La 'Generalitat de Catalunya' crea una oficina técnica para dinamizar el sector de la avellana

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Catalunya, Teresa Jordà, ha anunciado en Reus la creación de una oficina técnica para el desarrollo del Plan de valorización de la avellana. Esta medida se suma a la aportación económica que recibirán 472 agricultores, jóvenes y profesionales, que se dedican al cultivo de los frutos secos. Estas dos medidas han sido acordadas con el sindicato agrario Unió de Pagesos (UP) ante la complicada situación que sufre el sector de la avellana.

Jordà ha señalado que «queremos incrementar la presencia de la avellana en el territorio e implantar nuevos canales de valorización». Por ello, «hay un liderazgo global, que ponga el acento en la calidad y singularidad de la avellana». Según la consejera «la avellana de Reus debe ser un referente de identidad territorial, capaz de mantener un entorno productivo de calidad, un paisaje característico y una estructura social y económica viva».

La oficina técnica será la herramienta impulsora y el organismo encargado de gestionar el desarrollo del Plan estratégico para la valorización de la avellana que presentó el Departamento el pasado mes de noviembre, y que es una de las medidas acordadas por el Grupo de Trabajo de la Avellana. Este plan trata conjuntamente la situación estructural del sector y las medidas que deben garantizar su futuro, y pretende incrementar la presencia del producto en el territorio de producción, implantar nuevos canales de valorización y, en último término, contribuir al mantenimiento del cultivo, el paisaje y la estructura social vinculada al sector. Esta nueva oficina trabajará de manera vinculada con el sector y buscará la colaboración de las diputaciones de Girona y Tarragona y de otros organismos.

Las ayudas que se otorgarán tendrán 472 beneficiarios, 2.633 hectáreas de superficie y un importe total de 390.200 euros. Así, 66 jóvenes percibirán 280 € por hectárea con un importe total de 129.200 euros por 464 ha de cultivo; las ayudas directas a los profesionales a 443 agricultores, que recibirán 120 € por ha con un importe de 260.280 € y 2.160 ha de superficie de avellanos. Los beneficiarios se concentran, principalmente, en la demarcación de Tarragona, en menor medida en las Tierras del Ebro, y algunos en Girona, Lleida y Barcelona.

 

Otras demandas

La consejería de Agricultura ha anunciado que también apoyará a los jóvenes incorporados al sector de la avellana habilitando una línea de créditos del ICF (Instituto Catalán de Finanzas) específica para jóvenes agricultores con superficie de avellano durante los 5 años posteriores a su incorporación. Este crédito se utilizará para abordar las inversiones previstas o previstas en el futuro durante el resto del periodo de incorporación (maquinaria y cualquier otra inversión). Además, el Departamento facilitará y avalará los créditos de manera individualizada durante toda la incorporación y durante 3 años a la línea del ICF Agrocrèdit Circulante.

Asimismo, ha confirmado la negativa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA)  a convocar la ayuda específica al sector de los frutos secos de 120 €/ha. Además, también se han presentado en Madrid la solicitud de reducción de los módulos del IRPF para el cultivo del avellano y la del atraso de las cuotas de Seguridad Social, pendientes aún de respuesta. Complementariamente, se ha pasado ya al MAPA la lista de municipios afectados por inclemencias meteorológicas durante el año 2018 para que establezca la reducción de módulos en su Orden.

Por su parte, Unió de Pagesos ha valorado 'positivamente' las medidas dirigidas a que los productores de avellana puedan superar esta situación coyuntural, pero sobre todo ha destacado la inversión realizada en la oficina que deberá permitir desarrollar líneas de trabajo de futuro estratégicas para la avellana.

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura