Prolectus® de Kenogard amplía sus usos a cerezo y ciruelo

Actúa inhibiendo el alargamiento del tubo germinativo y del micelio

 

La empresa Kenogard S.A. ha anunciado que su fungicida Prolectus® sigue ampliando sus cultivos registrados. Así, para esta campaña, su antimonilia de referencia ha obtenido registro en los cultivos de cerezo y ciruelo, que se suman a los que ya tenía en el caso de la fruta de hueso en melocotón, nectarina y albaricoque.

Prolectus® se puede aplicar entre 0,8-1,2 kg/ha contra monilia en todos los frutales de hueso, realizando hasta 3 aplicaciones por campaña, con la ventaja de tener una sola materia activa, con un bajo perfil de residuos y un plazo de seguridad de tan solo 1 día, lo que facilita los trabajos de recolección en caso de tener que hacer algún tratamiento entre cortes de recolección.

Según la firma, este fungicida «ha demostrado tener una excelente eficacia en el control de botrytis y monilia, tanto de forma preventiva como curativa, además de tener acción antiesporulante». Además, se caracteriza por una rápida penetración en la planta, lo que le confiere una excelente resistencia al lavado por lluvia, así como de una elevada flexibilidad en las aplicaciones gracias a su elevado poder curativo. Los estudios realizados «han demostrado cómo las aplicaciones en campo, a dosis máxima, proporcionan una mayor vida de la fruta en postcosecha, reduciendo las podredumbres posteriores de manera relevante frente a otras alternativas».

Prolectus® está registrado en España con el número ES–00035 para su uso como antibotrytis en diversas hortícolas en invernadero (tomate, pimiento, berenjena, cucurbitáceas de piel comestible), fresa, arándano, frambuesa y mora, así como viña y uva de mesa, y contra monilia en frutales de hueso.
www.kenogard.es

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura