La autorregulación en el sector oleícola centra el debate en Estepa

La IV Tertulia BusinessAgro Olivar/AOVE ha debatido a principios de noviembre en la Cooperativa Oleoestepa, ubicada en Estepa (Sevilla), sobre importantes cuestiones vinculadas a la autorregulación, un mecanismo que sigue avanzando como herramienta clave para resolver la crisis coyuntural de precios que vive el sector del aceite de oliva español.

El encuentro ha sido inaugurado por Carmen Cristina de Toro Navero, directora general de Industrias, Innovación y Cadena Agroalimentaria de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, quien ha puesto en valor a este sector. Así, ha señalado que «Andalucía es líder en la producción a nivel mundial, pues representa el 80% de la producción nacional, y aunque estamos ante un sector fuerte no podemos bajar la guardia: los aranceles, el Brexit, la reforma de PAC, los bajos precios… son aspectos que amenazan al sector, y sobre los que ya estamos trabajando, como es el caso del almacenamiento privado, recientemente aprobado por la Comisión Europa».

Han acompañado a Cristina de Toro Navero en esta inauguración, Alfredo García, presidente de Oleoestepa, que ha resaltado el importante papel de foros como este para debatir y comunicar aspectos claves para el sector; y Gissèle Falcón, directora de Siete Agromarketing, quien ha agradecido la participación de todos en este evento.

Para abordar el tema de la autorregulación la Mesa de Expertos ha contado con Álvaro Olavarría, director gerente de Oleoestepa; Cristóbal Gallego, presidente del Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro–alimentarias de Andalucía; Teresa Pérez, gerente de la Interprofesional del Aceite de Oliva, y Silvia Capdevilla, subdirectora general Cultivos Herbáceos e Industriales y Aceite de Oliva del MAPA.

La autorregulación del sector es una propuesta de Cooperativas Agro–alimentarias de España elevada a la Comisión Europea con la colaboración y apoyo del MAPA, ante la crisis por la que atraviesa el sector del aceite de oliva desde hace más de campaña y media, como consecuencia de los bajos precios y una cosecha histórica. Ante la imposibilidad por el momento de una autorregulación obligatoria, a través de una extensión de norma en el seno de la Interprofesional del Aceite de Oliva, como así explicó su gerente, Teresa Pérez, actualmente se trabaja en una autorregulación voluntaria, contemplada en la propia PAC, cuyo proyecto de desarrollo fue presentado a Bruselas en el mes de julio. «Se trata de una propuesta muy novedosa y como tal desde la Comisión Europea quieren que se elaboren de forma clara y concisa los mecanismos de esa retirada voluntaria, cuándo se desencadenaría y cuándo no, cómo y cuándo vuelve el aceite al mercado…», ha apuntado Silvia Capdevilla, quien ha informado que actualmente el ministerio está trabajando en unos modelos econométricos, junto con la Universidad Autónoma de Madrid, para presentar un estudio a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, confirmando que esta retirada voluntaria no perturbaría el mercado ni perjudicaría a los propios consumidores. Desde el ministerio estiman que, en plazo inferior a tres meses, dichos modelos matemáticos estarán listos para completar el informe, y con el visto bueno de Competencia, trasladarlo nuevamente a la Comisión Europea. «Creemos que en primavera de 2020 podremos tener la aprobación por parte de la Comisión a esta propuesta», ha avanzado la subdirectora general.

Por su parte, Cristóbal Gallego, ha lamentado la dilación del proceso por parte de Bruselas, considerando que la aprobación o no de la propuesta depende más de «una cuestión de voluntad política». El responsable sectorial ha recalcado que desde Cooperativas Agro–alimentarias lo que se persigue «es la autorregulación obligatoria, mediante su inclusión en la próxima reforma de la PAC, junto al vino, sector para el que sí se recoge en la actualidad». No obstante, y hasta entonces, «la retirada voluntaria vía cooperativas, las cuales aglutinan casi un 70% de la producción, sí contribuirá a un reequilibrio del mercado y no a su alteración».

