Llorenç Frigola, presidente de la I.G.P. Poma de Girona

Entrevista
Llorenç Frigola, presidente de la I.G.P. Poma de Girona

‘El consumo del producto local contribuye positivamente a la sostenibilidad ambiental’

Poma de Girona es una Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.) que agrupa tres empresas que producen y comercializan la manzana: Girona Fruits (Bordils), Giropoma Costa Brava (Ullà) y Frutícola Empordà (Sant Pere Pescador). Esta I.G.P. cuenta con cerca de 80 socios productores que representan un total de 1.700 hectáreas productivas distribuidas entre las comarcas gerundenses del Baix Empordà, Alt Empordà, la Selva y el Gironès. Para saber más cosas de la misma, hemos conversado con su presidente, Llorenç Frigola.

¿Cómo ha ido la campaña de este año? ¿Cuáles han sido las mejores variedades?

Todas las variedades han tenido un buen calibre y una buena producción. Nos estamos adaptando a los veranos excesivamente calurosos, síntoma del cambio climático que tanto nos preocupa, con unas temperaturas nocturnas demasiado altas. Esto afecta principalmente a la variedad ‘Gala’, que es la primera que se cosecha, teniendo que recoger la manzana en múltiples pasadas para poderlo hacer en el momento óptimo de maduración, y aun así nos ha generado algo de merma en esta variedad.

En un mundo globalizado, ustedes reivindican el producto de proximidad, ¿no?

Creemos que el consumo del producto local (con calidad certificada como es el caso de las D.O.Ps. e I.G.Ps.) contribuye positivamente a la sostenibilidad ambiental: menos desplazamientos, menos embalajes y, además, la agricultura responsable ayuda a la conservación del territorio; asimismo, tiene un efecto directo en la sostenibilidad económica del territorio.

Pero también son exportadores. ¿Cuáles son sus principales mercados?

Nuestro principal mercado es el Reino Unido, pero también exportamos a Portugal, Francia y a países asiáticos como Israel o Emiratos Árabes.

¿Se consumen suficientes manzanas o hay que promocionar su consumo?

Siempre hay que promocionar el consumo de fruta en general, no solo de manzana, para conseguir una sociedad con una buena alimentación. Es un objetivo que tenemos claro en Poma de Girona. Si además parte de las 5 raciones de frutas y hortalizas diarias recomendadas son manzanas, mucho mejor. La manzana es una fruta que puede llevarse a cualquier sitio, no necesita embalaje, no es imprescindible pelarla, es resistente… ¡todo son ventajas!

¿Qué valora el consumidor de las manzanas de la I.G.P.?

Nuestra razón de ser nos lleva a producir unas manzanas de calidad, con buen sabor, sostenibles, confiables y seguras, e intentamos que así lo perciba y lo valore el consumidor.

¿Están tomado medidas desde Poma de Girona para combatir el cambio climático?

A pesar de que 2019 está siendo especialmente caluroso, ya hace tiempo que los productores de la I.G.P. Poma de Girona se van adaptando al cambio climático para paliar los efectos negativos. La reconversión a selecciones de la variedad ‘Gala’, que cogen color en condiciones más cálidas (60% de la superficie en 6 años), el uso de las redes antigranizo (57% de la superficie) para luchar contra el estrés climático, la utilización del riego por goteo para ahorrar agua (74% de la superficie) son algunas de las medidas tomadas para adaptarnos al cambio climático. Al mismo tiempo, desde las 3 empresas de la I.G.P. se están adoptando medidas para contribuir al impacto que genera la actividad. La más destacada es la reducción del uso de fertilizantes químicos, principal causa de la huella de carbono, de la producción de manzana mediante su sustitución por fertilización orgánica y la utilización de los métodos de racionalización de su uso.

¿Cuáles son los objetivos de esta marca de calidad a corto plazo? ¿Y a más largo plazo?

Tenemos dos objetivos claros vigentes ahora y para los próximos años: por un lado, hemos de seguir innovando para conseguir una producción cada vez más sostenible y más eficiente y, por otro lado, queremos trabajar más y más la comunicación. En el ámbito de la comunicación queremos que el consumidor conozca el esfuerzo y la rigurosidad en la forma de trabajar que tenemos en Poma de Girona, así como también potenciar el consumo de fruta, una alimentación saludable y la compra de producto local de calidad certificada.

Isidre Font.

Publicado en Revista de Fruticultura nº71

 

 

 

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura