Aumentan los precios de la cadena de valor de la manzana y la pera

Según un estudio del CREDA-UPC-IRTA que analiza las consecuencias que puede estar teniendo la crisis del Covid-19 sobre los precios de la manzana y la pera en los diferentes eslabones de la cadena de valor en Cataluña.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un grupo de investigadores del Centro de Investigación en Economía y Desarrollo Agroalimentario (CREDA), formado por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), ha analizado las consecuencias y el impacto que puede estar teniendo la crisis del Covid-19 sobre los precios en la cadena de valor de la manzana y la pera en Cataluña. El estudio ha concluido que estos han tendido a subir en todos los eslabones analizados. Sin embargo, los resultados obtenidos no permiten asociar la evolución de los precios, necesariamente, al período de crisis.

Los investigadores han seleccionado estos dos productos por la disponibilidad de datos. En el análisis se comparan los precios semanales de venta de este año, desde enero hasta abril, con los del año pasado de tres eslabones de la cadena: centrales frutícolas, mayoristas de Mercabarna y minoristas. El estudio se ha realizado a partir de los datos de los precios de las centrales frutícolas y los minoristas publicados semanalmente por el Departamento de Agricultura de la Generalitat de Catalunya en el Observatorio Agroalimentario de Precios, y los de los mayoristas que publica Mercabarna.

Los eslabones de los minoristas y mayoristas de Mercabarna son los que presentan, según el estudio, una diferencia de precios más clara entre el periodo que llevamos de crisis del Covid-19 y el anterior a la crisis. En cambio, los precios de las centrales frutícolas no han evolucionado de la misma manera por diferentes motivos, por ejemplo, debido a la existencia de acuerdos previos entre estas y las cadenas de distribución.

Por lo que se refiere a los minoristas, el precio que pagaron los consumidores por la manzana subió un 14,2% entre la tercera semana de febrero y la tercera de abril. El precio en la cuarta semana de abril era un 9,5% más alto que la misma semana del año pasado. En el caso de los mayoristas, la cuarta semana de abril el precio de la manzana era un 30,8% más alto que el de los meses de enero y febrero, y un 13,3% más alto al de la misma semana del 2019.

El caso de la pera es un poco diferente; en general, en estos dos eslabones, el precio desde el mes de enero ha estado por encima al del año pasado, sin embargo, durante la crisis del Covid-19, la diferencia de precio se ha acentuado. En el eslabón minorista, en los dos primeros meses del año, la media aritmética de las diferencias de precio fue del +8,8% mientras que en el mes de marzo y las tres primeras semanas de abril, la media fue casi 10 puntos superior, del +18,5%. En relación al eslabón mayorista, la media en los meses de enero y febrero fue del +14,1% mientras que en el mes de marzo y las cuatro primeras semanas de abril, la media fue del +44,8%. En este último caso sin embargo, el incremento de precios durante la crisis respecto al año pasado se explica, en buena medida, por el descenso que experimentaron los precios en el año 2019 a partir de la tercera semana de febrero.

En el eslabón de centrales frutícolas, se observa que a partir de la penúltima semana de febrero de este año, la tendencia a la baja del precio de la manzana se invierte. Sin embargo, en general, el precio se ha situado por debajo del 2019. Las excepciones más destacadas son las dos primeras semanas de marzo, pero a diferencia de los eslabones minorista y mayorista, el cambio de patrón no se acentúa en el tiempo, de hecho, ni siquiera se mantiene. En el caso de la pera, se observa que entre la última semana de febrero y la tercera de abril los precios han subido un 11,3%. Sin embargo, en el período anterior a la crisis, entre la primera semana de enero y la primera de febrero, se da un crecimiento aún más acentuado, del 25,1%. Por otra parte, no se ha observado que la diferencia de precio entre el 2020 y el 2019 presente un patrón claramente diferenciado durante la crisis del Covid-19 respecto a semanas anteriores.

Los investigadores han señalado que el análisis de los factores que hay detrás de la evolución de los precios de cada eslabón es necesario para saber en qué medida los precios han variado debido al Covid-19. Entre estos habría, entre otros, el incremento de la demanda, la disminución de la oferta o el aumento de los costes asociados a las medidas que las empresas deben adoptar para intentar frenar la propagación del virus

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura