Planas apuesta por un trabajo conjunto para luchar contra 'Xylella fastidiosa' en la UE

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha resaltado la necesidad de realizar un trabajo conjunto entre organismos científicos, Administraciones y Estados miembros de la Unión Europea (UE), para acometer la lucha y control de Xylella fastidiosa, una bacteria fitopatógena muy dañina, que se ha detectado ya en más de 500 especies vegetales en Europa, amenazando cultivos como los cítricos, el almendro o el olivar.

Así lo ha puesto de manifiesto el titular de Agricultura del gobierno español en la inauguración de la Jornada sobre Xylella que, organizada por el ministerio, tenía como objetivo poner al día los conocimientos científicos de esta enfermedad y analizar la eficacia de las medidas de lucha y erradicación. Para ello se ha contado con la participación de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias, y responsables de Sanidad Vegetal de las Islas Baleares y de la Comunidad Valenciana.

El ministro ha subrayado que hay que avanzar en aspectos tan importantes como la caracterización de la bacteria, su forma de transmisión, las especies vegetales a las que afecta o los mejores métodos de diagnóstico, y el papel de los condicionantes climáticos.

Planas ha recordado que ante la aparición de casos de Xylella en la UE, en 2015, el ministerio puso en marcha, con el respaldo de las Comunidades Autónomas, un Plan Nacional de Contingencia que incluía un Programa de Vigilancia para la detección precoz de la bacteria, que permitió la detección de los cuatro focos de Xylella fastidiosa aparecidos en España (Islas Baleares en 2016; Alicante en 2017 y Madrid y Almería, en 2018). Un Plan que, ha añadido el ministro, contemplaba también medidas de contención o de erradicación en las zonas afectadas, para evitar la expansión de la enfermedad.

Para la lucha contra la enfermedad, Planas ha explicado que desde el MAPA se contribuye económicamente con las Comunidades Autónomas aportando la mitad de la contribución nacional en materia de vigilancia y erradicación, y la mitad de los gastos de indemnización a los propietarios en caso de destrucción de material vegetal, lo que ha supuesto un importe de casi 4,5 millones de euros. Asimismo, ha destacado la colaboración de los agricultores en la aplicación del Programa de Vigilancia, que ha permitido la detección precoz de la enfermedad, evitando así su dispersión, por el bien del sector agrario español.

 

Contacto con la Comisión
En el ámbito europeo, Luis Planas ha señalado que se mantiene un contacto permanente con la Comisión Europea y los Estados miembros, para analizar la situación en cada momento, así como a la efectividad de las medidas que se aplican. Resulta crucial, ha indicado el ministro, que todos los Estados miembros trabajemos de forma coordinada y con absoluta transparencia, en línea con el mercado único y la propia esencia de la Unión Europea. En este ámbito ha indicado que se han iniciado los contactos con la Comisión Europea, con el objetivo de reflexionar acerca de cuáles son las estrategias más adecuadas para el control de Xylella, a la luz de la experiencia adquirida en los diferentes brotes de esta enfermedad en España.

Para avanzar más eficazmente en su control y erradicación, Planas ha puesto de relieve el apoyo del ministerio en actividades de investigación, como el proyecto que está llevando a cabo el INIA para el desarrollo de estrategias de erradicación, contención y control de Xylella fastidiosa en nuestro país. Al mismo tiempo, ha resaltado la Encomienda al Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Córdoba, para la determinación de las subespecies y grupos genéticos de Xylella, encontrados en los distintos focos en España, actuación, en la que el MAPA ha contribuido con una aportación de más de 80.000 €, que se ampliará en el futuro.

 

Protocolo en Cataluña
Por otro lado, el Departamento de Agricultura (DARP) de la Generalitat de Catalunya ha publicado un protocolo de prevención de Xylella fastidiosa en esta Comunidad Autónoma, que tiene el objetivo de resumir en un documento los procedimientos de actuación para la prevención de la entrada de la plaga y, si fuera necesario, evitar su difusión, de acuerdo con el marco general de prevención y lucha contra organismos nocivos de cuarentena.

Este protocolo ha sido elaborado por el Grupo de trabajo creado en el seno del Comité de Seguimiento de Xylella fastidiosa en Cataluña, integrado por el Departamento de Agricultura, el IRTA, la Universidad de Girona (UdG), Unió de Pagesos (UP), Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña (JARC), la Federación de Viveristas de Cataluña (FVC) y la Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC).

El documento incluye un plan de comunicación que tiene como finalidad inicial la información a todos los agentes relevantes de Xylella sobre los riesgos, las medidas preventivas y las medidas que se habilitarían en caso de detección en Cataluña. Los principales destinatarios son el sector productor de plantas vivas, el de la distribución y comercialización de plantas ornamentales, el agrario y forestal, las Administraciones públicas y particulares.

Asimismo, contempla un Plan de vigilancia y control destinado a las zonas de riesgo como son los productores y comerciantes de plantas huésped, las grandes superficies y distribuidores de planta, los campos forestales y de cultivo. También están previstas actuaciones de prospecciones situadas en torno a los lugares de riesgo y sobre insectos vectores, el seguimiento de los avisos de particulares, tomas de muestras y el envío al laboratorio.

Por otra parte, el DARP mantendrá actualizada la información sobre los datos de plantas huéspedes importadas de terceros países que hayan entrado vía Puntos de Inspección en Frontera (PIF) catalanes o importadas por empresas catalanas que hayan entrado vía PIFs españoles, haciendo mención a las especies vegetales, país de origen y empresa importadora.

Además, el IRTA, en base a sus resultados previos, estudiará los aspectos los mecanismos de transmisión de la bacteria, los insectos vectores y el ciclo patológico de la bacteria para establecer estrategias de control integrado que permitan optimizar la erradicación y contención los posibles brotes de la enfermedad, y que, en caso de implantación, puedan minimizar la dispersión y los daños de la epidemia.

El protocolo también especifica las medidas y actuaciones en caso de detección de la plaga en Cataluña. Por último, se anexan diversos documentos de interés para el sector como las condiciones que deben cumplir los vegetales huéspedes para circular por la UE, así como los vegetales especificados para circular tanto dentro como fuera de las zonas demarcadas, los productos fitosanitarios con usos autorizados y el cuadro de las medidas mínimas de muestra.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura