Denuncian la caída del precio del limón español por la entrada masiva del de Sudáfrica y Argentina

ASAJA Alicante ha denunciado “una vez más” el “hundimiento de los precios” de los productos agrícolas españoles por la entrada masiva de estos mismos cultivos procedentes de terceros países como Sudáfrica, Marruecos o Argentina, provocando una sobre inundación del mercado y afectando al precio en origen de las producciones nacionales. Esta es la situación del limón Verna de la Vega Baja, “el cual estaba viviendo una buena campaña, debido a la alta demanda por el aumento del consumo desde el inicio de la crisis por la Covid-19, y que ha visto roto el final de la campaña con la caída de un 55% de su precio en menos de 15 días.

Según esta organización agraria, “la guerra de precios existente entre el limón sudafricano y el limón argentino, que ya han irrumpido en el mercado europeo, y como consecuencia directa del efecto llamada entre los países productores que ha tenido el incremento de la demanda y las buenas cotizaciones que estaba registrando el cítrico español desde que comenzara la crisis por la Covid-19, se ha llevado por delante el último tramo de la campaña del limón Verna”. Así, en solo dos semanas, el precio ha caído de los 0,85-0,90 €/kg a los 0,40 €/kg, “que ha provocado que muchos productores de limón de la Vega Baja se hayan visto obligados a paralizar las recolecciones en campo que estaban en curso y con muy buenas perspectivas de rentabilidad”.

Desde ASAJA Alicante calculan unas pérdidas de alrededor de 25 millones de euros y anuncian que esto “va a conllevar numerosos pleitos entre empresarios agrícolas que ya tenían la cosecha vendida bajo contrato a 0,85-0,90 € el kilo y que ahora se están encontrando con que los comercializadores están tratando de reajustar los precios a la baja con la excusa de la adaptación a las cotizaciones actuales”.

A esta organización agraria también le preocupa, “al margen de la quiebra del final de la campaña del limón español”, al que le quedaban unos 20 días de recolección, “que esta situación se está convirtiendo en tendencia y está adquiriendo tientes de normalidad”. Si hace unos años, cuando el control de la campaña estaba en manos de España, las cotizaciones del limón Verna iban subiendo conforme se acercaba el verano, desde hace dos o tres años se está viendo un cambio por el efecto Sudáfrica, que está cortando el ascenso del precio del cítrico español en junio.

Eladio Aniorte, presidente de ASAJA Alicante, ha manifestado que “nosotros lo hemos reiterado en numerosas ocasiones, no tenemos miedo a competir con otros países productores de cítricos, pero reclamamos que se haga con las mismas reglas del juego para todos. La UE debe aceptar que la agricultura no puede seguir siendo la moneda de cambio de todos sus tratados y cualquier acuerdo que se firme, primero, debe pasar por estudiar si tendrá un impacto tan grave en las producciones propias y en nuestros agricultores.

Publicidad

  
  
 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura