Los productores de frutas y hortalizas europeos dispondrán de normas más sencillas y de más ayudas

Phil Hogan "En el contexto de la agricultura y la producción de alimentos en Europa, el sector de las frutas y hortalizas es de vital importancia"

 

Las organizaciones de productores (OP) de frutas y hortalizas europeas se beneficiarán de unas normas mucho más sencillas que las actuales, una reducción de las cargas administrativas y más ayudas financieras en momentos de crisis, después de las últimas normas que han sido adoptadas por la Comisión Europea.

Además de las ayudas directas, la cofinanciación de proyectos de desarrollo rural y ayudas a los mercados que están en marcha en la actualidad, las nuevas normativas supondrán un incremento de la ayuda disponible para el sector de frutas y hortalizas para las retiradas del mercado (a causa de sucesos imprevistos). Así, los precios de retirada pasarán del 30% al 40% de la media de los precios de mercado de la UE durante los últimos cinco años en el caso de distribución gratuita, y del 20 al 30% en restiradas para otros usos como piensos o destilación.

Por otro lado, se prevé un mayor interés en las organizaciones de productores de frutas y hortalizas por parte de los productores que no son miembros, gracias a una mayor claridad respecto a las actuaciones de las OP que puedan optar a la ayuda financiera de la Unión Europea (UE), y la fijación en el 25% del porcentaje máximo de la producción que puede ser comercializado fuera de la organización.

Por último, habrá una simplificación y clarificación de la legislación para las organizaciones de productores transnacionales y a sus asociaciones.

El comisario de Agricultura, Phil Hogan, ha declarado sobre las nuevas normas adoptadas que «en el contexto de la agricultura y la producción de alimentos en Europa, el sector de las frutas y hortalizas es de vital importancia». Por este motivo, «la Comisión Europea ha estado y seguirá estando al lado de este sector». Hogan ha afirmado al respecto que «es esencial también que los millones de agricultores que producen algunos de los alimentos de mayor calidad del mundo reciban una remuneración adecuada por su labor y que los consumidores sigan teniendo acceso a dichos productos».
Redacción, Barcelona.

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura