40 millones de euros en ayudas al sector agrario en Cataluña para paliar las pérdidas por las heladas

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, ha anunciado en Lleida que su gobierno movilizará «40 millones de euros en ayudas al sector agrario para paliar las pérdidas ocasionadas por las heladas del pasado abril y dar liquidez a las empresas». El máximo responsable del ejecutivo catalán ha agradecido «el compromiso del campesinado en la defensa del territorio». Estas ayudas, que servirán para dar liquidez a las empresas para que puedan continuar con su actividad y preparar la campaña del 2023, se dividirán en 32 millones para explotaciones de fruta dulce y almendro y 8 para cooperativas y centrales frutícolas.

Acompañado de la consejera de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, Teresa Jordà, y del consejero de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, Aragonès ha insistido en la necesidad de «cuidar y acompañar a los payeses en su cotidianidad, y en las cuestiones estructurales, especialmente ante situaciones sobrevenidas que afectan a las cosechas y al sector».

Por este motivo, ha recordado que, ante una situación totalmente sobrevenida como la del pasado abril, «lo que nos corresponde es actuar, poniendo en funcionamiento ayudas para contribuir a superar hechos difícilmente evitables, como las heladas de abril, las más importantes de los últimos 30 años, que vinieron en el peor momento, como el de la floración, y que han afectado a comarcas donde la fruta es fundamental para su actividad económica».

Como se ha mencionado, las ayudas consistirán, por un lado, en la compensación de las pérdidas no cubiertas por los seguros agrarios de las explotaciones de fruta dulce y almendro afectadas; y por otro, en ayudas a cooperativas agrarias y centrales frutícolas para compensar la producción de fruta de hueso y almendra que no se ha podido comercializar. Su intensidad en compensación de las pérdidas no cubiertas por los seguros agrarios será diferente en función de la ubicación de la explotación agraria, y serán las siguientes, para las explotaciones con seguro contratado: 2.340 €/ha en el caso de la fruta dulce en una zona donde no existen limitaciones naturales y 3.695 €/ha donde si hay limitaciones naturales. En la almendra convencional, en zona sin limitaciones naturales será de 304 €/ha en secano y 713 €/ha en regadío y con limitaciones naturales de 405 €/ha en secano y de 951 €/ha en regadío. En la almendra ecológica, en zona sin limitaciones naturales será de 555 €/ha en secano y1.302 €/ha en regadío y con limitaciones naturales de 739 €/ha en secano y de 1.736 €/ha en regadío.

En el caso de las explotaciones no aseguradas, estos importes se reducirán a la mitad. Por otra parte, se establece un importe máximo de ayuda de 100.000 euros/explotación, con la limitación del 90% de las pérdidas o del 80% de las pérdidas, en función de si está en zonas de limitaciones naturales o no, respectivamente, una vez restado el importe de la indemnización del seguro en las explotaciones aseguradas.

El ámbito de aplicación se centra en municipios de las comarcas de Les Garrigues, Noguera, Pla d’Urgell, Segrià y Urgell, en Lleida, y Ribera d’Ebre y Terra Alta en Tarragona. 

Publicidad

  
  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito


Entra en el Kiosco para accecer a tus suscripciones, descargar revistas en abierto, comprar ejemplares, ...

Publicaciones recomendadas

 
   
 
  
 
  
 
 

Jornadas Fruticultura