Crecen las interceptaciones de cítricos con plagas peligrosas en Sudáfrica, Zimbaue y Túnez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un estudio de La Unió de Llauradors revela que las interceptaciones de cítricos con destino a los mercados comunitarios, rechazados por la presencia de plagas peligrosas, aumentaron de forma importante durante el año 2021 en Sudáfrica, Zimbaue y Túnez.

En concreto, los datos facilitados por esta organización agraria indican que Sudáfrica ha pasado de 20 interceptaciones en 2020 a 54 en 2021 (+170%) y su país vecino Zimbaue crece de 2 en 2020 a 53 en 2021 (+2.550%), «cifra que podría significar que los productores sudafricanos utilizan este país para desviar producción y generar confusión con objeto de evitar o relajar el control sobre sus cítricos». En este sentido, cabe destacar que las importaciones de cítricos de Zimbaue a la Unión Europea se han elevado considerablemente, de 39.187 toneladas en 2020 se ha pasado a 43.445 hasta noviembre de 2021, lo que supone un incremento del 11%. Túnez es otro de los países que aumenta ‘alarmantemente’ sus interceptaciones, tras pasar de 7 a 30 rechazos (+329%).

De todas formas, La Unió de Llauradors ha destacado que el descenso global de interceptaciones de 2021 (–23%) «se debe a la gran bajada de interceptaciones de plagas en cítricos procedentes de Argentina (de 139 a 7)», justificado por la paralización de sus exportaciones desde octubre de 2020 a abril de 2021, «tras el cierre de fronteras y las mayores exigencias fitosanitarias y de control decretadas por las autoridades comunitarias precisamente por los problemas argentinos con las plagas».

Del total de 180 interceptaciones, 114 (el 63%) corresponden a dos plagas peligrosas y lesivas como la Phyllosticta citricarpa (90 envíos y el 50% de las interceptaciones) o la Thaumatotibia leucotreta (24 envíos y el 13% de las interceptaciones), «no presentes todavía en la citricultura europea, y que podrían representar una auténtica catástrofe su posible entrada».

La Unió de Llauradors ha indicado que «estos nuevos datos de interceptaciones son sin duda muy relevantes para la revisión del acuerdo comercial entre la UE y el África Meridional (donde se encuentran las importaciones de naranjas de Sudáfrica y Zimbaue) que se está negociando en estos momentos y ponen de manifiesto que no se hacen bien las cosas en esos países para controlar las plagas». Se ha demostrado, además, que el 40% de las interceptaciones de toda la campaña de exportación de esos países «se centra en los meses donde se ha ampliado el acuerdo de reducción de aranceles (octubre y noviembre), justo cuando comienza con fuerza nuestra campaña y que, por lo tanto, facilitan sus exportaciones. Octubre es el mes clave porque es donde se producen un mayor número de interceptaciones».

La organización considera que la Comisión Europea dispone de suficiente información para tomar medidas y garantizar unas medidas de control adecuadas para las importaciones de Sudáfrica y Zimbaue. Entre ellas, «la del tratamiento en frío, para evitar la entrada de plagas tan dañinas como la ‘Thaumatotibia leucotreta’ y su expansión en la citricultura europea».

«Ya tenemos suficiente con el ‘Delottococcus aberie’ (Cotonet) importado de Sudáfrica que estamos sufriendo ya en la mayor parte del territorio citrícola valenciano y que nos causa graves pérdidas económicas a los productores y un mayor esfuerzo inversor a las diversas Administraciones para su control y prevención, como para que nos entre una nueva plaga», ha comentado Carles Peris, secretario general de La Unió de Llauradors.

 

País

 

2020

 

2021

 

Variación

 

Sudáfrica

 

20

 

54

 

170%

 

Zimbabue

 

2

 

53

 

2.550%

 

Túnez

 

7

 

30

 

329%

 

China

 

19

 

17

 

-11%

 

Brasil

 

13

 

12

 

-8%

 

Argentina

 

139

 

7

 

-95%

 

Total

 

233

 

180

 

-23%

 

Total de las interceptaciones de cítricos rechazados por plagas. Fuente LA UNIÓ con datos oficiales.

 

UP denuncia la falta de respuesta del MAPA
Por su parte, la Unió de Pagesos (UP) ha denunciado la falta de acción del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ante la situación de crisis de precios de los cítricos, causada, sobre todo, por la competencia de la naranja procedente de Sudáfrica, que ha supuesto un retraso en la comercialización en nuestro país. Además, en las últimas semanas se ha sumado la de Egipto, impidiendo la salida de variedades como la ‘Navel’.

El sindicato ha alertado de que los citricultores catalanes cobran actualmente entre 0,06 y 0,08 euros el kilo de naranja, con un bajón de producción este año del 40% respecto a una cosecha media. Las clementinas se están pagando a 0,20 céntimos el kilo, pero el descenso todavía ha sido mayor, entre el 50% y el 60% de una cosecha media. Por tanto, la caída de ingresos de los citricultores «este año será extrema e imposibilitará que muchos puedan afrontar la nueva campaña, con la fuerte subida del coste de la energía, del agua, de los fertilizantes y de los abonos». UP también ha advertido que algunas grandes superficies hacen ofertas a los consumidores con precios mínimos de naranjas de origen nacional, a 0,65 euros el kilo.

Publicidad

  
  
 

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

 
 
   
 
  
 
    

Jornadas Fruticultura