Numerosas pérdidas en el sector agrario por el temporal Gloria

El temporal Gloria, que esta semana ha afectado la zona Este de la península Ibérica, ha causado numerosas pérdidas al sector agrario (sobre todo a la agricultura), además de haber afectado a infraestructuras, comunicaciones y servicios.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA–ASAJA) ha estimado que la borrasca Gloria ha causado unas pérdidas económicas superiores a los 62,6 millones de euros en el sector agropecuario de la Comunitat Valenciana. Los cítricos, las infraestructuras agrarias, las hortalizas de temporada y la ganadería se llevan la peor parte de un temporal que ha provocado daños por viento, frío, gota fría y granizo, principalmente, en las comarcas de La Ribera, L’Horta Sud, La Safor y La Marina.

La valoración inicial de AVA–ASAJA, efectuada tras recabar información de agricultores y colaboradores de seguros agrarios, eleva las pérdidas en los cítricos –naranjas y mandarinas de la segunda mitad de la campaña– a 46,5 millones de euros. De ellos, 39,6 millones corresponden a los frutos tirados al suelo debido a las fuertes rachas de viento, una cantidad que asciende a 132.000 toneladas ya que en algunas parcelas los daños alcanzan hasta el 80% de la producción pendiente de recolectar. Las inundaciones y la acumulación de agua en los campos, agravadas por los desbordamientos de ríos y barrancos, suponen 4,7 millones de pérdidas al afectar 500 hectáreas y provocar la pérdida de cosechas enteras e incluso, en los casos más dramáticos, la futura muerte de los árboles. Finalmente, el granizo ha ocasionado daños puntuales en un millar de hectáreas, principalmente en La Ribera, L’Horta Sud y La Safor, con daños medios del 30% de la cosecha y unos perjuicios de 2,2 millones.

Las infraestructuras agrarias también han sufrido importantes pérdidas, estimadas en 11,8 millones de euros. El temporal ha destrozado parcial o totalmente unas 600 hectáreas de invernaderos, viveros, mallas en cítricos, hortalizas, kiwi, etc., lo que se traduce en nueve millones de desperfectos. Además, la reparación de márgenes, muros, almacenes agrícolas, así como la reposición de sistemas de riego, agregan 2,8 millones de sobrecostes.

AVA–ASAJA ha advertido de que se trata de ‘una estimación conservadora’ y de que, «con total seguridad, los daños serán más elevados a medida que evolucione el clima y los agricultores detecten a pie de campo las producciones finalmente afectadas». La asociación ha recordado a las administraciones que la agricultura también se ha visto extremadamente castigada por la borrasca Gloria y, por tanto, que «a la hora de que las administraciones aprueben ayudas sepan que la agricultura también existe y que merece ser incluida en las mismas».

En ese sentido, AVA–ASAJA ha reclamado a las administraciones tanto ayudas directas que permitan a los productores afectados aliviar sus pérdidas y afrontar los gastos de la próxima campaña, así como ventajas fiscales en materia de IBI Rústico, rebaja de módulos, préstamos bonificados, etc. Asimismo, de cara a prevenir posibles catástrofes de estas dimensiones la asociación reitera a las autoridades que mantengan más limpios los cauces naturales.

 

Las Tierras del Ebro y el Maresme, las más afectadas
Por otro lado, los últimos datos obtenidos por el departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Catalunya en relación a la afectación del temporal Gloria han señalado que las dos zonas de esta comunidad autónoma más afectadas a nivel agrario son los municipios alrededor del cauce del río Tordera y las Tierras del Ebro.

El balance de la afectación agrícola y ganadera en Tierras del Ebro indica que han quedado afectadas por las inundaciones 3.200 hectáreas de cultivo de arroz, 2.500 del margen izquierdo del río Ebro y 800 del margen derecho. La salinidad de esta inundación fluctúa desde agua de mar en agua dulce dependiendo de la proximidad de los campos en el mar o en el río.

En la Terra Alta, se han hundido dos cubiertas de granjas por el peso de la nieve, en Arnes. También se han producido varios destrozos en plantaciones de menos de 5 años de almendros y olivos en una superficie aún no determinada.

El desbordamiento del río Tordera ha afectado un total provisional de 326 ha de cultivo en las comarcas el Maresme y la Selva. De estas, 120 ha corresponden al término municipal de pesar, 110 ha en Palafolls, 34 ha en Tordera y 62 ha en Blanes.

En Girona, a la espera de que el caudal de los ríos Ter, Onyar, Daró, Fluvià y la Muga se estabilicen, se han producido inundaciones en campos de cereal y manzanos en la zona de la Vall d’en Bas y la Sierra de Daró (Palau-Sator y Fontanilles).

En Lleida, en las comarcas del Urgell y Pla d’Urgell, también a la espera de que el caudal de los afluentes del Segre (Sión, Ondara y Cuervo) se estabilicen, si bien a primera hora de la mañana se han desbordado, no se tiene conocimiento de ninguna infraestructura agrícola afectada.

A. Porras.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura