Atens® descubre dos bacterias que desbloquean el fósforo del suelo de forma sostenible

La empresa biotecnológica Atens® ha descubierto dos cepas bacterianas de Bacillus megaterium, MHBM06 y MHBM77, que mejoran la nutrición vegetal solubilizando el fósforo. Nutriente mineral fundamental para el crecimiento de las plantas, este no es de fácil acceso para los cultivos, de ahí el uso de fertilizantes fosfóricos por parte del agricultor para aumentar las cosechas. Sin embargo, este insumo suele quedarse inmovilizado debido a condiciones de salinidad o pH del suelo (>7,5). La falta de eficiencia plantea un doble problema: por un lado, se tiende a utilizar más fertilizante, un exceso que contribuye a la contaminación hídrica y del ecosistema, y por otro, este malgasto de fósforo contribuye a la escasez de un recurso natural que se extrae de unas pocas fuentes de fosforita.

Las dos cepas exclusivas contribuyen a optimizar la eficiencia de los fertilizantes fosfóricos y disminuir su uso, mejorar la diversidad del suelo y fomentar agroecosistemas sostenibles, en línea con las iniciativas en materia de medio ambiente promovidas por la Unión Europea (UE).

Para afrontar el reto del fósforo, Atens® ha unido fuerzas con 15 investigadores de 5 organizaciones internacionales para llevar a cabo un proyecto de I+D+I, que ha durado 5 años y ha supuesto una inversión de más de 1,5 millones de euros. Han participado en este trabajo colaborativo la Estación Experimental del Zaidín (EEZ-CSIC), la Universita di Pisa, la Universita degli Studi di Napoli Federico 11, la Universita delta Tuscia y la Universita Cattolica del Sacro Cuore. La investigación se ha centrado en las bacterias PGPR (Plant Growth-Promoting Rhizobacteria), conocidas como Bacterias Promotoras del Crecimiento Vegetal. Desde el laboratorio de Atens® se han aislado e identificado 276 géneros de bacterias PGPR a partir del inóculo de micorriza AMF de Atens® en su sistema de reproducción in vivo, mediante un enfoque que combina análisis microbiológicos dependientes del cultivo y secuenciación metagenómica de alto rendimiento usando el sistema Mi-Seq de lllumina. De esa rica comunidad bacteriana heterótrofa, 14 cepas mostraron una alta producción de ácido indolacético y/osideróforos, y fueron afiliadas con Actinomycetales, Bacillales, Enterobacteriales y Rhizobiales. Una vez comprobada la actividad promotora de crecimiento de esas bacterias aisladas, principalmente representadas por Proteobacteria y Bacteroidetes, se seleccionaron las dos cepas más beneficiosas para movilizar el fósforo aplicado en campañas anteriores y bloqueado en el suelo, haciéndolo biodisponible para los cultivos.

La secuenciación integra de ambas especies ha permitido identificar igualmente que contienen genes codificantes que contribuyen al aumento de la resistencia a la contaminación por cobre (Proteína de Resistencia al Cobre), a la solubilización de fósforo (fosfatasas ácidas y fitasas), pero también a la captación de hierro (sideróforos).

Las cepas MHBM06 y MHBM77 facilitan la nutrición del cultivo, repercutiendo en hasta un -50% de fertilizantes de fósforo y hierro; + 40% en asimilación de P; + 35% en asimilación de Fe; + 20% en aumento de producción; + 18% en aumento de clorofila; +40% de biomasa radicular y foliar, y +90% de síntesis de nucleótidos.

Cabe destacar las sinergias de ambas bacterias con otros microorganismos: interaccionan con las micorrizas aumentando la esporulación hasta 4 veces, estimulando la germinación de las esporas, facilitando la colonización de la raíz por medio de la producción de enzimas pectolíticas. En asociación con la micorriza, facilitan y estimulan más de 12% la colonización micorrícica, por ello también se les denomina como bacterias ayudantes de la micorriza (MHB).

Ambas especies de Bacillus megaterium han permitido el desarrollo de un nuevo producto biofertilizante bacteriano, Bactrium®, que es 100% sostenible, seguro, rentable, renovable, sin residuos y ecológico. Estas bacterias se reproducen en un fermentador líquido en el que se promociona la esporulación de las células. La formulación final incluye las esporas y los metabolitos producidos, mientras que el bioproceso no requiere el paso a estado sólido, asegurándose la máxima vitalidad de los bacilos.

www.atens.es

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

 
   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura