Alertan de la presencia en Cantabria de la psila africana

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria ha alertado a finales de junio de la presencia en esta comunidad autónoma de psila africana (Trioza erytreae), un insecto chupador de origen subsahariano que afecta a limoneros, naranjos, mandarinos y otros cítricos, llegando a provocar el deterioro de la calidad y el sabor del fruto, incluso provocar la muerte del árbol afectado en pocos años.

El Servicio de Agricultura y Diversificación Rural, dependiente de la Dirección General de Desarrollo Rural, ha confirmado un primer brote de esta especie en Mogro, en el término municipal de Miengo.

Detectado en las Islas Canarias en 2002 y en Galicia y en el norte de Portugal en 2014, se trata de una plaga de cuarentena regulada en la Unión Europea (UE) que representa un importante vector de la bacteria que causa el Huanglongbing (HLB) o enverdecimiento de los cítricos (Greening), una enfermedad infecciosa que se ha convertido en la principal amenaza para la sostenibilidad de las industrias mundiales de cítricos.

La Consejería ha advertido que se trata de un insecto capaz de propagar la bacteria causante del HLB mediante la dispersión de forma natural por su propio vuelo hasta una distancia de 1,5 kilómetros que puede incrementarse con vientos dominantes. También lo puede hacer mediante el tránsito de material vegetal infectado procedente de zonas con presencia del organismo, que puede llevar huevos o ninfas a larga distancia.

Medidas preventivas
Las medidas preventivas establecidas por el Gobierno de Cantabria ante la presencia de este brote han consistido en extremar las precauciones en el comercio y transporte del material vegetal sensible y el movimiento de cualquier tipo de producto vegetal procedente de zonas con presencia del insecto, ya que puede adherirse a él.

Además, todo el material vegetal de la familia de las rutáceas deberá ir acompañado de pasaporte fitosanitario; limitar o impedir el tránsito de vegetales sensibles sin control, y vigilar los cítricos y las especies sensibles, especialmente durante los periodos de brotación.

También el empleo de tratamiento químico con productos autorizados para el control de los vectores tan pronto se localice su presencia; instalar trampas adhesivas amarillas para la captura de ejemplares adultos, y comunicar a las autoridades competentes ante cualquier sospecha de la presencia de esta plaga en esta comunidad autónoma.

Ante cualquier duda o avistamiento, la Consejería ha puesto a disposición de los ciudadanos un número de contacto (942 207 807) y una dirección de correo electrónico (sanidadvegetalcantabria@cantabria.es) para poder contactar con los técnicos de la Sección de Producción y Sanidad Vegetal.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura