Fruketabio exporta sus 350 toneladas de albaricoque ecológico

Fruketabio exporta sus 350 toneladas de albaricoque ecológico

La empresa empieza a producir pera Selena y cultiva granados.

 

La producción ecológica empieza a contarse por toneladas. Fruketabio, la empresa leridana con mayor extensión de albaricoque ecológico de Catalunya, distribuye el 96% de sus más de 350 toneladas en el mercado exterior. A la espera de la mayor demanda de producto ecológico en España, la compañía, creada por Josep Maria Gallart, ha entrado esta primavera en los mercados escandinavos. Establecimientos especializados en producción ecológica de Dinamarca, Suecia y Noruega, además de Austria son clientes de Fruketabio. Se suman a los alemanes, franceses y suizos a los que comenzó a vender el año pasado. La joven compañía aspira también a entrar en Inglaterra para cerrar su abanico europeo según las previsiones de su comercial Enric Cagigos Coll.

 

 

Comenzar a exportar es, en palabras de Cagigos, la manera de crecer en producción. «Si en Europa la fruta ecológica se consumen en palets o medios palets, en España se hace en cajas. Cuando empezamos, vimos que el mercado nacional era muy complicado con la crisis, era un mercado poco receptivo a nuestro producto, por precio domina la producción convencional».

Hace seis años que Gallart se planteó hacerse un hueco en la producción ecológica del albaricoque. «Mi objetivo era contar con un producto diferenciado con volumen suficiente para hacerlo rentable pensando en que mis hijos puedan continuar el negocio y sacar más rentabilidad a las fincas. Para que eso ocurra tenemos que producir en cantidad, pensando en las grandes superficies», cuenta el fundador de Fruketabio.

A la hora de emprender su aventura, Gallart contó con su experiencia y la amistad del viverista y agricultor francés Benoit Escande, con el que además de crecer en albaricoqueros Fruketabio dará este año el salto a la comercialización en España de manzana Juliet y pera Selena.

Para estar presente en la agenda de la distribución y tiendas especializadas durante toda la campaña, Fruketabio ha plantado variedades que van madurando progresivamente entre mayo y finales de junio.

En su finca de Sunyer crece la variedad Colorado, listo para exportar la semana del 15–20 mayo, la Tsunami (del 17–22 de mayo), la Spring Blush (22–26 de mayo) y la Flodea (25–31 mayo).

Muy cerca, en la comarca del Segrià, en la finca de Artesa de Lleida, donde la familia Gallart se dedica desde el XVIII a la agricultura, crecen las variedades más tardías. Son otras cuatro: Pink Cot (semana 01–07 de junio), la Robada (semana 05–10 junio), la Big Red (semana 10–15 junio) y la Bergebal (semana 15–20 junio).

«Si quiero abarcar el mercado europeo los futuros clientes necesitan que desde el principio al final yo les suministre. La campaña de albaricoque empieza en mayo y acaba a mediados de junio, teníamos que ocupar toda la temporada», sostiene Gallart.

Control de malas hierbas con medios mecánicos y manuales, aportación de los restos de la siega, trituración de los restos de la poda, adecuada separación entre los árboles y control fitosanitario respetando los organismos vivos beneficiosos, mediante el uso del control biológico de plagas y enfermedades y trampas y confusión sexual son algunas de las marcas de Fruketabio que ha apostado por variedades que, además de gusto, tengan excelente presencia.

 

Pera Selena y manzana Juliet

Para hacerse mayor, la compañía, con almacén en Soses camina en dos direcciones. La producción avanza con la plantación, también con la filosofía ecológica, de media hectárea de nectarina y de pera Selena. La comercialización prospera con alianzas.

Josep Maria Gallart y Enric Cagigós han conseguido, de la mano de Benoit, la exclusiva para comercializar en España y Portugal la pera Selena y la de manzana Juliet, variedad que sólo se produce ecológica y en Francia.

«Ya tenemos diez hectáreas plantadas de Selena. Este es el tercer año que tenemos plantadas las peras en Alfés. De momento no la estamos comercializando, este año será el primer año que habrá en España», avanza Cagigós, optimista porque, según cuenta, algunas cadenas especializadas en producto ecológico ya han mostrado su interés.

De esta manera, la empresa leridana se ha acercado a la asociación impulsada por Viveros Escande ‘Les Amis de Juliet®’ (Los Amigos de Juliet®), el club de los obtentores y fruticultores que la cultivan.

Producción propia y comercialización de marcas ecológicas de pera y manzana de prestigio, y con exclusividad, son las dos armas con las que Fruketabio quiere consolidar su crecimiento y hacerse un espacio también en la gran distribución en España.

La decisión de distribuir Selena y Juliet ha abierto la posibilidad de plantearse empezar a distribuir un pequeño porcentaje albaricoque en España a partir de la próxima campaña. Las dos actividades de la empresa se retroalimentan.

 

Granados

A este crecimiento Josep Maria Gallart ha aportado una nueva iniciativa: la introducción en Lleida del cultivo de granados. Muy cerca de Alfés, en la población de Aspa, ha plantado dos hectáreas y media de granados. Gallart ha querido trasladar a Catalunya el creciente interés por este cultivo leñoso en la comunidad valenciana aprovechando la inclinación de los consumidores por las propiedades antioxidantes de las frutas rojas.

«La pulpa roja tira mucho. Tenemos producto ecológico que ofrece juventud, es otra oportunidad que nos da el mercado», explica Enric Cagigos.

R. Matas. Lleida.

 

 

 

Publicidad

Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ejemplar gratuito

Publicaciones recomendadas

 

 

Jornadas Fruticultura