Asimismo, Álvaro Olavarría, ha afirmado que «el olivar se ha convertido en un cultivo refugio, por lo que necesitamos medidas urgentes que nos ayuden a superar esta crisis, y ya vamos tarde».

Con un recorrido legislativo positivo a priori a esta medida de autorregulación voluntaria, en la Mesa de Expertos se ha puesto de manifiesto también que esta normativa vendría a solventar un problema coyuntural del sector olivarero, pero la cuestión es si estamos ante una crisis coyuntural o estructural. Por ello Capdevila ha recalcado que «si se quiere un cambio estructural del sector, la autorregulación no va a proporcionar los mecanismos para llevarla a cabo», mientras que Teresa Pérez, ha subrayado que «hoy estamos ante un problema coyuntural y como tal debemos abordarlo, pero eso no implica que no debamos llevar a cabo acciones que conduzcan a cambios estructurales en el sector».

 

Producción óptima y de calidad y digitalización
Además de autorregulación, en esta jornada también se han abordado en esta IV Tertulia BusinessAGRO del Olivar aspectos como la digitalización y los mecanismos para lograr una producción óptima y de calidad, todo ello enfocado a lograr la tan ansiada rentabilidad por parte del productor.

Así, una de las mesas de diálogo se ha desarrollado bajo el título ‘Claves para una producción óptima y de calidad’, y contó con la participación Alfonso Gómez, consejero delegado y director de Marketing de Todolivo; Ángela Borrás, product manager de Compo Expert, y José Luis García, director de Expansión de Sohiscert. Este último ha subrayado que «lo que demanden los mercados al mejor precio que están dispuestos a pagar, y hoy día lo que demandan es confianza. Por ello, siempre digo que, si tu producto no es diferente como para que seas la primera elección del consumidor, procura que sea muy barato».

En su intervención, Gómez ha presentado el trabajo varietal que desde hace años llevan realizando en su compañía, en colaboración con los principales centros de investigación, con el fin de adaptarse a las necesidades del campo, pero también a los nuevos consumidores. «Una producción óptima y de calidad también es lograr la máxima rentabilidad, y eso se alcanza con nuevos sistemas de producción y nuevas variedades», ha apuntado Alfonso Gómez.

Para lograr una producción óptima y de calidad en la actualidad es clave el manejo de la explotación y como ha expuesto Ángela Borras «realizar un estudio previo de cada parcela para poder adaptarse y hacer un uso óptimo de los recursos mediante un manejo adecuado».

El segundo bloque se ha centrado en analizar el nivel de digitalización del sector del olivar y los beneficios que tiene para lograr un riego más eficiente y efectivo. Para ello, Emilio Camacho, catedrático de Ingeniería Hidráulica de la ETSIAM (UCO) y director del Departamento de Agronomía, ha destacado que esa digitalización o sensorización de las parcelas mejora el uso del riego, y como la precisión en el mismo contribuye a una mejora de las producciones y a una mayor calidad de la misma. Al respecto, Camacho ha apuntado que «hoy las tecnologías de riego están lo suficientemente desarrolladas como para apoyar un manejo del riego de precisión basado en un conocimiento del mismo». Para hablar sobre esa tecnología del riego aplicada al olivar, Ana García, responsable de Desarrollo de Negocio Agricultura Conectada de Bosch España, ha desarrollado las diferentes soluciones que su compañía ha implementado para este sector, como el Smart Irrigation y el Field Monitoring.

Organizada por Siete Agromarketing y eComercio Agrario, la IV Tertulia BusinesAGRO del Olivar ha contado con el patrocinio de Compo Expert, Todolivo, Bosch España y Sohiscert y la colaboración de Cooperativas Agro–alimentarias de Andalucía y la Cooperativa Oleoestepa.

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 
 

 

Jornadas Fruticultura