Características productivas de setos en alta y súper alta densidad de olivo (cv. Changlot) adaptados a la cosecha mecánica en la provincia de San Juan, Argentina

Autores:

F.J. Ladux1, M.C. Rousseaux1,2, O. Contreras–Zanessi3, E.R. Trentacoste3

(1) Centro Regional de Investigaciones Científicas y Transferencia Tecnológica de La Rioja (CRILAR–Provincia de La Rioja–UNLaR– SEGEMAR–UNCa–CONICET), La Rioja, Argentina.
(2) Departamento de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (DACEF y N), Universidad Nacional de La Rioja. La Rioja. Argentina.
Estación Experimental Agropecuaria Junín (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), Mendoza, Argentina.
(3) Estación Experimental Agropecuaria 

Publicado en Revista de Fruticultura nº84

RESUMEN

La olivicultura argentina incrementó fuertemente su superficie a partir de 1990 usando diferentes modelos de olivar en seto, escasamente comparados en similares condiciones ambientales y de manejo. Durante dos años evaluamos setos del cv. Changlot en alta densidad (AD) y súper alta densidad (SAD). Se midió la estructura, producción y características de los frutos a distintas alturas de la copa. En el olivar en AD se evaluó el avance de la cosechadora a 8 y 17 m/min. La producción por planta fue 4 veces mayor en AD que en SAD, sin embargo, la producción por ha fue similar entre modelos. La madurez fue más homogénea en AD que en SAD. Con una velocidad de cosecha de 8 m/min, la eficiencia de cosecha incrementó ligeramente, pero el daño en los frutos se duplicó, en comparación con una velocidad de 17 m/min. Nuestros resultados parecen indicar que la elección de la densidad de plantación debe basarse en el costo inicial de inversión, superficie a implantar y tipo de cosechadora mecánica.

Palabras claves: Eficiencia de cosecha, Densidad de plantación, Fuerza de retención del fruto, Daño por molestado.

ABSTRACT

Yield characteristics of high and super high density olive hedgerows (cv. Changlot) adapted for mechanical harvesting in San Juan, Argentina. Oliviculture in Argentina strongly increased its surface from 1990 incorporating different models of olive groves in hedgerows, with few comparisons in similar environmental and management conditions. Olive cv. Changlot hedgerows were evaluated for two years in high density (HD) and super high density (SHD). The structure, production and fruit characteristics were measured at different canopy heights. In the olive orchard in HD, the advance of the combine harvester was evaluated at 8 and 17 m/min. The production per plant was four times higher in HD than in SHD; yet, the production per ha was similar between these models. Maturity was more homogeneous in HD than in SHD. With a harvest speed of 8 m/min, the harvest efficiency increased slightly, but the damages to the fruits doubled in comparison to a speed of 17 m/min. Our results may indicate that the choice of plantation density should be based on the initial investment cost, surface to be planted, and type of mechanical harvester.

Key words: Harvesting efficiency, Plant density, Fruit retention force, Bruising damage.

La olivicultura argentina incrementó fuertemente su superficie a partir de la década del 90, desde 30.000 a 105.000 hectáreas (ha), debido a políticas de incentivo al sector. Las nuevas plantaciones se desarrollaron en áreas donde el cultivo no estaba presente anteriormente e incorporando variedades con poco conocimiento local sobre su comportamiento. También se emplearon nuevas tecnologías que combinaron el uso de riego presurizado con aumentos de la densidad de plantación y manejo de los árboles para facilitar la mecanización de la cosecha (Gómez del Campo et al., 2010). Olivares en seto llamados “intensivo” o alta densidad (AD, 300–500 árboles/ha) fueron ampliamente adoptados por los productores argentinos. Los olivares en seto intensivos se encuentran distribuidos en las provincias de Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza (Tous et al., 2014). Una cosechadora cabalgante llamada “Colossus” fue desarrollada en Argentina para estos grandes setos, los cuales deben mantener una altura aproximada de 4,5 m de altura y 4,0 m de ancho. En los últimos años ha aumentado el interés sobre olivares en setos estrechos en “superintensivo” o súper alta densidad (SAD, 1.500–2.000 árboles/ha). Los olivares superintesivos pueden ser cosechados con máquinas vendimiadoras modificadas y deben mantener una altura alrededor de 2,5 m y un ancho de 1,0–1,5 m. Similar a otras regiones olivícolas del mundo, en Argentina las experiencias sobre variedades, manejo y diseño de los olivares en SAD es aún limitada.

Los olivares de AD y de SAD pueden alcanzar rendimientos entre 8 y 12 toneladas (t) de aceitunas por ha (Tous, 2011). En ambos sistemas, las dimensiones de canopeo deben considerar las dimensiones de la cosechadora y la iluminación de copa (Connor y GómezdelCampo, 2013). De esta manera se evitan daños sobre la planta y los frutos durante el paso de la máquina, una baja eficiencia de cosecha y un sombreo excesivo. Un exceso en las dimensiones del canopeo afecta la producción, la calidad de los aceites y concentra la producción de aceituna en las porciones de copa mejor iluminadas.

Las cosechadoras cabalgantes utilizadas en los olivares en seto reducen significativamente los costos de cosecha. En una jornada de trabajo de 8 horas, la cosechadora Colossus, con pocos operarios puede cosechar con alta eficiencia (>90%) entre 3 y 4 ha por día (Tous et al., 2014). La eficiencia de cosecha depende en gran parte del cultivar, de la forma y dimensiones del seto (altura y anchura). La elección de velocidad de avance de la cosechadora también repercute en la eficiencia de remoción de los frutos. Una reducción en la velocidad de avance mejora la eficiencia de cosecha, ya que permite mayor tiempo de contacto entre el sistema de cosecha y el árbol. Asimismo, la eficiencia de remoción de frutos del árbol depende de variables como el estado de madurez, el peso fresco y la fuerza de retención de fruto (Farinelli et al., 2012; Ferguson et al., 2010; MoralesSillero y García, 2015). Resulta importante conseguir una alta eficiencia de remoción de frutos con el menor daño en fruto por cosecha mecánica (molestado) y en el menor tiempo posible.

Los objetivos de este trabajo fueron: 1) Comparar los modelos de seto de AD y de SAD en variables relacionadas a la producción y características de los frutos a través de mediciones en distintas alturas de copa en plantaciones de olivo del cultivar Changlot. 2) Determinar el impacto de la velocidad de avance de una cosechadora mecánica sobre la eficiencia de recolección de fruto y el daño de fruto por cosecha en un olivar en seto del cv. Changlot en AD.

Materiales y métodos

Este trabajo fue realizado durante las temporadas 2018–2019 y 2019–2020 en una finca comercial, ubicada en la localidad de Cañada Honda, provincia de San Juan, Argentina (31°58’ Lat. S; 68°32’ Long. O; 610 msnm) (Figura 1). Se realizaron mediciones en un olivar en seto de AD (distancia entre fila 7 m y distancia entre plantas 3,5 m) y en un olivar en seto de SAD (4 m x 1,5 m) (Fotos 1 y 2). Ambos olivares de 5 ha fueron implantados en el año 2013 con el cv. Changlot y filas orientadas N–S. Las dimensiones del seto en AD fueron mantenidas en ambos años compatibles con las dimensiones de una cosechadora tipo Colossus (Foto 3). Las dimensiones del seto en SAD fueron mantenidas a través de poda compatibles con el paso de una cosechadora tipo vendimiadora. Los dos sistemas de plantación recibieron riego por goteo reponiendo las demandas hídricas del cultivo.

Figura 1. Departamento y localidad donde se encuentra ubicada la Finca Zuccardi, San Juan Argentina (31°58’ Lat. S. 68°32’ Long. O. 610 msnm.).

Foto 1. Distancias medidas en la dimensión de los setos evaluados. Fotografía de un olivar en seto de alta densidad de plantación del cultivar Changlot, Finca Zuccardi año 2019.

Foto 2. Imágenes de olivares en seto del cv. Changlot, Finca Zuccardi año 2019. (A) Olivar en súper alta densidad de plantación. (B) Estratos de copa medidos en olivar de alta densidad de plantación.

Foto 3. Cosecha mecánica de un olivar en seto de alta densidad de plantación con cosechadora Colossus, Finca Zuccardi año 2019.

En cada olivar se seleccionaron tres plantas representativas y se caracterizó la estructura del seto midiendo la altura total de copa, el despeje de copa (distancia desde el suelo a la primera capa de hojas), el ancho de copa en dirección Este–Oeste (anchura) y Norte–Sur (grado de solapamiento entre árboles contiguos). El ancho de calle libre fue determinado como: distancia entre filas – anchura de copa (Foto 1).

La recolección de las aceitunas se realizó el 5 de abril de 2019 y el 5 de marzo de 2020. La copa del seto fue dividida en tres alturas, recolectando y pesando separadamente de cada cara del seto todas las aceitunas (ver Foto 2.B). Las alturas seleccionadas se mantuvieron similares en todas las plantas dentro de cada olivar. Previo a la cosecha se midió la fuerza de retención de 10 frutos ubicados en cada altura y en ambas caras del seto. En una muestra de 40 frutos de cada altura se determinó el peso fresco y el peso seco, la humedad y el grado de madurez (coloración de la piel y pulpa con una escala de 0 a 7). El número de frutos por altura fue estimado de la relación entre el peso fresco de los frutos y la producción. Para la comparación de las características de los frutos entre sistemas de plantación a nivel de planta, se utilizó el valor obtenido en cada altura ponderado por la relación entre el número de frutos de cada altura y de la planta entera.

Cosecha mecánica del olivar intensivo

Un segundo experimento fue realizado en la cosecha 2019. En el olivar en AD, explicado anteriormente, se evaluó la cosechadora Colossus a dos velocidades de avance (Fotos 1 y 3). Previo a la cosecha mecánica, se seleccionaron tres plantas que se cosecharon en forma manual. El promedio de producción de estas plantas se utilizó como valor de producción total para los cálculos de eficiencia de cosecha mecánica. Asimismo, previo a la cosecha, se seleccionaron tres plantas contiguas en dos filas diferentes, y se extendió una malla para recoger la fruta que caería sobre el suelo. La cosechadora Colossus avanzó por una de las filas a una velocidad de 17 metros por minuto y por la otra a una velocidad de 8 metros por minuto. En las plantas seleccionadas en cada fila y con la malla, se recolectó manualmente y pesó el remanente de aceitunas en las plantas y en el suelo. La cosechadora utilizada no disponía de sistema de pesado, por lo que en este trabajo la producción recolectada mecánicamente fue estimada a partir la producción promedio medida en las plantas cosechadas manualmente menos las aceitunas no recolectadas por la máquina (remanente en planta y suelo). Por último, para comparar el daño provocado por la cosechadora, se separó una muestra de 30 frutos de los árboles cosechados manual y mecánicamente a 17 y 8 m/min. Los frutos fueron conservados en una solución de agua: alcohol etílico: formaldeído: ac. acético (60:30:5:5). En cada fruto, en la posición de mayor diámetro se efectuó un corte ecuatorial y se fotografió. Las fotos fueron analizadas con el programa ImageJ (Figura 2) contando el número de marcas de daño por molestado en fruto y el porcentaje de superficie dañada por molestado en fruto.

Figura 2. Eficiencia de cosecha mecánica y daño de fruto por molestado. En el margen superior se observa, el corte ecuatorial de las muestras de aceitunas cosechadas mecánicamente con Colossus a dos velocidades de avance 17 y 8 m/min (paneles superiores) y cosechadas manualmente (panel centro–izda.) y en los paneles inferiores aparece la comparación entre velocidades de avance para daño en aceitunas y eficiencia de cosecha.

Resultados y discusión

En el Cuadro 1 se presentan los valores de las dimensiones del seto de AD y de SAD. La copa de las plantas de olivo en AD fueron manejados con poda con una altura y anchura E–O promedio de 3,8 m y 2,3 m, respectivamente. El tamaño de copa fue menor a las dimensiones que requiere la cosechadora Colossus (altura y anchura de copa de 4,0 m) (Tous, 2011). El ancho en sentido N–S fue de 2,9 m, inferior a los 3,5 m establecidos en la plantación, evidenciando que el seto después de 7 años de plantación no completó el espacio asignado a cada planta. En el olivar en SAD, plantado con menor espacio asignado por planta, la copa de los olivos alcanzó una altura y anchura E–O de 3,4 y 1,8 m, respectivamente. El tamaño de copa fue mayor a las dimensiones necesarias para cosechadoras tipo vendimiadora (altura y anchura de copa de 3,3 y 1,0 m, respectivamente; Trentacoste et al., 2017). Con un ancho N–S de 2,0 m, las plantas cubrieron el espacio asignado (i.e., 1,5 m), y el seto formó un canopeo continuo. La relación entre alto de seto/ancho de calle libre es ampliamente utilizada en el diseño y manejo de plantaciones en seto. Valores cercanos a 1 aseguran buena iluminación en estratos inferiores de los setos (Connor y Gómez del Campo, 2013) y valores mayor a 1, sombreado de las posiciones bajas de la copa. En este estudio se muestra una relación entre el alto del seto/ancho de calle libre de 0,8 en AD y 1,7 en SAD.

Cuadro 1. Dimensión de los olivares en alta densidad (AD) y súper alta densidad (SAD) formados en seto, valores promedio de la temporada 2019 y 2020.

Productividad de un olivar en alta densidad y súper alta densidad

En el Cuadro 2 se observan valores promediados de la temporada 2019 y 2020. El valor promedio de producción de aceituna por planta fue 4 veces mayor en AD en relación al promedio por planta en SAD. La producción de aceitunas por hectárea fue similar entre las dos densidades, indicando que el menor rendimiento por planta en SAD, fue compensado por el mayor número de árboles por hectárea (Grilo et al., 2021). El mayor rendimiento por planta en AD estuvo explicado por un incremento en el número de frutos por planta y frutos más pesados en comparación a los setos SAD. Asimismo, la humedad de fruto a cosecha fue de 55% en AD, significativamente más alta que la humedad del 52% observado en setos SAD. Los dos olivares fueron cosechados el mismo día, y la madurez de frutos fue similar entre AD y SAD, sin embargo, los frutos en AD presentaron mayor fuerza de retención. La fuerza de retención del fruto disminuye con el avance de la madurez del fruto y, además, es un parámetro que define la eficiencia de la cosecha mecánica (Ferguson et al., 2010). Posiblemente, la mayor fuerza de retención de fruto en AD estuvo relacionada con el mayor peso fresco de fruto. Por lo tanto, para mejorar la eficiencia de remoción de fruto en las plantas de AD, sería conveniente cosechar los frutos en un estado de madurez más avanzado (retrasar la cosecha).

Cuadro 2. Características productivas a nivel de planta y superficie de olivares en alta densidad (AD) y súper alta densidad (SAD) formados en seto del cultivar Changlot. Se muestran los valores medios de la temporada 2019 y 2020 ± error estándar. Valores con la misma letra no son significativamente diferentes entre orientaciones de seto para cada año (P ≤ 0,05).

Características productivas y de los frutos en distintas alturas del seto

La densidad de plantación y la posición del canopeo influyeron en la producción y características de los frutos (Figura 3). La altura media de las plantas en AD concentró el 52% de la producción y del número de frutos. Con una menor producción por planta y sin diferenciarse estadísticamente, la altura media de las plantas en SAD concentró el 57% de la producción y del número de frutos. Cuando la altura de copa supera el ancho de calle libre, cabe esperar mayor proporción de la producción de aceitunas en estratos superiores, debido a la mejor iluminación de la parte superior de copa en comparación la parte inferior (Connor et al., 2014). No observamos diferencias en el rendimiento de aceituna entre la altura inferior y superior de las plantas en AD y SAD. La diferencia de producción de aceitunas entre alturas fue explicada por la densidad de posiciones (nudos) con potencial de producir frutos. Las plantas en AD produjeron 1,07 kg de aceituna por m3 de copa y las plantas en SAD produjeron 0,46 kg de aceituna por m3 de copa.

Figura 3. Características productivas en diferentes estratos de copa de los olivares en alta (AD) y súper alta densidad (SAD). Se presentan los valores promedio de la temporada 2019 y 2020 ± error estándar. Valores con la misma letra no son significativamente diferentes entre orientaciones de seto para cada año (P ≤ 0,05).

El peso fresco de fruto siguió similar tendencia en los dos sistemas de plantación, con frutos más pesados en la altura superior y más livianos en la altura inferior. La humedad de fruto en las plantas de AD y SAD aumentó desde la altura superior hacia la altura inferior. Sin embargo, fueron las plantas en SAD las que presentaron diferencias significativas de humedad de fruto en las tres alturas evaluadas. Las plantas de AD presentaron mayor homogeneidad en la madurez de fruto que las plantas de SAD. Los frutos en la altura superior de las plantas en SAD presentaron una madurez más avanzada que los frutos de la altura media e inferior. La fuerza de retención de frutos siguió una tendencia similar en ambas densidades, con mayor fuerza de retención en alturas superiores. La menor homogeneidad de la madurez de fruto en setos SAD indica que la iluminación de la copa no fue uniforme. La cercanía de plantas vecinas y el excesivo tamaño de copa en SAD provocó que la radiación incidente en el estrato bajo sea insuficiente, limitando la madurez y el crecimiento de frutos principalmente en posiciones bajas de los setos.

Velocidad de avance de la cosecha mecánica

La eficiencia de cosecha y el daño en frutos por molestado varió según la velocidad de avance de la cosechadora Colossus (Figura 3). En la temporada 2019, se cosecharon mecánicamente frutos que en promedio presentaban un índice de madurez de 3,8, una fuerza de retención de 7,2 N y un peso fresco de 6,2 g. Con estos valores se alcanzó una eficiencia de remoción de aceitunas máxima de 59% a una velocidad de avance de 17 m/min e incrementó ligeramente al 64% cuando la velocidad de avance se redujo a 8 m/min (Figura 2a). Respecto al daño sobre los frutos, con la mayor velocidad de cosecha (17 m/min), en promedio el número de marcas en fruto por daño de molestado fue de 0,87, e incrementó a 1,5 con una menor velocidad de cosecha (8 m/min) (Figura 2b). Del mismo modo, la superficie dañada de fruto por molestado fue mayor cuando se redujo la velocidad a 8 m/min (Figura 2c).

Para optimizar la recolección mecánica con una cosechadora cabalgante tipo Colossus, es necesario ajustar la velocidad de avance de la cosechadora, el número de varillas del molinete y la frecuencia de giro del molinete. En este trabajo solamente varió la velocidad de avance de la cosechadora. Por lo tanto, los frutos cosechados a una velocidad de 8 m/min recibieron una mayor cantidad de golpes, soportando un mayor daño por molestado. Los daños en los frutos podrían afectar luego la calidad del producto (aceite y/o aderezo), y requieren especial atención.

En otro estudio realizado en plantaciones intensivas (6 x 4 m) de olivo de los cultivares Barnea y Picual en Australia (Ravetti, 2008), donde compararon eficiencias de varias cosechadoras mecánicas, observaron con Colossus valores de eficiencia de remoción superior al 85% y más alto que el 64% obtenido en nuestro estudio. En ese trabajo, la eficiencia de cosecha fue estimada a partir del peso de la producción recolectada mecánicamente de una gran cantidad de plantas y el peso de la fruta remanente en los árboles. La comparación de eficiencia de cosecha entre estudios debe realizarse con precaución, debido a que la variación en las condiciones de trabajo (diferentes cultivares, velocidad de avances y grado de madurez), tiene gran influencia sobre la eficiencia de cosecha. La eficiencia de remoción de fruto depende de la fuerza de retención del fruto que también depende del cultivar, estado de madurez del fruto y peso fresco del fruto (Ferguson et al., 2010; Morales–Sillero et al., 2014).

Conclusiones

Los setos en AD tuvieron mayor productividad por planta que SAD, sin embargo, a nivel de hectárea ambos modelos presentaron similar productividad. En AD se encontraron frutos con mayor peso, humedad y homogeneidad en la madurez, señalando mayor y mejor distribución en la iluminación de copa en las plantas de AD. Se puede concluir que en setos de olivo del cv. Changlot, la elección de la densidad de plantación debe basarse en el costo inicial de inversión, superficie a implantar y tipo de cosechadora mecánica. Por otro lado, observamos que una mayor velocidad de avance de 17 m/min disminuyó la eficiencia de recolección, pero solo ligeramente respecto a 8m/min, mientras el daño en fruto por molestado fue marcadamente más bajo a mayor velocidad. A su vez, la mayor velocidad de avance reduce los tiempos de cosecha, importante en olivares de grandes superficies y para optimizar el momento de cosecha que permita mejorar la calidad de los aceites. —

Agradecimientos

A la empresa Zuccardi por brindar siempre una buena predisposición y el espacio físico donde se realizaron los experimentos (Finca Zuccardi. Cañada Honda, San Juan, Argentina). A Miguel Ballester encargado de campo de la finca Zuccardi. También se agradece a todas las personas que participaron en la toma de muestras y recolección de aceitunas (Walter Galarza, Facundo Calderón y Adriana Banco). Este trabajo fue financiado con un proyecto de la Agencia Nacional de Promoción Científica (PICT 2016 No0469). Este trabajo es parte de la tesis doctoral de Federico Ladux, quien desarrolla sus actividades como becario doctoral en CRILAR, Anillaco La Rioja.

Bibliografía

CONNOR, D.J., GÓMEZ–DEL–CAMPO, M., ROUSSEAUX, M.C., SEARLES, P.S., (2014). Structure, management and productivity of hedgerow olive orchards: A review. Sci. Hortic. 169, 71–93. https://doi.org/10.1016/j.scienta.2014.02.010

CONNOR, D.J., GÓMEZ–DEL–CAMPO, M., (2013). Simulation of oil productivity and quality of N–S oriented olive hedgerow orchards in response to structure and interception of radiation. Sci. Hortic. 150, 90–99. https://doi.org/10.1016/j.scienta.2012.09.032

FARINELLI, D., TOMBESI, S., FAMIANI, F., TOMBESI, A., (2012). The fruit detachment force/fruit weight ratio can be used to predict the harvesting yield and the efficiency of trunk shakers on mechanically harvested olives. Acta Hortic. 965, 61–64. https://doi.org/10.17660/ActaHortic.2012.965.5

FERGUSON, L., ROSA, U.A., CASTRO–GARCIA, S., LEE, S.M., GUINARD, J.X., BURNS, J., KRUEGER, W.H., O’CONNELL, N. V., GLOZER, K., (2010). Mechanical harvesting of California table and oil olives. Adv. Hortic. Sci. 24, 53–63. http://www.jstor.org/stable/42882754

GÓMEZ DEL CAMPO, M., MORALES SILLERO, A. M., VITA SERMAN, F., ROUSSEAUX, M. C., SEARLES, P. S. (2010). El Olivar de los Valles áridos del Noroeste de Argentina (provincia de Catamarca, La Rioja y San Juan). Olivae 114, 23–45

GRILO, F., SEDAGHAT, S., DI STEFANO, V., SACCHI, R., CARUSO, T., LO BIANCO, R., (2021). Tree planting density and canopy position affect ‘Cerasuola’ and ‘Koroneiki’ olive oil quality. Horticulturae 7, 11. https://doi.org/10.3390/horticulturae7020011

MORALES–SILLERO, A., RALLO, P., JIMÉNEZ, M.R., CASANOVA, L., SUÁREZ, M., (2014). Suitability of two table olive cultivars (‘Manzanilla de Sevilla’ and ‘Manzanilla Cacerena’) for mechanical harvesting in superhigh–density Hedgerows. HortScience 49, 1028–1033. https://doi.org/10.21273/HORTSCI.49.8.1028

MORALES–SILLERO, A., GARCÍA, J. M., (2015). Impact assessment of mechanical harvest on fruit physiology and consequences on oil physicochemical and sensory quality from ‘Manzanilla de Sevilla’ and ‘Manzanilla Cacereña’ super–high–density hedgerows. A preliminary study. J. Sci. Food Agric. 95, 2445–2453. https://doi.org/10.1002/jsfa.6971

RAVETTI, L.M., (2008). Evaluation of new olive mechanical harvesting technologies in Australia. Acta Hortic. 791 387–392. https://doi.org/10.17660/ActaHortic.2008.791.56

TOUS, J., (2011). Olive Production Systems and Mechanization. Acta Hortic. 924, 169–184. https://doi.org/10.17660/ActaHortic.2011.924.22

TOUS, J., ROMERO, A., HERMOSO, J.F., MSALLEM, M., LARBI, A., (2014). Olive orchard design and mechanization: Present and future. Acta Hortic. 1057, 231–246. https://doi.org/10.17660/Acta Hortic.2014.1057.27

TRENTACOSTE, E.R.; CONNOR, D.J.; GÓMEZ–DEL–CAMPO, M., (2017). Efecto de la orientación de las filas del olivar en seto en radiación y producción. Revista de Fruticultura 56, 48–57.

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

Jornadas Fruticultura