La superficie de melocotonero y nectarino cae por primera vez en Cataluña

La Asociación Empresarial de Fruta de Cataluña, Afrucat, ha detectado por primera vez un descenso de la superficie plantada de melocotón y nectarina en Cataluña desde que tiene datos, una caída del 6% respecto al año pasado al pasar de las 22.673 hectáreas en 2018 a las 21.395 actuales.

El director general de Afrucat, Manel Simon, ha avanzado el descenso de la superficie en rueda de prensa junto al director de Alimentación, Calidad e Industrias Agroalimentarias del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) de la Generalitat de Catalunya, Carmel Mòdol, y al presidente del Comité de Fruta de Hueso de Afrucat, Sisco Palau, en la presentación de las previsiones de cosecha.

Según sus datos, la cosecha de melocotón de Cataluña alcanzará 520.980 toneladas, una cifra que supone un 27,7% más que el año pasado, una reducción del 8% respecto a 2017 y un incremento del 7 respecto a la media de las cosechas de entre 2016 y 2018.

Por grupos, el melocotón redondo crecerá un 18,5% (122.740 toneladas), el melocotón plano subirá un 29,7% (142.590 t), la nectarina subirá un 33,4% (323.000 t) y la pavía subirá un 11,4% (23.660 t).

Estos datos, referidos a la producción del año pasado, representan una recuperación parcial del potencial productivo catalán, ya que se tiene que tener en cuenta que el año pasado la producción cayó un 28% de forma global por la suma de diferentes factores (floración escasa, irregular y larga; un bajo cuajado y la confluencia de heladas y granizadas).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por provincias, en el caso de Lleida, la producción no llega al medio millón de toneladas potenciales y se queda en 486.060 toneladas, un 6% por debajo de la producción alcanzada en el año 2017. En Tarragona, el incremento es más leve dada la afectación que tiene la demarcación por el virus de la sharka y que está provocado arrancadas. Barcelona recupera su potencial productivo mientras que Girona mantiene su especialización en manzana y estabiliza su producción de fruta de hueso en poco más de las 1,5 toneladas.

 

Plan de arranque
Carmel Mòdol ha explicado que el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña ha publicado este martes el plan de arranque de la Conselleria que contempla 10 millones aportados en solitario por el Gobierno de Cataluña para que se puedan arrancar entre 2018 y 2020 unas 2.000 hectáreas de melocotón, nectarina, paraguayo y platerina, y ha precisado que los agricultores tienen de plazo hasta mediados de junio para presentar la documentación. Pueden acogerse los productores que hayan arrancado parcelas plantada de estas especies desde el 1 de julio de 2018 hasta la fecha de publicación de la convocatoria o que tengan previsto arrancar hasta el 15 de mayo de 2020.

Mòdol ha dicho que para disminuir la superficie en los fondos operativos de las organizaciones de productores «no se subvenciona la plantación de melocotoneros, nectarinos y paraguayos y sí la de otras superficies arbóreas que no tienen las condiciones de mercado difíciles que tiene la fruta de hueso».

Todas las acciones buscan un objetivo común que es levantar la rentabilidad al sector y de una manera muy significativa al agricultor. Solo dando una vuelta por las comarcas de Lleida se ven melocotoneros que no se riegan, que se están secando porque serán arrancados pronto y algunos cortados, «estamos esperanzados porque el sector ha tomado conciencia de la cruda situación en la que se encuentra», ha afirmado.

Rosa Matas. Lleida.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura