Los citricultores denuncian incumplimientos de contratos, impagos y destríos abusivos

El incumplimiento más frecuente es la renuncia repentina de determinados operadores a recolectar la totalidad o una parte de la cosecha

 

La caótica y desesperada situación que viven miles de citricultores valencianos como consecuencia de los pésimos resultados que está ofreciendo la actual campaña ha disparado la interposición de denuncias ante los juzgados por parte de los productores de cítricos, según ha informado en un comunicado la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA–ASAJA).

Los servicios jurídicos de esta organización agraria han constatado que en las últimas semanas están tramitando un gran número de casos que terminan materializándose en la presentación de demandas en los tribunales, circunstancia que refleja el modo en que la crisis está incidiendo en los citricultores. Los abogados de AVA–ASAJA han afirmado que el número de denuncias que están interponiendo alcanza niveles sin precedentes en la historia del sector.

Estas denuncias se centran, básicamente, en la comisión de tres irregularidades penalizadas por la ley: el incumplimiento de contratos, los impagos de las cosechas y la supuesta detección de una cantidad abusiva de destrío durante el proceso de confección de la fruta en los almacenes. El incumplimiento más frecuente consiste en la renuncia repentina por parte de determinados operadores comerciales a recolectar la totalidad, o parte, de la cosecha del agricultor, tal como se había acordado y recogido en el documento contractual.

También abundan los casos de operadores que dejan la fruta adquirida sin pagar o de los que intentan renegociar los precios a la baja o que deciden poner en práctica la ‘venta a resultas’, es decir, sin una cotización pactada de antemano. Otra de las anomalías detectadas, y que termina en reclamaciones ante los tribunales, es la presunta aparición de un elevado número de destrío en la fruta que se confecciona en los almacenes. En alguna ocasión, los destríos llegan incluso al 70% de la cosecha adquirida y «ese porcentaje de la fruta que supuestamente no reúne la condición comercial adecuada, no se paga al agricultor».

El presidente de AVA–ASAJA, Cristóbal Aguado, cree esta situación «es explosiva»; por ello, anima a los citricultores víctimas de abusos por parte de los operadores comerciales «a acudir a los tribunales para reclamar aquello que les pertenece por derecho, porque tampoco podemos consentir que se instale una sensación de impunidad y que aquí vale todo. También es cierto que hay muchos operadores comerciales que están trabajando con seriedad, pero el repunte que se está produciendo en materia de incumplimientos es alarmante».

Además, Aguado ha enviado un mensaje a las autoridades y, más concretamente, a la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) –dependiente del Ministerio de Agricultura– para que realice una campaña exhaustiva de inspecciones que «permita detectar las irregularidades en las que están incurriendo determinadas empresas y aplicar las sanciones oportunas». Finalmente, el presidente de AVA–ASAJA cree que «lo que está ocurriendo esta campaña citrícola refleja, una vez más, que la ley de la cadena alimentaria no está siendo capaz de ofrecer las soluciones que precisa el mercado, puesto que los agricultores, tal como queda patente a diario, siguen encontrándose en la indefensión más absoluta».

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura