Los daños por inclemencias meteorológicas en el campo español superan los 655 millones

Hasta el 30 de septiembre los cultivos más afectados han sido frutales, cítricos, hortalizas, fresón y frutos rojos, plátanos, caqui, uva para vinificación, cereales y uva de mesa

 

La superficie agrícola siniestrada se ha situado hasta el 30 de septiembre en cerca de 1,3 millones de hectáreas, según ha indicado Cooperativas Agro–alimentarias de España, basándose en el último informe de Agroseguro. El pedrisco es el fenómeno climático que más indemnizaciones está acumulando este año, con una previsión que ya supera los 270 millones de euros, con especial incidencia, por su coste, en los frutales. A continuación, se sitúan las heladas, la falta de cuajado y la lluvia.

Hasta el 30 de septiembre los cultivos más afectados han sido frutales, cítricos, hortalizas, fresón y frutos rojos, plátanos, caqui, uva para vinificación, cereales y uva de mesa.

Los episodios más significativos han sido:

Viento y lluvia en el litoral mediterráneo (enero-febrero-marzo)
Durante el primer trimestre del año se produjeron distintos temporales que, acompañados de fuertes vientos, provocaron daños sobre todo en la producción de cítricos, tanto en Valencia como en Murcia y Almería. Incluso un tornado en El Ejido (Almería) que provocó daños en estructuras y cultivos de invernadero. Las indemnizaciones están en torno a 13 millones de euros por declaraciones en más de 18.000 hectáreas, según fuentes de Agroseguro.

Las heladas en frutales los días 23 y 24 de febrero y 21 y 22 de marzo afectaron principalmente a las provincias de Murcia y Valencia y en menor medida en las regiones de Aragón, Cataluña y Andalucía en marzo. Las indemnizaciones se sitúan en 26 millones de euros, con siniestros en 8.342 ha.

En caqui, la bajada de las temperaturas que tuvo lugar en Valencia el 21 y 22 de marzo provocó también daños de importancia en este cultivo. Agroseguro ha recibido declaraciones de siniestro de 4.633 ha y el coste económico del siniestro rondaría los 11,8 millones de euros.

 

Viento en instalaciones de fresón y frutos rojos
La profunda borrasca Emma afectó a la península causando daños sobre todo en la provincia de Huelva, en toda la zona de producción de fresa, fresón y frutos rojos. Es un seguro de alta implantación, particularmente en las estructuras de invernadero, aseguradas al 90%, y que tiene unas coberturas muy adaptadas a las necesidades del sector. Se recibieron declaraciones de siniestro de 3.263 invernaderos, y en un plazo inferior a 30 días se realizaron todos los pagos por importe de 2,5 millones de euros.

 

Viento en plátano de Canarias
Con el paso de la tormenta Emma los vientos provocaron los daños de mayor gravedad. Los daños en plátano se producen por la caída de plantas y la defoliación intensa a que se ven sometidas las plataneras. El aseguramiento en la producción de plátano es total (está asegurada toda la producción de las islas). Se tramitaron declaraciones de siniestro de 8.238 parcelas (2.895 ha). La indemnización, satisfecha el 28 de junio, fue de 5,1 millones de euros para esta línea.

 

Falta de cuajado en frutales
Las condiciones climatológicas que tuvieron lugar durante la floración no fueron buenas para la fecundación de los frutales, especialmente en los de floración temprana y extra temprana, lo que causó un siniestro importante de falta de cuajado. Las tasaciones evidenciaron un siniestro extremo en Extremadura, con daños muy elevados en ciruela. También daños importantes en Murcia y en Navarra. Se ha reclamado siniestro en 16.145 ha; la indemnización final será de 39 millones de euros.

 

Heladas en uva de vinificación
Principalmente, tuvieron lugar durante el mes de mayo y afectaron a Castilla–La Mancha y Castilla y León, y en menor medida a la Rioja Alta, Navarra y la C. Valenciana. Se han recibido declaraciones de siniestro de 36.963 ha (50% en Castilla–La Mancha y 40% en Castilla y León). A la espera de la posible recuperación, que se valorará en la tasación definitiva, está prevista una indemnización de 22,9 millones de euros.

 

Pedriscos reiterados
Desde el inicio de la primavera, tanto en marzo como en abril se repitieron las tormentas acompañadas de pedrisco, causando daños a numerosas producciones agrícolas. Pero a lo largo del mes de mayo se produjo tal reiteración de fenómenos tormentosos (tan solo en dos días del mes no se registró ningún pedrisco en España) que la situación meteorológica pudo calificarse de claramente anormal. Los pedriscos continuaron en el mes de junio, especialmente en su primera decena, agravando los daños en numerosas zonas y producciones agrícolas. Los más importantes se concentraron en Extremadura, Castilla–La Mancha y la región de Murcia, aunque también son cuantiosos en Cataluña, Castilla y León y Aragón.

Además de los frutales, se vieron afectados cultivos de cereales, uva de vinificación, cítricos, hortalizas y otros leñosos. La situación agravó en el mes de julio con numerosas tormentas de extraordinaria intensidad, como la que afectó al caqui en Valencia o las que se repitieron en Castilla y León, Navarra y La Rioja. En agosto y septiembre continuó la misma tónica, con el paso de continuas bolsas de aire frío que produjeron fuertes tormentas en muchas ocasiones acompañadas de pedrisco.

Cooperativas Agro–alimentarias de España ha aprovechado para recordar a los agricultores y ganaderos la conveniencia de contar con un seguro agrario para sus explotaciones, ante las extremas y muy variables condiciones meteorológicas que se están produciendo y sus perjudiciales efectos para sus producciones.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura