ministro de Agricultura, Luis Planas, la necesidad de introducir modificaciones para optimizar los fondos incluidos en los programas de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) para ayudar a este sector. El gerente de Freshuelva ha señalado que «hemos solicitado a la consejería la modificación de la normativa, con objeto de optimizar los presupuestos ya aprobados, flexibilizar posibles modificaciones y permitir la incorporación de gastos, tales como el plantón para la próxima campaña, que compensen las inversiones que no pudieran realizarse por la situación generada por la crisis sanitaria actual». Para añadir que «esto no supone un incremento de gasto para la Comisión Europea y sí un reajuste del presupuesto ya destinado a programas operativos de las organizaciones de productores, con lo que confiamos que se atienda nuestra petición, que no es diferente a la realizada y aceptada para otros subsectores como el aceite o el vino».

Al mismo tiempo, al ministerio se le ha trasladado que «dentro de las medidas económicas específicas del Gobierno de España a los sectores productivos en general, se incluya para el sector de los frutos rojos la refinanciación del pasivo de los empresarios agrícolas a coste cero y garantías públicas para los nuevos préstamos de campaña e inversión».
 

Promoción en redes sociales y medios de comunicación

Uno de los pilares de la actuación de la Asociación Interprofesional de la Fresa Andaluza (Interfresa) es la promoción de los frutos rojos. La situación por la Covid–19 ha truncado los planes de promoción que esta entidad tenía para esta campaña, y que en esta ocasión se centraban fundamentalmente en el arándano, un producto muy consumido en Centroeuropa pero del que hay poca tradición en nuestro país, por el momento. El primer plan de promoción de la Interprofesional fue ‘Fresas de Europa. Vive la Roja’, que consiguió fomentar e incrementar el consumo de la fresa en países como Alemania, Francia o Reino Unido.

El gerente de Interfresa, Pedro Marín Andrés, ha manifestado que «retomaremos los planes que teníamos en cuanto la situación nos lo permita. Mientras tanto, durante la pandemia, hemos incrementado el contacto con los potenciales consumidores a través de las redes sociales y de los medios de comunicación tradicionales y hemos tratado de informar a nivel general sobre los beneficios del consumo de berries, no solo por sus cualidades organolépticas, que son indiscutibles, sino además por sus propiedades saludables». Así, gracias a las campañas emprendidas tanto por la Interprofesional como por las sectoriales, las cooperativas y las empresas, «el consumo de berries, que se ha resentido mucho por el carácter tan perecedero de productos como la fresa, ha visto amortiguado el perjuicio causado por la pandemia».

Pedro Marín Andrés ha indicado que «también ha ayudado a concienciar sobre las ventajas de su consumo el acuerdo alcanzado con la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, que ha permitido llevar a los hospitales andaluces miles de kilos de frutos rojos en estos meses». Por todo ello, ha subrayado que «tenemos claro que, al margen de emprender los proyectos de promoción pendientes, mantendremos el contacto con los consumidores a través de estos medios que se han mostrado muy eficaces durante la crisis de la Covid–19».
 

Ordenación de los flujos migratorios

Recientemente, se ha firmado y renovado por cuatro años el convenio para la Ordenación, Coordinación e Integración Sociolaboral de los flujos migratorios laborales en campañas agrícolas de temporada. Esta renovación ha sido valorada «muy positivamente» por FEPEX y Freshuelva (asociación integrada a la anterior), ya que este convenio «permite una gestión eficaz de los flujos migratorios necesarios para campañas como la de fresa», sobre todo gracias a la coordinación con los gobiernos español y marroquí para la contratación en origen.

El convenio establece la colaboración entre las entidades firmantes del mismo, con el fin de asegurar una gestión eficaz de los flujos migratorios laborales, interiores y exteriores, en el sector agrario, de manera que se disponga en cada momento y lugar de los trabajadores necesarios, se garantice el cumplimiento de las normas laborales y de inmigración, de las condiciones de trabajo y de alojamiento, cuando este resulte necesario, y se proporcione la adecuada información y asesoramiento en materia de derechos y obligaciones sociolaborales.

Freshuelva ha subrayado que con el mismo «se actualiza el marco legal y el compromiso para seguir garantizando una solución a uno de los problemas más graves que sufre el sector de los frutos rojos de la provincia de Huelva, que es la necesidad de mano de obra, sobre todo, durante la campaña de la fresa». A pesar de ello, este año no ha habido problemas de mano de obra en cuando a la necesaria, pero sí en cuanto a logística. Así, el estado de alarma por la Covid–19 y su posterior cierre de fronteras ha provocado que solo pudiesen venir a trabajar a Huelva 6.500 de las 19.000 mujeres marroquíes autorizadas según el marco legal que se ha actualizado con el convenio renovado para los próximos cuatro años. El problema ha surgido a la conclusión de la campaña para el regreso a su país cumpliendo con todas las garantías sanitarias, aspecto en el que han estado trabajando los gobiernos español y marroquí.

Responsabilidad ética, laboral y social

Relacionado con el apartado anterior, cabe señalar que la Interprofesional Interfresa dispone de un plan sectorial de responsabilidad ética, laboral y social (Prelsi), pionero en nuestro país, cuyo objetivo es disponer de una herramienta de auto mejora donde conseguir el mayor grado de satisfacción de todos los agentes productivos del sector (jornaleros, agricultores, empresas, asociaciones...) y contribuir a un escenario de cooperación con los máximos niveles de respeto, ética laboral y compromiso social entre los gobiernos de España y Marruecos.

Aprobado en septiembre de 2018 e implantado en la siguiente campaña, el Prelsi tiene tres pilares fundamentales: la formación de los cuadros medios, acometida en coordinación con empresas expertas en recursos humanos; la activación de unos servicios jurídicos destinados a analizar cualquier caso de abuso o comportamiento inadecuado que pueda ser detectado por los agentes del plan y activar el protocolo de actuación correspondiente y la puesta en marcha de un equipo de consultores de integración destinado a informar a todos los trabajadores, tanto los de contrato en origen como los que ya son habituales durante la campaña, de la normativa laboral aplicable y diferentes servicios.

El cuerpo de consultores de integración del Prelsi se ha convertido en el referente de un plan que, por otro lado, «se ha ganado el reconocimiento de las administraciones españolas y marroquíes, así como de muchas asociaciones y ONG que admiten su utilidad y su acierto».

En el presente ejercicio, Interfresa ha reforzado el equipo de consultores que ha pasado a contar con 15 personas, que se han sometido a un estricto proceso de formación. En 2019, el Prelsi propició la formación de más de 550 cargos intermedios de empresas productoras a través de 25 cursos de formación y más de 4.500 visitas ordinarias realizadas por los consultores de integración durante el ejercicio pasado a las fincas productoras de la provincia.

Este año, y debido a la crisis sanitaria por la Covid–19, el equipo de consultores del Prelsi ha diseñado un plan con medidas excepcionales de actuación para velar por el cuidado de las personas extranjeras con contrato en origen que han venido este año a la campaña, entre las que se encontraban las 6.500 trabajadoras procedentes de Marruecos citadas anteriormente.
 

Acabar con los asentamientos

En la zona existe una serie de asentamientos en los que malviven miles de personas, algunas sin permisos de residencia y trabajo y otras, en cambio, con la documentación necesaria y regularizada para trabajar en el campo u otro sector. Al respecto, Interfresa ha denunciado que «la realidad de los asentamientos existentes en la provincia de Huelva es un drama que incumbe a toda la sociedad y que no puede vincularse gratuitamente con el sector». Por ello, esta interprofesional ha reiterado que esta situación «lamentable y dramática» de los asentamientos de personas inmigrantes «debe ser afrontada con eficacia y celeridad por las administraciones competentes; Interfresa lleva más de 10 años tratando de conseguir que los gobernantes españoles tomen cartas en el asunto y acaben con esta situación». En este sentido, «así lo pidió, ya en el 2010, tanto a la Subdelegación del Gobierno y a los ayuntamientos en cuyo término municipal se ubican estos asentamientos, como a la Fiscalía, la propia Interprofesional de la Fresa y los Frutos Rojos de Andalucía, que ha seguido insistiendo de manera infructuosa para que las autoridades acaben con una tragedia humana inconcebible en nuestros tiempos que, además, perjudica gravemente a un sector que no tiene culpa ni responsabilidad alguna en este drama. La prueba es que la campaña agrícola acaba, pero los asentamientos no desaparecen».
Redacción.

Publicado en Revista de Fruticultura nº75

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura