Luis Planas seguirá como ministro de Agricultura

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a confiar en Luis Planas Puchades como ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, según ha confirmado la Moncloa. Tras diversos rumores, Planas continuará al frente de este ministerio al que llegó en junio de 2018. Con amplia experiencia política en Bruselas este valenciano, nacido en el 1952, tendrá entre los retos más importantes para la nueva legislatura afrontar el tramo final de la negociación de la nueva Política Agraria Común (PAC) y el Brexit británico.

El sector agrario no ha tardado en reaccionar a la noticia. Así, FEPEX ha manifestado que la continuidad de Planas como titular de Agricultura «contribuirá a superar los grandes retos a los que se enfrenta el sector de frutas y hortalizas para seguir contribuyendo a la sostenibilidad social y económica del medio rural». Asimismo, «valora muy positivamente el profundo conocimiento que tiene Luis Planas de la realidad productiva y social del sector, así como del funcionamiento de las instituciones comunitarias, lo que permitirá impulsar la adopción de las medidas que requiere la situación».

Esta entidad considera que la globalización del mercado nacional y comunitario exige la adopción urgente de medidas de mejora de la competitividad, que «contribuyan a transitar simultáneamente hacia un modelo de explotación, que cumpla los objetivos medioambientales y de acción por el clima del nuevo Gobierno» y de la aplicación de la nueva PAC en el sector de frutas y hortalizas, que representa más de la mitad de Producción Vegetal Agraria.

Por su parte, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) considera que la continuidad de Planas, (y su conocimiento de las problemáticas que afectan en estos momentos al campo español), «debería servir para acelerar y afrontar con garantías las mejoras que necesita el modelo social y profesional de agricultura en nuestro país». Al respecto, desde COAG se considera que desde el Ministerio de Agricultura se debe dar respuesta a «las múltiples amenazas que se ciernen sobre el sector a corto y medio plazo, caso del Brexit, el pleno desarrollo de acuerdos de libre comercio de la UE con terceros países (Mercosur, próximos Australia y Nueva Zelanda), mantenimiento del presupuesto de la nueva PAC, las importaciones masivas sin control de estándares de calidad, seguridad alimentaria, sostenibilidad ambiental y condiciones laborales y sociales, la salvaje política arancelaria de la administración Trump, el desmantelamiento de los sistemas de regulación de mercados y del principio básico de preferencia comunitaria en el seno de la UE».

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura