AREFLH pide a la Comisión medidas excepcionales para responder a las consecuencias de la crisis del COVID-19

 

 

 

 

 

 

 

Las regiones socias de AREFLH y sus organizaciones de productores han consensuado y preparado un documento conjunto que se enviará a la Comisión Europea (CE) para solicitar la implementación de medidas de apoyo para los productores europeos de frutas y verduras a raíz de la crisis provocada por el COVID-19.

En una carta dirigida a Ursula Von der Layen, Presidenta de la Comisión Europea, y a Janusz Wojciechowski, Comisario Europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, AREFLH subraya que el sector europeo de frutas y verduras necesita la adopción de medidas urgentes ante la situación excepcional y preocupante a la que se enfrentan los productores, sobre todo los de ciertas producciones que ya han entrado en la fase de cosecha.

Las prioridades y medidas de acción propuestas por AREFLH son:

- El derecho a la libre circulación de mercancías y trabajadores en la UE. Se debe implementar un monitoreo cuidadoso de las perturbaciones en los movimientos transfronterizos porque persisten varias restricciones entre ciertos Estados miembros, lo que conduce a demoras que tienen un impacto negativo en productos altamente perecederos como frutas y verduras. Además, es necesaria una cooperación más estrecha entre los países de la UE para garantizar un suministro correcto de mano de obra y permitir el movimiento de los trabajadores temporeros, así como su seguridad en el trabajo.

- Aprobación de derogaciones excepcionales para la gestión de programas operativos por parte de organizaciones de productores (OP) en el sector de frutas y hortalizas para el año 2020. Con excepciones para controles, cosecha en verde y no cosecha, así como un aumento en la cofinanciación comunitaria del 50 al 70% para todas las intervenciones, con la excepción de la distribución gratuita (ya cofinanciada al 100%).

- La activación de medidas excepcionales previstas por el Reglamento (UE) nº 2013/1308 sobre la organización común de mercados, con la activación de los artículos 219 y 222 para permitir la adopción de actos delegados para tomar las medidas necesarias para hacer frente a las perturbaciones actuales del mercado (como con las crisis de E. coli y el veto ruso).

Manel Simon, director general de Afrucat, entidad que forma parte de AREFLH, ha señalado que “estas medidas deben ser suficientes y de carácter universal. Esto quiere decir que se puedan acoger todas las empresas, sean o no OPHs y que no haya límites para que nuestros agricultores y sus centrales puedan hacer frente a los posibles efectos adversos de la campaña. Para añadir que “en caso de que sea necesario, y ante una situación de colapso de mercado por incapacidad de consumo o por impedimentos logísticos, Afrucat defiende todas las tipologías de intervención de mercado apostando, preferentemente, por la retirada de fruta con destino a beneficencia o transformación de producto con destino benéfico”. Sin embargo, si se acaba dando una falta grave de mano de obra durante la cosecha o en la confección de la fruta en las centrales, “no descartamos la promoción y la defensa de los procedimientos previstos de no cosecha sufragados por los mecanismos excepcionales de la Comisión.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura