Test genético para la detección temprana de la 'Xylella fastidiosa'

La empresa Sistemas Genómicos, de Ascires Grupo Biomédico, ha desarrollado un test genético, basado en los protocolos establecidos por la Organización europea y mediterránea para la protección de cultivos (EPPO), capaz de detectar de forma temprana la presencia de la bacteria Xylella fastidiosa, que se ha convertido en una de las enfermedades más temibles para la agricultura actual, sobre todo en cultivos como el olivo, el almendro o la vid.

Según ha indicado la compañía en un comunicado, «esta prueba de detección molecular permite descubrir con gran fiabilidad la presencia de 'Xylella fastidiosa' en cualquier árbol o planta, a través de un análisis de ADN que confirma la infección en tan sólo 12 horas». La empresa ha añadido que «esta precisión es posible gracias al uso del denominado sistema de PCR en tiempo real, una técnica que se dirige a zonas específicas del genoma de esta bacteria, lo que facilita su detección incluso en plantas que todavía no presentan síntomas».

«'Xylella fastidiosa' actúa destruyendo el xilema, los vasos que trasladan el agua y los nutrientes a la planta, lo que provoca que no pueda alimentarse adecuadamente desencadenando el amarillamiento de las hojas, procesos de clorosis y, finalmente, su marchitamiento», ha explicado Lucía Bernad, gerente del área de Agrogenómica en Ascires. Para Bernad «el problema es que los síntomas de la infección provocados por esta bacteria no son específicos, por lo que un agricultor puede observarlos y pensar que se trata de un simple déficit de agua o falta de minerales. Sólo una prueba genética que analice el extracto de ADN de la planta puede asegurar a los profesionales del campo la presencia de esta infección bacteriana».

El proyecto impulsado por Sistemas Genómicos ha puesto el foco en la prevención, adoptando las recomendaciones de la Unión Europea para aislar esta enfermedad y evitar su propagación. Por este motivo, Lucía Bernad ha destacado que «buscábamos desarrollar un test que identificase esta bacteria tan perjudicial siguiendo las recomendaciones establecidas a nivel europeo, ya que la UE tiene fijado un sistema de alarmas específico para esta enfermedad. Nuestro objetivo es ofrecer a los agricultores una prueba sencilla y accesible por su bajo coste, para que puedan detectar esta enfermedad con la mayor rapidez posible».

Asimismo, la gerente del área de Agrogenómica en Ascires ha manifestado que «el test permite identificar la práctica totalidad de las subespecies de Xylella fastidiosa conocidas en la actualidad. Por ello, «dado que la bacteria presenta una gran variabilidad genética resulta esencial que el test permita detectar la mayoría de las subespecies asociadas, por lo hemos dedicado una especial atención a este aspecto». 

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura