2021, Año Internacional de las Frutas y las Verduras

Si el 2020 ha sido declarado por la Asamblea General de la ONU como el Año Internacional de la Sanidad Vegetal, este mismo organismo ha declarado el 2021 como el Año Internacional de las Frutas y las Verduras (AIFV), para promover el aumento del consumo de estos grupos de alimentos, reducir su impacto medioambiental y fomentar estilos de vida más saludables.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha manifestado durante el lanzamiento oficial de este Año que «las frutas y verduras son la piedra angular de una dieta sana y variada. Proporcionan al cuerpo humano abundantes nutrientes, refuerzan el sistema inmunológico y contribuyen a reducir el riesgo de contraer muchas enfermedades. Sin embargo, a pesar de estos enormes beneficios, no las consumimos en cantidades suficientes». Para añadir que un momento clave de esta conmemoración «será la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios, en la que pediremos a todos que intensifiquen sus esfuerzos para que los sistemas alimentarios sean más inclusivos, resilientes y sostenibles».

Además, la pandemia de la Covid–19 continúa afectando a la salud y los medios de vida de las personas en todo el mundo. Por ello, Guterres ha indicado que «debemos unirnos para asegurar que los más vulnerables reciban alimentos nutritivos, incluidas frutas y verduras, sin dejar a nadie atrás».

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), tres de cada cuatro muertes en América Latina y Caribe son causadas por enfermedades no transmisibles generadas por el sobrepeso y obesidad tales como enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes. El Año Internacional de Frutas y Verduras busca controlar estas cifras y concienciar acerca de los beneficios de estos alimentos.

La iniciativa fue presentada a la Asamblea General en 2019 por el Gobierno de Chile, ya que sólo el 15% de los chilenos consume suficientes frutas y verduras, según la última Encuesta Nacional de Salud 2016-2017. En áreas urbanas, el consumo de frutas alcanza un 15,5%, mientras que en áreas rurales sólo es de un 11,7%.

Los principales objetivos del Año Internacional de Frutas y Verduras son:

– Concienciar sobre los beneficios del consumo de frutas y verduras para la salud y la nutrición y orientar las políticas hacia dichos beneficios.

– Promover dietas y estilos de vida saludables, equilibrados y diversificados mediante el consumo de frutas y verduras.

– Reducir la pérdida y el desperdicio en los sistemas alimentarios de las frutas y verduras.

– Difundir las mejores prácticas sobre el fomento del consumo y la producción sostenible de frutas y verduras en apoyo de los sistemas alimentarios sostenibles; mayor sostenibilidad en el almacenamiento, transporte, comercio, procesamiento, transformación, venta minorista, reducción del desperdicio y reciclaje, así como en las interacciones entre estos procesos; integración de los pequeños agricultores, en especial los agricultores familiares, en las cadenas de producción, suministro y valor locales, regionales y mundiales en aras de la producción y el consumo sostenibles de frutas y verduras, reconocimiento de las contribuciones de las frutas y verduras, incluidas las razas no mejoradas y las variedades del agricultor, a su seguridad alimentaria, nutrición, medios de vida e ingresos, y el fortalecimiento de la capacidad de todos los países, y en especial de los países en desarrollo, para adoptar enfoques y tecnologías innovadores de la lucha contra la pérdida y el desperdicio de frutas y verduras.

Por su parte, FEPEX ha señalado que el Año Internacional de las Frutas y las Verduras ofrece «una oportunidad única de sensibilizar sobre la importancia de las frutas y verduras para la nutrición humana y para la salud».

Publicidad

  
  

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 
 
 


 

 

Jornadas Fruticultura