La poda 4.0, un sistema sencillo y eficaz

El gerente de El Vivero de Abel, Antonio Poblador, afirma que ‘hay que saber interpretar lo que el árbol te dice’

La poda 4.0 es un sistema de poda para cultivo intensivo, sobre todo en almendro, que está llevando a cabo desde hace años El Vivero de Abel. Este sistema de formación «es ya una realidad», tal como ha explicado el gerente de la firma aragonesa, Antonio Poblador, que ha comentado que «lo denominamos 4.0 porque solo podamos las 4 primeras verdes de cada plantación. A partir de allí ya no podamos más, a excepción de alguna rama que se pueda caer. Es una poda cero, sistema que también se conoce como poda aragonesa».

Poblador ha subrayado que «la poda 4.0 es fácil, sencilla y sobre todo eficaz. La estamos aplicando en almendro, donde tanto a nivel nacional como internacional, hemos difundido este sistema que está funcionando muy bien. Ahora también hemos empezado con las primeras pruebas en pistacho y queremos hacer algo en avellano de un solo pie, que es otra línea que llevamos en la empresa».

Entre 7 y 9 toneladas de cáscara por hectárea

Con este sistema, que no es muy caro según la compañía y con el cual se empieza a recuperar parte de la inversión efectuada a partir de los dos años y medio (300 kg pepita/ha), se está llegando, a partir del 6º y 7º año según el clima, a producciones de 7, 8 y 9 toneladas de cáscara por hectárea, que traducido a pepita es más complejo de calcular ya que cada variedad tiene un rendimiento distinto.

Sobre qué variedades son las más interesantes para utilizar este sistema de poda, Antonio Poblador ha recalcado que «hay variedades que necesitan más despuntes como la Guara y otras como la Soleta que necesitan menos. Lo importante es que hay que saber interpretar lo que el árbol te dice en cada momento, porque cuando vamos al campo no lo hacemos para mirar el paisaje sino para ver lo qué está ocurriendo en cada momento en el árbol. Aunque cada variedad la interpretamos de una manera distinta, la síntesis es la misma, despuntar y luego hacer un árbol con muchas ramas, muy inducido a ramillete de mayo y mucha producción. Y no hacer árboles gigantes sino más compactos que los de, por ejemplo, California».

Respecto al marco de plantación utilizado, el gerente del Vivero de Abel ha dicho que «si es para recolectar con paraguas, tractor individual y agricultor, es decir una finca de pocas hectáreas, es un 6x5, lo mínimo, pero si es una recolección de máquina de Tenías, con buggis y algún otro tipo de vibrador en continuo podemos bajar de 5,5 a 2,5, aproximadamente».

El sistema de poda 4.0 o poda aragonesa se puede aplicar tanto en pequeñas fincas de una hectárea como en grandes que tienen más de 2.000 ha. Se está llevando a cabo en toda la Península ibérica, en el sur de Francia, en Italia, en países del Norte de África, como Marruecos, Argelia, Túnez y Egipto, en Azerbaiyán, que es un país de moda, y en Grecia. De todas formas, Poblador ha comentado que «en muchos casos hasta que no ven cómo se hace y cómo funciona les cuesta entenderlo porque hemos roto con los esquemas que había hasta ahora. Nosotros dejamos muchas ramas en el tronco al principio para que se engrose, despuntamos con corta seto o con máquina corta setos y dejamos ramas en el interior del árbol para que el resto de ramas se abran, y después quitamos del centro». Una de las ventajas de la poda aragonesa es que no requiere de mucha mano de obra especializada, pues es muy mecánica y en consecuencia eficaz.

El gerente del Vivero de Abel tiene claro que «somos una empresa productora de plantas que se ha metido sin querer en otro terreno, pero estamos muy a gusto asesorando en un sistema de poda que está revolucionando el sector, conocido tanto por centros oficiales como por instituciones y entidades. Evidentemente, hay gente que no apuesta por la poda 4.0 y es normal que haya discusión, pero nosotros llevamos muchos años con este sistema de trabajo con unos buenos resultados. Asimismo, a nivel particular estamos en contacto con todos los centros de investigación de nuestro país».

Además del sistema de poda 4.0, la empresa aragonesa ha presentado en Fruit Attraction la Shasta, que según ha manifestado Antonio Poblador «es una variedad de almendra del obtentor viverista Burchell Nursery, que distribuimos en exclusiva en España y Portugal, y que es hija del cruzamiento de la española Guara con la estadounidense Non Pareil, que presenta las mejores características de ambas». Así, ha indicado que «tiene una floración tardía, autofertilidad, un rendimiento del 60 al 65%, y es precoz a la hora de madurar y de entrar en producción». Para añadir al respecto que «se trata de una variedad peculiar, porque tiene una cáscara semi blanda tirando a blanda. Es una variedad para consumo en fresco, pero también hemos hablado con compradores que están haciendo pruebas organolépticas y químicas con empresas turroneras que adquieren almendra para elaborar sus productos».

El Vivero de Abel es una empresa situada en Caspe (Zaragoza) que suministra planta a España, Francia, Italia, Portugal y Marruecos. Desde hace años está trabajando con la variedad de almendro más plantada en nuestro país, Guara, y dispone de variedades como Diamar, Soleta e Isabelona, diseñadas por el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón.

Isidre Font, Madrid.

Publicado en Revista de Fruticultura nº67

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura